Hands in black and white of old man who had worket hardly in his life farmer

La combinación que explica la disminución de la pobreza en Misiones

Compartí esta noticia !

Durante la semana, el dato relevante fue la baja de la pobreza e indigencia en el país. En niveles generales, la reducción observada en el plano nacional es una buena noticia, que debe ser tomada, necesariamente, como un rumbo, porque aún con los peros que cada uno quiera usar, 37% de pobreza sigue siendo una cifra dramática.

Lógicamente, cada aglomerado urbano relevado tiene sus particularidades, aunque en términos generales se dan resultados en la misma tendencia a la baja. 

En el caso de Posadas, es propicio analizar algunos de los componentes que explican la baja en la tasa de pobreza. Hay tres patas claves: empleo, salarios y precios. Los dos primeros podrían (aunque no necesariamente) ir de la mano, pero el tercero está algo más desatado del resto y es, a su vez, el factor que arbitra el crecimiento. 

Primer punto clave: no hay forma de disminuir la pobreza sin creación de empleo. Esto logró hacer Misiones.

El empleo en el aglomerado de Posadas pasó del 43,1% de finales de 2020, al 44,6% de igual período de 2021. Así, logró que cerca de ocho mil personas pasen a ser nuevos ocupados. En ese mismo período, la desocupación pasó del 6,4% al 4,0%, y de ese modo, la población desocupada se redujo en cuatro mil personas en el aglomerado. 

Si extrapolamos estos datos al total de la provincia, estamos hablando en unos 25 mil empleos creados en el último año, y una baja en la desocupación de alrededor de trece mil personas. 

Segundo aspecto: los salarios. El objetivo es que logren crecer por encima de la inflación, sin importar que tan alta o baja sea esta. Por supuesto, en escenarios inflacionarios como el que vivimos, lograrlo se hace cada vez más difícil. Pero sin incremento del poder adquisitivo salarial, la pobreza no podrá reducirse. 

Aquí hay tres elementos fundamentales en juego: los salarios públicos, los privados formales y los informales. Respecto al primero, Misiones tuvo la recomposición más alta del salario público provincial del país, según los últimos datos disponibles que corresponden al tercer trimestre 2021, con una suba real del 28,3%, siendo además una de las únicas tres provincias del país donde el gasto salarial creció en términos reales. 

Te puede Interesar  El sincericidio de Braun en AEA: “¿Qué hace La Anónima? Remarca precios todos los días"

Si bien, aún no se conocen los datos finales del 2021 para la provincia, la recomposición lograda por Misiones hasta septiembre la dejan posicionada como para seguir liderando en el ranking final del año en este punto. Hasta el momento, con datos de nueve provincias disponibles, solo dos cerraron el año con alza en este punto (Formosa y Santa Fe), y se estima que a ellas se le sumen Misiones, Santiago del Estero y Tierra del Fuego. 

En relación con el salario privado, Misiones mostró en 2021 el incremento más alto en la región y el segundo más alto del país (6,1% real), por lo cual una fuerte masa de trabajadores formales privados de la provincia tuvo un crecimiento en su poder de compra. Para el caso de los informales, no existen datos al respecto. 

De este modo, sobre tres poblaciones claves, dos tuvieron alzas reales del salario y, por ende, de su capacidad de compra en el 2021 respecto al año anterior. 

El tercer aspecto de detalle está referido a los precios, y aquí está la principal alarma. Como bien sabemos, la inflación de 2021 cerró con un crecimiento de precios mayor al que fue en el 2020, y esto atenta de manera directa a todo proceso de crecimiento, poniendo límites al consumo y también presionando al salario. Además, en línea con esto, el crecimiento de los valores de la canasta básica eleva el piso mínimo de ingresos de un hogar para no ser pobre y generan aún más presión. 

Pese a esto, y siendo un verdadero problema, la pobreza en Posadas logró reducirse en base a la fuerza de los dos elementos anteriores. 

El dato final brindado por INDEC muestra que el aglomerado de Posadas registra una tasa de pobreza del 34,1%, disminuyendo la misma en 5,3 puntos porcentuales contra el semestre anterior, y en 3,6 p.p contra igual período de 2020. A su vez, la indigencia fue del 3,8%, cayendo 2,7 p.p en la comparación semestral y 2,1 en la anual. 

Te puede Interesar  Las tapas del lunes 9: El abrazo entre Macri y Alberto F. y el triunfo de Ameal-Riquelme en Boca

En valores absolutos, esto implica que hay 129 mil personas en situación de pobreza en el aglomerado, unas 19 mil menos que hace seis meses, y casi 12 mil menos que hace un año atrás (recordemos que en el primer semestre 2021 la tasa creció contra el 2º de 2020). 

Si extrapolamos estos datos al total de la provincia, se registran cerca de 40 mil personas que habrían salido de situación de pobreza en el último año en Misiones. 

En la combinación de mayor empleo y crecimiento de salario, pese a haber sufrido una embestida de los precios, es la mayor explicación de estos resultados, pero allí mismo hay procesos fundamentales. 

Las actividades vinculadas al agro, a la industria, el comercio y la construcción mostraron buenos avances en el año; el consumo tuvo un año de fuertes crecimiento en diferentes (e importantes) rubros, y la actividad productiva exhibió también rendimientos positivos. Con esto como base, se logró generar empleo y aumentar salarios. 

El 2022 no arrancó fácil. De hecho, la escalada inflacionaria de los primeros tres meses pone en jaque los logros alcanzados al cierre del año anterior. No es descabellado pensar que, en este escenario puntual, el avance logrado en reducir la pobreza se revierta. Justamente por la complejidad de la situación actual, la foto de diciembre 2021 podría ya haber envejecido completamente. 

Sin embargo, no se trata de un fenómeno nuevo, sino más bien de la escalada de complejos problemas que la Argentina ya atraviesa desde hace años. Por ello, los esfuerzos provinciales cobran relevancia: Misiones supo encontrar un camino de desarrollo que le permitió mostrar estos resultados y, por ende, hay espalda para bancar otras posibles embestidas, pero necesita de apoyos. 

Las aún pendientes y demoradas medidas por parte del gobierno nacional para potenciar la economía misionera cobran fundamental importancia en este escenario, y en un contexto como el actual, pueden convertirse en un ancla para el crecimiento, o bien, en un envión para fortalecer el proceso misionero.  

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin