Empleo: Misiones completa seis años de crecimiento fenomenal

Compartí esta noticia !

Al momento de asumir Mauricio Macri la presidencia de la Nación en diciembre de 2015, una de las primeras medidas llevadas a cabo fue la normalización del INDEC, un organismo intervenido políticamente durante el segundo mandato de Cristina Fernández que había perdido su naturaleza de eje rector de políticas públicas a partir de la elaboración de estadísticas, por la falta de transparencia. Así, hacia 2016 comenzaron a difundirse nuevas series de mediciones de diferentes indicadores, como precios y mercado de trabajo.

Las principales tasas del mercado de trabajo, las de actividad, empleo y desocupación, comenzaron un nuevo proceso de publicación hacia el segundo trimestre del 2016. Cuando se difundieron los datos relativos al tercer trimestre de ese año, el aglomerado urbano de Posadas exhibía una tasa de empleo del 41,9%, por debajo del total de los aglomerados medidos a nivel nacional (del 42,1%) y ubicándose en el puesto 14 a nivel país. Incluso, en el NEA, Posadas quedaba segunda (detrás de Corrientes).

De ese dato pasaron seis años y la situación de Posadas registra una fenomenal mejora. No solo la tasa de empleo se posiciona sostenida y ampliamente por encima del total nacional, sino que pasó de ser segunda en el NEA a ser la primera, y se ubica segunda a nivel nacional solo por detrás de CABA, distrito que históricamente lideró este indicador. De ese 41,9% del tercer trimestre 2016 pasó al 48,1% en igual período del 2022. En seis años, la tasa de empleo creció en 6,2 puntos porcentuales; esto significa que en ese tiempo, Posadas logró que unas 35 mil personas consiguieran trabajo

La evolución histórica del mercado de trabajo en Posadas tiene un camino ascendente claro, pero por supuesto hubo ciertos matices. La pandemia fue uno de ellos y eso se refleja en los datos. Los impactos de la enfermedad, aunque menores en Misiones que en el resto del país, generaron estragos en el mercado de trabajo. Al segundo trimestre del 2020, en pleno estallido de la crisis sanitaria, la tasa de empleo tocó un piso del 38,6% y creció levemente hacia el 40,6% al tercer trimestre. A partir de allí, el crecimiento fue imparable. 

Te puede Interesar  Participantes de las Olimpíadas de Círculos de Oficiales de Policía tendrán descuentos en ingresos a Parques Provinciales

Entre el tercer trimestre de 2020, en pleno proceso de arrastre de la pandemia, e igual período de 2022 cuando predomina una tendencia fuertemente alcista de la actividad económica misionera, la tasa de actividad se incrementó en 6 puntos porcentuales, pero la de empleo lo hizo en 7,5. Traduciendo el número en personas: unas 27 mil personas se sumaron a la población económicamente activa, pero fueron 32 mil las que lograron tener un empleo; por ende, no solo se cubrió toda la demanda nueva, sino que se logró que unas 5 mil personas dejen de ser desocupadas y pasen a tener una ocupación.

Salvo las tormentas de las etapas recesivas del 2018 y 2019, cuando las tasas de empleo se vieron resentidas, en todos los demás períodos la demanda laboral fue absorbida por el empleo, generando caídas de la desocupación. Entre 2021 y 2020 la población desocupada cayó en tres mil personas; pero lo más positivo es que, aun es ese escenario con una base comparativa desafiante, entre 2022 y 2021 otras tres mil personas dejaron de ser desocupadas. Seis mil desocupados menos en dos años, y 32 mil nuevos empleos

La escalada posadeña fue paulatina; pero desde el 2017 se posiciona como líder indiscutida dentro del NEA y luego comenzó a fortalecerse como el aglomerado de mayor tasa de empleo (y también de actividad) en todo el Norte Grande. A nivel nacional, partió desde debajo del top diez para luego comenzar una escalada gradual: este proceso culminó con su ratificación en el segundo puesto a nivel país, lo que es lo mismo que decir que Posadas tiene la mayor tasa de empleo de todo el interior de la Argentina.

Te puede Interesar  El dólar bajó en la city porteña, pero dentro de la "zona" y el BCRA no compró reservas

La razón clave por la que el empleo crece es que la economía misionera crece. Una estimación, aún preliminar, realizada por la CEPAL en conjunto con el ministerio de Economía de la Nación muestra que en 2021 el PBG misionero creció 6% (en valores constantes) respecto a 2016, pero es aún más fuerte el crecimiento respecto a 2020: el crecimiento es del 12% del producto. Si bien aún no existen datos para el 2022, las proyecciones indican un fortalecimiento del sendero alcista que muestra la provincia en su economía. 

Entre 2016 y 2021 el valor agregado bruto de sectores claves de la economía provincial tuvieron altos desempeños: en el comercio crece 12%, en las actividades industriales vinculados al cuero lo hace en un 32%; en la fabricación de metales 21%, en la industria del papel tiene una suba del 20%, en la elaboración de productos alimenticios lo hace en 17%, y en la producción de madera en 15%, entre otros. 

Por supuesto, el crecimiento trae consigo otros desafíos: la cuestión de la subocupación demandante de empleo es uno. Se entiende a ésta franja como las personas ocupadas que trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias, pero que desean trabajar más horas y además están buscando activamente otra ocupación. Este indicador ejerce cierta presión en el aglomerado misionero y lo desafía a continuar generando oferta laboral para las personas que lo demandan, pero al mismo tiempo está muy vinculado a actividades de fuerte presencia en la provincia como ser el turismo, que tiene importante carácter estacional.

Con eso terminamos por hoy. Feliz navidad para todos.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin