¿Esta bien el precio del dólar hoy?

Escriben Guillermo Knass y Martín Leiva Varela, ECONEA, para Economis. Se van acercando las fiestas de fin de año, y los que vivimos en zonas fronterizas con Brasil o Paraguay, podemos medir el valor del dólar en relación a las colas para cruzar puentes y aduanas en busca de mejores precios en dólares de artículos navideños  típicos de las fiestas que, sin ninguna restricción mediante (tipo el famoso cepo cambiario) pueden traerse libremente.

El índice visual de la cola de autos:

Como ver si el dólar esta caro o barato: A simple vista la gente que hace sus compras en Brasil o Paraguay debería adquirir solo bienes que no se consiguen aquí (productos típicos, artesanías, etc.), o dentro de los productos industriales los que por cuestión de gustos opten por los artículos extranjeros ( en el caso de la ropa ).

Cualquiera de estas dos alternativas no deberían ser un problema ya que una de las ventajas del comercio internacional es justamente esa: poner a disposición de los consumidores una mayor cantidad de artículos para que el consumidor nacional elija el que mas le guste, y lo mismo pasaría con los consumidores de estos países vecinos; vendrían a comprar algunos productos argentinos porque son de su agrado y mejores que los propios ( el caso típico es la preferencia que tienen los brasileros  por nuestros vinos). En estos casos se vería tanta gente yendo como viniendo de las fronteras y la fluidez del comercio beneficiaria a todos.

Pero este no es el caso que se ve precisamente, sino una larga fila de autos intentando cruzar a comprar a Paraguay y los pocos paraguayos que vienen lo hacen para traer mercaderías que compraron los argentinos allá y no pudieron traerla.

¿Por qué ocurre?

A los efectos de hacer un análisis completo al tema debemos enunciar y descartar algunos motivos:

Primer Falacia: Los márgenes argentinos son muy altos.

Remarcar mucho los precios de venta quiere decir que los comerciantes están ganando mucho; para que ocurra esto se deben dar dos cosas; que haya un solo vendedor o pocos vendedores que se pongan de acuerdo y no compitan entre sí. Es evidente que este no es el caso de los productos textiles, electrónicos y electrodomésticos traídos de Paraguay; ya que si algo sobra de este lado de la frontera es competencia.

Segundo motivo: La presión tributaria es mayor.

Si bien es cierto que los impuestos en Argentina son mucho mas elevados que en Paraguay, es la misma presión tributaria que en Brasil y allí también esta barato, veamos el siguiente cuadro:

Si bien es necesario bajar la presión fiscal en Argentina, llevarla al 17,9 % como Paraguay ayudaría, pero no empareja los precios.

El principal problema es el atraso cambiario que está sufriendo el país como consecuencia de la política de endeudamiento externo llevada a cabo. Desde el gobierno se dice que el dólar lo fija el libre mercado o sea la oferta y demanda de divisas pero la realidad es que la oferta está inflada artificialmente con los 35.000 a  40.000 millones de dólares anuales que crece el endeudamiento externo y la entrada de capitales golondrinas tentados por las jugosas ganancias que otorgan las Lebacs con un dólar planchado.

Mínimamente el dólar se tiene que mover con la inflación para no generar atraso cambiario, observemos lo que paso en Argentina desde Diciembre de 2015.

La inflación subió desde diciembre 15 a octubre 17 un 70% mientras que el dólar solo subió la mitad, un 35 % quiere decir que los precios en dólares en Argentina subieron un 35 % o que están mas baratos en el exterior un 35 % comparados con diciembre de 2015.

 

El otro signo de atraso es la evolución de la balanza comercial donde a medida que aparecen signos de reactivación las importaciones crecen a un ritmo mas acelerado que las exportaciones deteriorando la posición del país en el comercio internacional.

¿Cuánto debería valer el dólar hoy?

No existe una única respuesta, pero analizando lo necesario para que los precios argentinos sean competitivos internacionalmente, la recuperación del retraso cambiario de los dos últimos años y lo que opinan los expertos; la divisa no debería valer a hoy menos de $ 20,50.

El problema es que hoy devaluar es cambiar de objetivo de la política económica y no está entre las prioridades del gobierno recuperar competitividad, con lo que podemos intuir que el atraso cambiario vino para quedarse por un buen rato, al menos hasta que el financiamiento externo y los capitales golondrinas traídos por las jugosas tasas de las LEBACS lo permitan. Cuando se termine esto algunos dirán – fue lindo mientras duró. Y al resto les quedará una pesada herencia de deuda y…. bah como pasa siempre en la Argentina.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password