HLB: Misiones y la región avanzan en el diagnóstico y controles de la enfermedad de los cítricos

Escribe Eugenia Galarza – El HLB es una enfermedad causada por bacterias que afectan los haces vasculares de las plantas. Los haces vasculares vendrían a ser las venas en los seres humanos. Es una enfermedad letal para las plantas cítricas, pero que no causa perjuicio a la salud humana. HLB es la abreviatura de Huanglongbing, que en idioma chino significa “enfermedad del brote amarillo”, debido a la aparición de brotes amarillos que contrastan con el color verde oscuro de los árboles afectados.

En Sudáfrica se la conoce como greening, que significa “de color verdoso” debido a la coloración verdosa que adquieren los frutos de naranja provenientes de árboles afectados. Esta enfermedad es causada por una bacteria denominada “Candidatus Liberibacter spp.”, que se propaga por insectos. Es de diseminación rápida y difícil control.

La bacteria se aloja en los vasos conductores de savia elaborada lo cual disminuye rápidamente la vida útil de la planta. Afecta plantas jóvenes y adultas de todas las especies de citricos. La enfermedad fue inicialmente detectada en China a finales del Siglo XIX, En el continente americano, HLB fue detectada por primera vez en el estado brasileño de San Pablo, en febrero de 2004, desde donde se diseminó a estados vecinos.

El agente causal del HLB, Candidatus liberibacter, tiene dos orígenes: África y Asia, con dos formas: africanus para el primero y asiaticus el segundo. HLB es transmitida por un insecto vector que es una chicharrita llamada Diaphorina citri se encuentra presente en Brasil y en los Estados Unidos. También se la ha encontrado en las zonas productoras argentinas del NEA y NOA. El principal daño lo producen actuando como vectores de patógenos de serias enfermedades como es el HLB. La posición del insecto sobre la planta forma un ángulo de 45º, que es característico de la especie.

El HLB es considerada como una de las peores enfermedades que afectan a los cítricos en el mundo, debido a la gravedad de los síntomas y a la rapidez con la que se propaga. Además porque todas las variedades comerciales son susceptibles. Consultado por Economis, el ingeniero agrónomo Luis Eduardo Acuña, manifestó que “…para un buen control, es imprescindible la detección temprana del agente causal y la consecuente erradicación de las plantas afectadas”…

En tanto sostuvo que los primeros síntomas tardan un tiempo no menor a seis meses en aparecer, lo que significa que una planta puede estar infectada sin que sea evidente y que, mientras tanto, el insecto vector Diaphorina citri pueda estar alimentándose, adquiriendo la bacteria y luego infectando a otras plantas por un periodo considerable de la tiempo. “…En el árbol: El síntoma inicial es el amarillamiento de una rama que se destaca contra el verde de la planta cítrica. Como la bacteria es sistémica con el tiempo estos síntomas se generalizan, con la consiguiente caída masiva de hojas. El árbol declina y muere”… Explicó.

En hojas

Puede observarse una coloración amarillo pálido con áreas de color verde, irregulares (moteado); defoliación; engrosamiento y aclaración de las nervaduras, que al cabo de un tiempo quedan con un aspecto corchoso. También puede observarse asimetría y difusión de colores en las nervaduras, el amarillamiento de todas las hojas de una rama; luego una intensa defoliación de ramas afectadas. Externamente puede observarse deformación y asimetría de los frutos Disminución del nivel de azúcar, parámetro importante para la industria.

Aumento del nivel de acidez. Disminución del porcentaje de jugo. Disminución del tamaño y alteración del color y forma. Una planta joven no llega a producir frutos. Afecta a todas las variedades de copa independientemente de los patrones. La fruta no es apta para consumo, ya que queda afectada la calidad intrínseca de los frutos.

Prevención

Utilizar plantas certificadas. Revisar permanentemente los cultivos y ante la menor duda consultar a un experto (INTA O SENASA). En el INTA de Montecarlo Misiones.

Diagnostico

Diagnostico por PCR cuantitativo o PCR en tiempo real o QPCR, similar al que se realiza para detección de Covid-19, también se estudia la diversidad genética en la bacteria es decir si hay distintas cepas, si es igual o diferentes dentro de argentina. También la diversidad gentica de Diaphorina el vector y de Tamarixia la avispita que parasita al vector.

También se realizan ensayos de detección en frutas, raíces y hojas. Finalmente el ingeniero Acuña aseveró que se participa de proyectos internacionales de toda Sudamérica como Fontagro: en el cual se hace hincapié en aplicar Manejo Integrado de plagas con énfasis en el vector de HLB y otro proyecto internacional como el Procisur. “Nuestro laboratorio integra la red laboratorios de diagnostico de HLB del país participamos del programa nacional de prevención del HLB junto con SENASA. Es responsabilidad de todos proteger la citricultura argentina que hace 100 años produce riquezas para nuestro país”, finalizó.

Condición Fitosanitaria del HLB en la República Argentina

Las detecciones de plantas positivas a HLB en la República Argentina comenzaron en junio de 2012 en zonas de frontera con Brasil (Departamento Gral. Belgrano y Municipios de Aurora y El Soberbio, provincia de Misiones), sobre plantas cítricas ubicadas en condición de traspatio (interior de la vivienda). Hasta la fecha, se han detectado focos de la enfermedad en las provincias de Misiones, Formosa, Chaco, Santiago del Estero (actualmente libre) , Corrientes y Entre Ríos.

A fin de evitar su dispersión, el Senasa categorizó el territorio nacional de acuerdo a la ocurrencia de detecciones de HLB y/o su vector.

Misiones

La Provincia de Misiones, tiene presencia de HLB y del insecto vector (Diaphorina citri) los que están según la Resolución 875/20 en área bajo cuarentena: Los Departamentos de Iguazú, Eldorado, General Manuel Belgrano, Montecarlo, guaraní, Libertador General San Martín, 25 de Mayo, San Ignacio, Oberá, Candelaria, Leandro N. Alem, San Javier y Apóstoles. Quedando exentos de Presencia de HLB pero con presencia del insecto vector los Departamentos de Capital, Concepción, Cainguás y San Pedro.

Alaejandro Spengler, referente programático del Senasa, indico a Economis que en Misiones se realizan un promedio de 500 monitoreos mensuales, tarea realizada por Técnicos del Área de Protección Vegetal; en cada uno de los Departamentos, realizando monitoreo en busca de síntomas en plantas y presencia de Diaphorina Citri, en plantaciones comerciales, zona rural y urbana, a los efectos de realizar las muestras para el envío a laboratorio y a los efectos de constatar la presencia o no de la enfermedad, a la que si la planta da positiva a la presencia de la bacteria, la misma es erradicada.

Actualmente se realizan controles de ruta en conjunto con la Policía de la Provincia, de manera aleatoria en distintos puntos de la Provincia, como también se dictan capacitaciones en conjunto con el MAyP a las fuerzas vivas y Municipios, sobre la problemática del HLB, y documentación respaldatoria para el traslado de los cítricos.

Movimiento de Fruta Cítrica

La fruta fresca cítrica procesada, en establecimientos habilitados sanitariamente para realizar el procesamiento de la misma (Empaques ), y transportada en envases habilitados por la DNICA del SENASA, se encuentra exenta de la aplicación de MMRF.

En caso de trasladar fruta fresca cítrica procesada que NO se encuentre apta para consumo (mercadería que debe completar su acondicionamiento en los términos de la Res. SAyG N° 145/1983 y sus actualizaciones), debe ser trasladada sujeta a MMRF (Cobertura total de la carga y Soga única) y con el correspondiente DTV-e (Resolucion Conj. AFP SENASA 4297/2018). En función Al origen y destino, será requerida la intervención del SENASA para certificar el proceso y precintar la carga.

Sanidad del material de propagación cítrico

Desde el año 2009 a través de la Resolución Senasa Nº 930 se estableció que la producción de plantas cítricas deberá ser bajo condiciones de aislamiento, dentro de un vivero cubierto con malla anti afida para impedir el ingreso del insecto vector (Diaphorina citri). De esta forma, las plantas que se obtienen se encuentran libres de HLB y de otras enfermedades.

El traslado de las plantas cítricas se debe realizar con su respectivo DTVe venir de Viveros que estén habilitados en SENASA (RENFO), y cumplimentar las restricciones de zonas según la resolución 875/20.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password