La pasarela de la Garganta del Diablo continúa inhabilitada luego de la crecida en el río Iguazú

El Parque Nacional Iguazú está habilitado “en un 75% de los circuitos” mientras que la pasarela de la Garganta del Diablo continúa cerrada luego del desprendimiento de un tramo por la crecida de los ríos Iguazú y Uruguay, informó hoy la Dirección General de Turismo de Iguazú, que aún no confirmó la cantidad de metros afectados de la estructura.

Compartí esta noticia !

El Parque Nacional Iguazú está habilitado “en un 75% de los circuitos” mientras que la pasarela de la Garganta del Diablo continúa cerrada luego del desprendimiento de un tramo por la crecida de los ríos Iguazú y Uruguay, informó hoy la Dirección General de Turismo de Iguazú, que aún no confirmó la cantidad de metros afectados de la estructura.

“El Parque Nacional Iguazú está habilitado en un 75% de los circuitos, tanto el circuito superior, inferior, el sendero ‘Macuco’ y la ‘Gran Aventura’, indicaron a Télam fuentes de la Dirección General de Turismo de Iguazú (Misiones) sobre el parque ubicado en el punto fronterizo de Argentina con Brasil y Paraguay.

En tanto, un tramo de la pasarela de la Garganta del Diablo “no está habilitada” ya que los pilares fueron “arrastrados por el río”, producto de la crecida que afecta a los ríos Iguazú y Uruguay desde hace algunos días.

Por este motivo, la estructura “va a requerir de un mantenimiento y reparación luego del impacto de la creciente, pero esperamos que en breve esté rehabilitada nuevamente”.

Y explicaron que “la obra de infraestructura de las pasarelas prevé justamente que sean por un lado rebatibles y por otro lado que las estructuras estén colocadas por encima de los pilares y estén fijadas a estas a través de cables de acero”.

“En el momento que vienen las grandes crecientes, muchas veces -como en este caso-, son arrastradas por el río, y gracias a que están atadas con estos cables de acero se pueden recuperar de manera bastante inmediata, para luego repararlas”, añadieron.

En cuanto al rearmado de las estructuras, señalaron que “no hay una previsión de tiempo de cuánto pueda llegar a demorar”, pero generalmente “este proceso es ágil, por lo cual esperamos que en breve podamos tener a la Garganta del Diablo operativa”.

Te puede Interesar  Desde este año, septiembre será el “Mes de Artigas en Misiones”

En tanto, precisaron que “la lluvia torrencial fue fuera de serie”, ya que el viernes pasado se registró un caudal de agua de “más de 16.300 metros cúbicos por segundo”.

En este momento, el caudal “bajó considerablemente a 5.000 metros cúbicos” y se espera que “sigan las condiciones normales”.

“La situación todavía es incierta en cuanto a los daños que ha sufrido la pasarela, ya que todavía el agua está muy alta y muy turbia”, informó ayer a Télam el intendente del Parque Nacional Iguazú, Atilio Guzmán.

“Lo que se ha visto como algo catastrófico es para lo que se han hecho las pasarelas de manera de evitar que se dañe la estructura de anclaje que son los pilotines”, añadió.

“Tenemos que seguir esperando por lo menos esta semana, que baje más el agua y podamos evaluar a ciencia cierta los daños y ver el tiempo que va a llevar la reconstrucción o la puesta de la pasarela, o sea que no tenemos un panorama cierto del tiempo ni de lo que se dañó”, indicó Guzmán.

El río Iguazú tenía un caudal de 10.100 (m³/s) según el monitoreo hidrológico de la Companhia Paranaense de Energía (Copel) de Brasil realizado el viernes último

El Parque Nacional Iguazú reabrió sus puertas el viernes último a los visitantes, luego de la inusual crecida del caudal del río Iguazú, producto de las intensas lluvias en las altas cuencas en el estado de Paraná, en territorio brasileño, que además obliga a las hidroeléctricas de ese país a abrir sus compuertas para aliviar la carga de agua.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin