Juan Carlos Espinoza, gerente del hotel Casino: “Invertimos todo el tiempo, no en lujos, sino en sofisticación”

“Soy extranjero… de la república de Corrientes”, dice con una risa franca Juan Carlos Espinoza. Su rostro y el acento de su voz no dan señales de tanta cercanía, pero el gerente del hotel Casino de Iguazú nació en Ituzaingó, tierra que dejó para buscar nuevos horizontes, que lo llevaron primero a Buenos Aires y después a Iguazú, donde inició una carrera en la hotelería vinculada a las Cataratas del Iguazú.
Hoy es el encargado de liderar uno de los casinos emblemáticos de la ciudad que se está renovando para mantener en alto los estándares de calidad en un negocio que cuenta con poderosos nuevos competidores.
En el 20 aniversario del hotel anunció la inversión de 150 millones de pesos para la renovación de equipos y algunas reformas en el hotel. Ahora, advierte, esa suma puede ser mayor por efecto de la devaluación.
“Solo en el equipo de aire acondicionado central, vamos a invertir 500 mil dólares, 400 en el equipo y cien en la instalación”, explica.
Esa es la inversión más grande, pero también se cambiarán ascensores e hidrolavadoras. “Se cambia por equipos más eficientes por tecnología y a su vez, ahorran agua y energía”, sintetiza.
La energía es otra de las prioridades en la gestión del hotel: se instalaron paneles solares para cubrir parte de su consumo, lo mismo que luces led en todo el hotel. Con la energía de los paneles se calienta agua para las piscinas y se cubre el 20 por ciento de la demanda interna.
El paquete de inversiones incluye remodelaciones, ampliaciones y nuevos servicios en el hotel y en el casino –que cumple 24 años-. El 40 por ciento de las inversiones se hará en hotelería y el resto en las salas de juego, que serán ampliadas.
“Seguramente se completará en un año y medio o dos mejoraremos aún más la gestión en energía renovable. El objetivo es colaborar con la comunidad y ahorrar energía es también aportar, porque esa energía que no usemos del sistema, se puede destinar a alguien que lo necesite”, analiza en su sobria oficina.
Inmerso en ocho hectáreas mezcla de un poco de monte, con jardines y laguna artificial, diseñado por el reconocido arquitecto franco argentino Carlos Thays, el Iguazú Grand Resort Hotel es un faro de sofisticación al que acuden celebridades de todo el mundo.

El Casino Iguazú es uno de los más “antiguos” en actividad sin interrupciones, superado únicamente por el de Mar del Plata, abierto desde 1939. El hotel se caracteriza por una alta ocupación durante todo el año merced a una agresiva política de salir a buscar a los clientes de todas partes del mundo. Uno de los principales atractivos son los torneos internacionales de Poker, con el mismo nivel y premios similares a los que se entregan en Las Vegas o en Europa.
Casino Iguazú está entre los “pioneros” del turismo de lujo en las Cataratas e hizo su aporte en los servicios de la ciudad. El Café Central y los espectáculos cambiaron el centro de la ciudad, lo mismo que el casino de Wanda, destino ineludible para ir a comer de paso por la ruta 12. El Panoramic es otra muestra del compromiso. De edificio abandonado a hotel emblema después de una década de concesión.
Espinoza reitera que las inversiones no dependen de un momento de la economía, sino que se planifican y se concretan pensando en el largo plazo. “Buscamos mejorar siempre y atraer a un mayor público a nuestros hoteles. Tenemos un servicio pensado para familias y queremos captar ese segmento”, desgrana.

 
“El dólar alto atrae al turismo externo y el destino se vuelve atractivo. Dentro del destino estamos bien”, compara.
Para Espinoza, la llegada de nuevos jugadores al destino Cataratas favorece al destino y al mismo negocio. No se amilana cuando se le nombra al árabe Alí Albwardy, que compró el Sheraton para transformarlo en un “seis estrellas” bajo la marca Meliá, o la apertura del Awasi, en medio de la selva. “Ponen la vara alta y nos estimula. Estamos dispuestos a invertir para estar en esa competencia. Invertimos todo el tiempo, no en lujos, sino en sofisticación”, revela.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password