“El Gobierno nacional tiene una visión muy centralista y muy ignorante”, afirmó el analista Zuleta Puceiro

En comunicación con Open 101.7 el analista político Enrique Zuleta Puceiro, reflexionó sobre la situación del Gobierno nacional tras las elecciones Primarias Abiertas, Simultaneas y Obligatorias (PASO) y las diferencias con los temas de interés que se proponen en las provincias.

Tras los resultados de las PASO, en medio de las presentaciones de renuncias y las marchas y contramarchas del Presidente, el analista Enrique Zuleta Puceiro analizó en Open 101.7 el impacto de las elecciones del pasado domingo y la emergencia de los espacios políticos provinciales, cada vez más alejados de la mirada del país central.

“Estamos viviendo un ciclo que conocemos mucho en la Argentina. Es el ciclo en el cual una coalición electoral exitosa e innovativa tropieza a la hora de la elección de medio término con la necesidad de convertirse también en una coalición de gobierno. Entonces aquello que es positivo y rinde frutos en una campaña electoral, a la hora de tomar decisiones de gobierno, complican las cosas”, comenzó explicando el analista.

Remarcó que desde el retorno de la Democracia en 1983, “solo hubieron dos momentos en los cuales el gobierno ratifica en la elección intermedia su propuesta”.

Planteó que “tal vez, la noche del domingo pasado fue parecida a la noche del 87 en al cual Alfonsín perdió en 17 provincias o la noche de De La Rúa cuando quedó 15 senadores abajo u otros momentos críticos más próximos, por ejemplo la elección de 2009 cuando Néstor perdió la elección con De Narváez y también puede ser comparable a la noche de la 125. Son los momentos en los que la política tiene que dejar de cobrar, dejar de gozar y disfrutar de los beneficios del momento electoral y hacerse cargo de la realidad de tener que gobernar”.

Sobre la Ley de Presupuestos presentada para el 2022, Zuleta Puceiro dijo que “Alberto Fernández eligió un camino ayer, que fue el de la ley de presupuestos, que si la revisan hoy en lineamientos generales en todos los diarios. Hay sectores en el gobierno que no quieren salir, sino más bien consolidar sus estructuras”.

“Esta es una contradicción que está repitiendo momentos calcados. En el 87 lo que hizo Alfonsín fue prescindir de su guardia vieja de amigos y dirigentes e instalar un grupo de ministros que tenían 30 años. Nosiglia, etc. llegaron en ese momento”, comparó.

En tanto contrastó lo sucedido “en el 2009 Cristina lo que hizo fue redoblar la apuesta, le tiró al grupo triunfador la ley de medios, el matrimonio desigual, las siete reformas de la justicia, los quebró, los dividió y dos años después les ganó con más del 50% de los votos”.

Al ser consultado sobre el rol de las PASO, Zuleta Puceiro remarcó que “formo de la inmensa mayoría que considera que las PASO son un invento argentino. En su momento le sirvió a los ocasionales socios. Lo que las PASO prometían era simplificar el sistema de partidos, fortalecer las dos grandes acciones oculares, desactivar los quioscos,  desestimular a los aventureros políticos. Años anteriores, no ocurrió nada. Ahora cuando ocurrió fueron los efectos exactamente opuestos. Es un invento Argentino. Ningún país instaló este sistema ni lo va a hacer. Es una locura”.

Recordó que a principios de año “un grupo de los gobernadores le pidió a Fernández suspender las PASO porque es un ejercicio gratuito que genera un nivel de inestabilidad y parálisis. Le solicitaron ir directamente a las elecciones porque las elecciones son las que determinan el rumbo política. Esto no es una elección. Y efectivamente… se está ahogando en un vaso de agua que es el equipo de Alberto Fernàndez y seguramente el de Cristina Kirchner y la verdad de la cosa es que aún no se ha votado nada”.

Explicó qué no podían suspender las PASO, “no solamente por ahorrarse costos, sino porque es una especie de simulacro político que solo puede ir en beneficio de ciertos sectores minoritarios que solo quieren ahorrarse la democracia interna, trasladársela a la gente sometiendo a las fuerzas políticas y al sector en su conjunto a prueba de fuerza, la que la mayor parte de las veces no estuvo lograda. Ojalá que no estalle porque en la Argentina el sistema funciona, el sistema de partidos tenemos posibilidad de modificar”.

El analista se planteó sí “¿vale la pena gastar energía política y frustrar casi todas las ramas del gobierno solamente para que los dirigentes políticos apoden mejor sin necesidad de los riesgos de la democracia interna? Me parece que no. ¿Por qué insiste Alberto Fernández en hacer las PASO? Sin dudas pensaba, desde una política sin territorio, sin partido propio y sin nada, que podría, con las candidaturas al frente del peronismo de gente de su grupo ejercer un mejor equilibrio en el interior del gobierno. Y eso no pasó. Ha habido una derrota electoral tremenda que abarca todo el país. Se paró el terreno para una elección que vendrá muy crispada y donde el gobierno seguramente si no modifica muchísimas cosas en 45 días, probablemente sufrirá una derrota mayor”.

Al ser consultado sobre la mirada que tiene el Ejecutivo nacional, Zuleta Puceiro explicó “el grupo que discute esto es un grupo mínimo. Por un lado están los santacruceños que están abocado al tema energético y están detrás de la ley de hidrocarburos, el resto es un grupo de Buenos Aires. No se si hay un par de ministros del interior, el resto son todos personas de Buenos Aires, y de ellos por lo menos dos tercios de la capital y de la UBA. Son sectores mínimos que han podido funcionar”.

Para el analista “este es un sistema que produce una concentración en el sistema electoral, me parece que es difícil en este momento quebrar esto. Hemos tenido grandes presidentes de las provincias. No es solo la provincia de Buenos Aires, es también la idea desde donde se mira el país. Es una visión muy centralista y muy ignorante.

Sobre la emergencia y afianzamiento de los provincialismos, Zuleta Puceiro remarcó que “es una tendencia mundial. En Europa hace 25/30 años hubo una revolución de una demanda social que vino a vehiculizar por los líderes regionales. La fuerza de Europa son las ciudades. Crecimiento, innovación, con eso ganaron las pulseadas. El poder local es fuerte porque es otra legitimidad y resuelve problemas tangibles”.

Sobre nuestra región describió que “Corrientes y Misiones están en el medio de un mapa donde no son marginales. A la derecha Uruguay, a la izquierda Paraguay, al norte el sur Brasil y al sur las provincias potentes de la zona núcleo de Argentina. Es una vertiente de riqueza, de producción, de crecimiento, de innovación. Misiones tiene una ventaja porque está más arriba y Corrientes está paralizada. En el medio de un ecosistema de innovación que funciona, y son más bien arrastradas por un modelo de país que no funciona y que está abroquelado en los bastiones del Gran Buenos Aires o desde los bastiones intelectuales y sectarios que es el mundo de Buenos Aires. Deberían romper eso, mirar hacia arriba y hacia afuera y no hacia abajo y hacia adentro”.

Al ser consultado sobre el resultado de las PASO y como debe leerlo el Gobierno nacional, planteó que “¿Qué le dijo la sociedad al gobierno? Dejá de protegerme, cuidarme, basta de paternalismo. Dejáme respirar, crecer, educar, funcionar, sacáme el pie de encima. Y a la oposición ¿qué le dijo? Dejá de protestar y dejá de llorar. ¿Querés votos? acá los tenés. Ahora compórtate y hacete cargo. Porque así como prescindí de vos en el 2015 y en el 2019, cuando te di los mismos instrumentos y los malversaste, te los voy a volver a cobrar porque te voy a monitorear día or día y te voy a volver a cancelar cuando haga falta”.

Zuleta Puceiro fue tajante al afirmar que “la sociedad le dio un mensaje al gobierno y a la oposición que debe ser escuchado y entendido. Hoy el gobierno y la oposición tienen un mandato de transformación. Lo saben todos. Si uno deja de leer los diarios se encuentra con un país que funciona”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password