Estudiantes de la UNILA reabren una biblioteca en la Escuela 722 de Puerto Iguazú

A través de un proyecto de extensión de la UNILA (Foz do Iguaçu) se abrió una biblioteca en la escuela 722 de Puerto Iguazú. La biblioteca Arco Iris de Conocimiento cuenta actualmente con unos 400 libros.

El proyecto “Libros latinoamericanos vivos en la triple frontera” amplió el área de actividad con la creación de un nuevo espacio para libros en los primeros años de la escuela primaria. Es la Biblioteca Arco Iris de Conocimiento, construida a través del proyecto en la Escuela 722 de Puerto Iguazú. El grupo que conforma el proyecto, compuesto por estudiantes y maestros de Unila, también ha remodelado el espacio físico de otras dos bibliotecas escolares: la Escuela Municipal Brigadeiro Antônio de Sampaio, ubicada en la zona rural de Foz do Iguaçu, y la Escuela San Agustín, en Ciudad del Este.

La construcción del espacio de lectura en la escuela argentina se realizó colectivamente. Los miembros del proyecto llevaron a cabo tareas de limpieza, reciclaje y sorteo de rifas para comprar materiales. El proyecto también recibió donaciones y fue apoyado por la Municipalidad de Puerto Iguazú, que colaboró ​​con la fuerza laboral. Un estudiante de arquitectura en Unila, miembro del proyecto, contribuyó con la parte técnica de la construcción de la biblioteca, que ahora alberga una colección de unos 400 libros. Antes de la remodelación del espacio, como en otras escuelas, hubo un trabajo de organización y catálogo de la colección.

El entorno físico de las bibliotecas en las escuelas es el objeto de estudio del proyecto, cuyo objetivo es evaluar cómo el espacio bibliotecario interfiere con la mediación de lectura. El proyecto también tiene como objetivo alentar el interés de los estudiantes en la lectura. La iniciativa también actúa en la formación de educadores a través de la sensibilización y el diálogo sobre lo que es la literatura infantil, y cómo trabajarla en el entorno escolar, y también en la consolidación de colecciones que se refieren a la literatura latinoamericana. “Buscamos despertar la lectura, entendiendo el libro como una posibilidad de diversión, reflexión, discurso, como fuente de discusión ética y alfabetización, siempre buscando un espacio democrático para el debate”, explica la profesora de Unila Mariana Cortez, coordinadora del proyecto.

Los miembros del proyecto también hacen visitas a las escuelas, para contar historias a los estudiantes, trayendo, en esos momentos, discusiones que funcionan en la perspectiva de la recuperación de la identidad y la cultura de la región fronteriza y el intercambio de experiencias. Este semestre, el grupo del proyecto ha estado visitando la Escuela San Agustín en Ciudad del Este. El año que viene, será la escuela 722 de Argentina. Las acciones en la Escuela Municipal Brigadeiro Antonio de Sampaio se cerraron, pero hay un esfuerzo por medir el impacto del proyecto en relación con los hábitos de lectura de los estudiantes. “Uno de los criterios para evaluar el impacto es cómo la lectura llega a los hogares de los estudiantes. Estamos reuniendo testimonios de padres que informan si el niño contó la historia y cómo la contó. Estamos evaluando cómo se moviliza la comunidad y también mirando nuestro trabajo ”, dice Cortez.

Fuente ClickFoz

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password