Entrevista al presidente de Casport, la empresa que reactivará el puerto de Posadas: “Misiones tiene mucho potencial de carga”

Hace más de seis años que la compañía Casport estaba detrás de la concesión del puerto de Posadas. Llegó a comprar los pliegos en una de las licitaciones fallidas, pero finalmente, parece ser el grupo indicado para poner en marcha la anhelada recuperación del puerto capitalino. No será una tarea sencilla, pero “el puerto tiene toda la potencialidad”, asegura Germán Guzzini, presidente de Casport en una entrevista concedida a Economis unas horas después de firmar un acta compromiso con el gobernador Hugo Passalacqua y el ministro de Industria, Luis Lichowski.
Casport S.A. es una empresa con capital nacional con alta experiencia en operación y gestión portuaria. Cuenta con la infraestructura y equipamiento necesario para el desarrollo y actividad portuaria.
Opera en forma exclusiva desde 2000 las instalaciones portuarias del muelle Ing. A. Acevedo que la firma Acindar S.A. posee en Villa Constitución, Santa Fe.
En 2005 Casport fue adjudicado forma exclusiva para la operación del Puerto de Central Térmica San Nicolás CTSN Aes Alicura S.A., el cual cuenta con la habilitación para uso industrial y comercial. El Puerto fue Certificado en julio de 2004 bajo el código PBIP (Protección de Buques e Instalaciones Portuarias), que lo habilita a operar sin limitaciones con barcos internacionales.
 
El compromiso entre Casport y Misiones implica un “trabajo de campo” de cuatro meses, extendible por un periodo similar, durante los cuales la empresa portuaria hará un relevamiento de potenciales clientes para, después si, firmar un acuerdo de concesión definitivo. La Provincia no pagará nada por estos meses, aunque se comprometió a algunas mejoras menores en el puerto, como un cerco perimetral y mejoras en los accesos. Tampoco está obligada a quedarse con la oferta de Casport, que no recibirá dinero si es rechazada.
El documento constituye una  manifestación de interés no vinculante, sujeta a términos y condiciones específicos, para la eventual futura adjudicación de la concesión integral del desarrollo y la operación del Puerto Multipropósito de Posadas y/o del Puerto de graneles sólidos/líquidos y cargas generales de Santa Ana.
“Nuestra empresa está especializada en logística de puertos y creemos que esta es una muy buena alternativa para trabajar y hacer posible que la producción de la provincia pueda salir hacia el resto del país o del mundo, a través de una cadena logística donde se trabaje en conjunto con otras empresas y otros operadores, para lograr que esto esté en funcionamiento”, insiste Guzzini.
¿Puede funcionar el puerto de Posadas?
Creemos que tiene potencialidad para las cargas de Misiones, pero también depende de otras variables, como mejorar la logística interna para las empresas y también condiciones del transporte fluvial. Nosotros no hablamos solo del puerto, sino de la logística y nos sentamos con los funcionarios a ver cómo juntamos a todas las partes para crear una sinergia en la que todos salgan ganando. Tenemos que atraer a dadores de carga y mercadería, barcaceros y la administración del puerto para sentar las bases de operación. Algún cambio se deberá hacer para que haya fluidez de carga y resultados económicos positivos. Nosotros tenemos que crear las condiciones para que el puerto funcione.

¿Cuál será la tarea inmediata de la empresa?
No solo poner el puerto en marcha, sino crear las condiciones de seguridad para las cargas, garantizar la fluidez de las barcazas, que lleguen en tiempo y forma, atraer clientes de Misiones y toda la región.
¿Hay suficiente carga en Misiones para utilizar en toda su capacidad al puerto?
El volumen de carga está en Misiones. Hay que generar las condiciones de traslado para que sean convenientes y más barata que el transporte tradicional. Pero se puede sumar cargas de Paraguay, de Corrientes y de la zona sur de Brasil. También debemos contar con políticas de Estado, como el respaldo de Misiones. Pero se hace necesario mejorar las condiciones del río. El dragado del Paraná es ineludible. Se habla de un millón de toneladas de soja desde Brasil, pero si no hay condiciones en el río, sin dragado, no se puede garantizar un peso permanente. La realidad de navegabilidad es que el río en esta zona no soporta esos volúmenes.
¿Confían en que podrán esta vez ponerlo en marcha?
Nuestro trabajo es de largo plazo. No se pueden ver resultados en seis meses. En Santa Fe, donde operamos, tardamos varios años en convertirlo en un puerto con todas las exigencias de nivel internacional. La Carta de Intención no obliga al Gobierno a nada ni hay condiciones especiales. Pero estamos seguros de que podremos arribar a un acuerdo que sea conveniente para las partes. No tengo más que palabras de agradecimiento a los funcionarios de Misiones que buscan la mejor manera de que esto funcione.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password