El otro contrabando: en lo que va del año Misiones decomisó más de mil toneladas de soja en negro

En el imaginario está instalado que la frontera caliente es aquella por la que ingresa marihuana o cigarrillos de Paraguay o Brasil. Pero en el año de la pandemia, Misiones tuvo que comenzar a lidiar con otro ataque constante: la expansión de la frontera de la soja. Lo que antes era un delito menor se transformó en un negocio millonario que tiene a todo un ejército de conductores y camiones de carga dispuesto a asumir los riesgos de ser detenidos.

En lo que va del año la Policía de Misiones junto a los especialistas de la Agencia Tributaria de Misiones lograron el decomiso de 36 camiones y más de mil toneladas de soja en negro que ingresaron por las rutas tradicionales y por “nuevos” caminos vecinales. Se calcula un precio de “mercado” de 400 dólares la tonelada (La soja disponible llegó este martes a un valor de 525 dólares por tonelada en el mercado internacional). El número impacta, pero es incluso menor al negocio global. 

Es que la fuerza misionera y la agencia fiscal, se sumaron a las fuerzas federales que antes eran las protagonistas excluyentes en este combate. La Prefectura Naval Argentina, durante el año pasado secuestró 3.903 bolsones de soja, con 195.150 kilos, lo que equivale a un aforo de 4.030.987,21 millones de pesos. En Misiones la fuerza nacional secuestró más soja que marihuana: 63.566 kilos en 103 procedimientos.

El negocio es redondo si culmina con éxito. Los agroexportadores de diferentes provincias argentinas envían hacia Paraguay y Brasil camiones con toneladas de soja, con el fin de vender a precios internacionales vigentes. De esta manera, evitarse el pago de las retenciones que se exigen en Argentina.

Según datos oficiales, las fuerzas federales realizaron un 143% más procedimientos que en 2019 en distintas rutas con destino a Misiones o a Clorinda, en Formosa, donde también se cruzan granos en negro. 

Los cargamentos interdictados en Misiones tienen inconsistencias de todo tipo: faltas leves y faltas graves. Contribuyentes que no son de Misiones, o no están inscriptos en la actividad relacionada con la soja, o muchos son prestanombres. 

En cuanto a eso, la Agencia Tributaria sacó una resolución que estipula multas de 900 mil pesos para aquellos cargamentos de soja con las inconsistencias. Más el pago a cuenta correspondiente. El volumen es tan alto que dejó de pesarse la carga. 

“El negocio está en que, si venden en los mercados formales, en Rosario, en Buenos Aires, se cobra a un dólar oficial, a 90, 92 pesos, la cotización del día, también tienen que tributar las retenciones del 30% de la exportación. Ahora, si se pasa sin los avales aduaneros, en embarcaciones como se ha comprobado al Brasil, uno, que se ahorran la retención, y cobran en dólares que vueltos a ingresar al mercado en negro, valen 150 pesos. Estamos hablando del 100% de la ganancia en este mercado, irregular o ilegal”, había dicho Rodrigo Vivar, titular de la ATM, en una entrevista con Economis.  “Es un negocio muy redituable, como el contrabando de droga o cigarrillos.  La soja es una commodity que se paga mucho y significa mucho dinero en negro, que se evade al fisco nacional y provincial. Como el virus, el contrabando es un delito que muta y nosotros tenemos que estar preparados para combatirlo”, aseguró el ministro de Gobierno, Marcelo Pérez.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password