Estacioneros advierten que la liberación de precios llevará a una espiral sin fin que afectará a las pymes

Basílico recordó que “ya en el año 1991, cuando se liberó el precio de las naftas, sucedió que muchos estacioneros, tenían la ilusión de que bajando los precios iban a conseguir clientes, lo cual provocó que, aquellos otros expendedores que comenzaron a perderlos, también en un acto de protección redujeron los precios para recuperarlos, con lo cual, comenzó un espiral de competencia  entre los empresarios pymes independientes muy perjudicial para todos”.

Consideró que este tipo de “batalla entre pares basada solamente en el precio”, desvirtúa la sana competencia comercial, en la cual, el consumidor elige en base a la calidad, la atención o el servicio que las bocas de expendio puedan brindarle.

Manifestó también su incertidumbre, por las consecuencias que pudiera acarrear  esta medida, ya que “habrá que ver quién de todos los empresarios quedarán en pié, por el hecho de que se corre el riesgo de que se acentúe aún más la ya escasa rentabilidad de los negocios”, se preguntó el estacionero.

Aseveró además que las autoridades deberán saber que no puede darse una apertura indiscriminada de precios cuando YPF, a través de su red de operadores, controla el 55 por ciento del mercado, con precios definidos por una política de la compañía.

Si hoy el mercado de combustibles líquidos está intervenido por YPF SA y su controlada Opessa, mediante su red consignada, difícilmente pueda hablarse de liberalización del mercado, a menos que el mismo Estado nacional, poseedor de la participación accionaria en mayoría sobre YPF SA limite la intervención directa de la petrolera en el mercado minorista y deje de abusar de su posición dominante, para lo cual, en orden a una posible libertad de mercado en el segmento downstream de los combustibles líquidos, YPF debería desarticular su posición dominante y su alineamiento vertical de precios, dando libertad a todos sus operadores para la fijación de los mismos”, justificó el expendedor, según publica Surtidores.com.ar.

Por ello, adelantó que de no aprobarse la Ley de Comercialización de Combustibles impulsada por empresarios, diputados y trabajadores, las pymes quedarán en peores condiciones, ya que se favorecerá aun más la posición de privilegio de las Estaciones de Servicio propiedad directa de las petroleras.

En ese caso, hizo especial referencia a la decisión que en el nuevo escenario pueda llegar a tomar la petrolera estatal, con el peligro latente de perjudicar a todos los demás actores del mercado minorista, cartelizando el precio al surtidor a su antojo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password