EL PAIS

El salto del dólar pone a Pymes productoras de biodiésel contra las cuerdas

El salto del dólar pone a Pymes productoras de biodiésel contra las cuerdas
Compartí este articulo en:

Desde CEPREB, que nuclea a más de 25 plantas que abastecen a petroleras para que realicen el corte con gasoil, advierten que la fórmula que regula el precio está calculada en base al dólar de abril, de $20,5. Al ser todas pequeñas y medianas empresas, aseguran que no cuentan con espalda financiera

Cuando el dólar se mueve en la Argentina, cambia el terreno de juego para todos los sectores productores de bienes y servicios. De la mano de un billete verde que acaba de sacudir a la City, los ganadores y perdedores en la economía se multiplican.

Una lectura sobre la competitividad cambiaria muestra que la acelerada que experimentó la divisa estadounidense –que avanzó un 30% en lo que va del año- mejoró notablemente la ecuación para los exportadores.

Si se considera la canasta de monedas de los principales socios con los que comercializa la Argentina, entonces el tipo de cambio real alcanzó el mejor nivel en 25 meses.

Sin embargo, para empresas que operan exclusivamente en el mercado interno, la devaluación les significó un serio cambio de las reglas de juego. Esto es lo que está sucediendo, en estos momentos, con el sector que nuclea a los pequeños y medianos productores de biodiésel que se destina a realizar el corte en un 10% con gasoil.

Son poco más de 25 Pymes que están amparadas en la Ley 26.093 y que operan en diferentes provincias, como Santiago del Estero, Entre Ríos, San Luis, Neuquén, Santa Fe, La Pampa y Buenos Aires, generando en esas economías regionales un importante “efecto derrame”.

Según advierten desde la Cámara Argentina de Empresas Regionales Elaboradoras de Biocombustible (CEPREB), estas Pymes están “en una situación muy delicada y sufriendo una crisis por el salto del dólar”.

El problema que afecta a las plantas que abastecen con este biocombustible derivado de la soja es que la actividad se maneja con un precio regulado. Dicho precio se establece mediante una fórmula muy precisa y que tiene en cuenta diversas variables que conforman la estructura de costos-.

El motivo de la súbita crisis que sacude al sector es que el valor que reciben las Pymes por cada tonelada que producen y que entregan a las petroleras para que hagan el corte final, se publica a fines de cada mes y es el mismo que se mantiene constante durante los siguientes 30 días.

Así las cosas, los productores de biodiesel vienen trabajando durante todo mayo en base al precio publicado a fines de abril, cuando el dólar rondaba los $20,50.

“La fórmula con la que trabajamos se aplica a partir de la variación de nuestros costos, como es el valor del aceite de soja, que explica más del 80% del total. Pero también suma insumos como metanol o metilato, y también la energía eléctrica, entre otros ítems”, detallan fuentes de CEPREB.

“El inconveniente que tenemos es que se fijan los precios en función del mes anterior. Esto significa que ahora en mayo estamos trabajando en base a un dólar cercano a los $20, cuando ahora está cerca de los $25. Este desfasaje provocó que estemos trabajando totalmente a pérdida”, agregan.

El experto agrega un detalle no menor: la producción de biodiésel que se destina al mercado interno es generada por Pymes que no elaboran el aceite de soja, el principal insumo. Sino que estas empresas son las que transforman esta materia prima en un combustible amigable con el medioambiente.

“Esto nos quita muchísimo margen de maniobra. Por eso, cuando se producen saltos tan abruptos del tipo de cambio, sufrimos por el impacto de los mayores costos”, alertan desde la entidad.

Fuente iProfesional


Compartí este articulo en: