Juntos en el nuevo año para consolidar los cambios

 

Sin lugar a dudas, hemos transcurrido el año más difícil de la gestión de Cambiemos desde que el 10 de diciembre de 2015 Mauricio Macri tomara las riendas del Gobierno central.

Es cierto que la ciudadanía conoce sobradamente del lastre inaugural que significó la situación económica y social heredada del kirchnerismo, pero también exige –con razón- que el Gobierno de respuestas concretas y señale un horizonte despejado de los negros nubarrones que nos ensombrecieron por largos meses, y en especial lo que afecta a la situación social y productiva.

Somos optimistas para lo que se viene. Superadas en gran medida las trabas, limitaciones y también porqué no decirlo, algunas políticas públicas que no dieron los resultados esperados, vamos en camino de continuar tras el logro de los grandes objetivos propuestos al pueblo: combatir la pobreza, luchar contra el narcotráfico y la corrupción, y unir a los argentinos.

Hemos trabajado en conjunto con los legisladores nacionales por Misiones de otras bancadas para el logro de importantes beneficios para la provincia, en particular señalo la aprobación de la prórroga por diez años de la Ley de Bosques Implantados Nro. 25.080 con la creación de un Fondo Especial que garantice el cobro en tiempo y forma para los plantadores; un nuevo Monotributo para pequeños productores tabacaleros, cañeros, yerbateros y tealeros que era un antiguo reclamo del sector; la Resolución N° 3-E/2018 que declara el Sistema de Construcción de Entramado de madera para uso de estructuras portantes de edificios, como sistema constructivo “tradicional” (no obligatoriedad del Certificado de Aptitud Técnica) y accesibilidad al crédito hipotecario para proyectos construidos en madera.

Quiero hacer especial mención a cuestiones relativas al federalismo fiscal.

En primer lugar, destacar que las provincias han pasado de ser deficitarias a tener un superávit fiscal primario, sobre la base del aumento de los recursos de distribución automática. Traduciéndolo, hoy las provincias cuentan con más “caja”.

Es así que, durante 2018, dichas transferencias de coparticipación sobre el total de la recaudación neta de seguridad social (la parte de la torta distribuida a las provincias) creció de un 36,5% en 2015 a un 42,1% en 2018.

Estas modificaciones están relacionadas con la devolución gradual del 15% de los recursos coparticipables, lo que para el año 2019 llegará al 12% y en 2020 se completará el 15% lo cual redundará en un mayor incremento, también al Consenso Fiscal firmado en este año y varios decretos que modificaron positivamente el esquema distributivo.

Esto hace al fortalecimiento institucional y se debe completar con una nueva asignación de funciones que competen al orden federal y al orden provincial, ya que esta mayor autonomía y solvencia fiscal permitirá que las jurisdicciones se hagan cargo de parte del gasto que antes estaba en cabeza de Nación vía subsidios, cuando las provincias no estaban en condiciones de sufragarlo.

Son tiempos nuevos no exentos de dificultades.

Vaya pues un enorme reconocimiento al conjunto de la sociedad que sigue apostando a un futuro con mayores posibilidades de crecimiento y bienestar, los que por tantos años fueron postergados por desastrosas políticas que nos llevaron a ser una de las economías más cerradas del mundo.

La reinserción de la Argentina en el planeta nos permite augurar que siguiendo en esta senda nos aguarda un futuro muy venturoso. Y ese es nuestro compromiso.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password