Schiaretti: “En el manejo de la economía hay una situación contradictoria”

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti se llevó plantines forestales de Misiones, para repoblar su provincia, asfixiada por el avance de la soja y la expansión granera. En un acuerdo firmado con el gobernador Hugo Passalacqua, compró tres millones de plantines de la Biofábrica, junto a la tecnología para recuperar bosques en Córdoba. A cambio, dejó varias definiciones fuertes en el ámbito político y económico.

Reconocido antikirchnerista, Schiaretti asegura que Argentina se salvó de una crisis profunda a fines de 2015, pero cuestionó “las contradicciones” del modelo económico de Mauricio Macri y advirtió que los gobernadores deben unirse para “evitar las crisis”.

El mandatario de “La Docta” negó que haya un eje Córdoba-Buenos Aires y aseguró que “lo que defendemos los cordobeses siempre es al interior”.

“Siempre preguntamos y expresamos todas nuestras posiciones, no sólo en la defensa de Córdoba sino de todo el interior del país. Nosotros somos una parte indestructible, de una parte indivisible de la Nación Argentina y  Latinoamérica”, insistió. 

Para el cordobés, se vive una situación política inédita que “significa crisis y oportunidades”.

“Es inédita porque es la primera vez desde el retorno de la democracia que nadie tiene la mayoría del Congreso Nacional y esto obliga a que haya el permanente diálogo. A mí me parece importante y lo compartíamos con Hugo, que la primera responsabilidad que tenemos aquellos a los que el pueblo nos  confió funciones para gobernar es evitar las crisis”, explicó.

Schiaretti remarcó que la deuda pendiente de la política ha sido reparar “lo que la Dictadura genocida destruyó”.

“La dictadura genocida no sólo masacró a 30 mil compatriotas, sino que destruyó el tejido social y el aparato productivo que tenía la Argentina. Y la democracia, no lo supo arreglar, tanto es así que cuando uno mira el índice de pobreza cada década que pasa es superior el índice de pobreza promedio de la década anterior. Es porque siempre hubo grandes crisis y, en esas grandes crisis, millones y millones de compatriotas eran arrojados abajo de la línea de pobreza y después el país mejoraba un poquito, estabilizaba y venía otra crisis”, argumentó.

Lo central  es evitar que haya una gran crisis. Y Argentina iba a fines de 2015, rumbo a tener una gran crisis, por lo tanto hay que evitarlo porque la crisis lo único que hace es dejar más compatriotas debajo de la línea de pobreza.

“Nunca cuanto peor es mejor. Decir que cuanto peor es mejor, es una especulación electoral que perjudica al pueblo y esto tiene que cambiar definitivamente. Este es el planteo que hacemos los gobernadores, y desde el Peronismo, cuando me preguntan con qué yo me siento identificados, me siento identificados con el Peronismo de los Gobernadores Peronistas, que estamos empeñados en garantizar la gobernabilidad, estamos empeñados en que el país pueda no solo no caer en crisis sino que pueda empezar a salir”, advirtió.

Schiaretti anticipó que sea cual fuere el resultado de las elecciones, esa paridad en el Congreso no se modificará. “Después que pasen las elecciones vamos a tener que seguir dialogando y estamos convencidos en garantizar la gobernabilidad”, aseguró.

Para el mandatario, uno de los temas en los que hay que avanzar es en la reforma impositiva en la que “lo único que está claro es que en un país como la Argentina la presión fiscal, no puede ser del 18%” porque eso significa un Estado ausente y como mínimo tiene que ser del 32%”.

La Justicia Social, no viene por la “teoría del derrame, sino por la opción del Estado que es el que fija las reglas de juego y toma las medidas”, sentenció.

Ante una consulta de Economis, Schiaretti sostuvo que se evitó un estallido a fines de 2015 y opinó que “ganara quien ganara había que tomar medidas correctivas” para no repetir un “Rodrigazo”.

Sin embargo, cuestionó el rumbo económico del gobierno de Macri. “Hay en el manejo de la economía una situación que es contradictoria, porque hay una política fiscal que es laxa en relación que no hay una reducción del régimen fiscal que es lo que nos afecta día a día, y una política monetaria constrictiva con tasas de interés altísimas que hace que no haya reactivación y penaliza el consumo”.

“El que tiene que dar explicaciones de esto es el Estado nacional, de porque tomaron éstas medidas, porque ellos creen que éstas son las medidas correctas. Pero lo que estamos observando es que esta contradicción no hace que baje la inflación y no haya una reactivación que se note masivamente”, criticó.

“Yo sigo haciendo votos para que baje la inflación porque sigue golpeando a los más humildes, y que  haya una reactivación para que la gente pueda tener empleo y para que crezca”, concluyó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password