Las cinco claves económicas de la semana que pasó

Compartí esta noticia !

 

A continuación, repasamos cinco noticias económicas de impacto local y nacional en la semana que concluyó ayer:

1) El consumo sigue en caída. Según la consultora CCR el consumo de alimentos, bebidas, artículos de tocador y limpieza cayó en el mes de marzo un 5% en cantidades, respecto del mismo mes del año anterior. Tomando el período enero-marzo, el consumo cayó 5,9% y se encamina al cuarto año consecutivo de baja (2014-15-16 y 17). El 2013 fue el último año donde el consumo mostró un repunte, comparado con las cantidades vendidas del año anterior. Todo parece indicar que los “brotes verdes” y la recuperación de la economía es un fenómeno muy estadístico y/o muy selectivo (es decir, le toca a unos pocos sectores). Definitivamente no se siente en la calle. La sensación generalizada es que el país sigue en recesión o en una situación de estancamiento económico.

2) Se destrabó la ampliación de Yacyretá. El jueves fue un día histórico con la firma de la renegociación del anexo C de Yacyretá entre los presidentes Mauricio Macri y Horacio Cartés. Entre otros puntos, se acuerda una deuda de la EBY con el Estado Argentino de algo más de 4.000 millones de dólares, que se comenzará a pagar en 10 años. El pacto debe ser refrendado por ambos Congresos. La Argentina obtuvo lo que más le interesa: luz verde para ampliar la represa con el turbinado del brazo de Aña Cuá y el proyecto, posterior, para instalar otras tres turbinas a las 20 ya existentes en la represa principal. Los pliegos para la licitación internacional de Aña Cuá ya están listos y una vez que se ratifique el acuerdo en ambos congresos, se lanzará el llamado a concurso.

3) Apareció el Banco Central para frenar la caída del dólar. Esta semana el ente monetario salió a dar una señal contundente al mercado al ponerle un piso al precio del dólar. Con compras por 100 millones el miércoles y otro tanto el jueves, la entidad monetaria logró ponerle un límite a la caída de la divisa, que aumentó algunos centavos. Las intervenciones fueron por afuera del Mercado Abierto Electróncio, ya que el BCRA hizo las compras directamente a los bancos oficiales. De todas formas el mercado tomó nota y el dólar pareció cobrar algo de impulso, luego de varias semanas de cotización en baja. El anuncio de Sturzenegger de que va a aumentar las reservas es una clara señal de que el BCRA saldrá a intervenir cuando considere que el dólar baja mucho y queda muy retrasado. Se trata de un sistema de flotación “sucia”, porque se rige por la oferta y la demanda, pero con intervenciones de la autoridad monetaria cuando lo considera conveniente.

Te puede Interesar  El 2017 fue un año récord para la yerba mate

4) ¿Cupificar o no cupificar? Esa es la cuestión. Desde que la crisis yerbatera estalló con las protestas de los productores en las rutas y, más tarde, con el acampe en la entrada del INYM, siempre estuvo sobrevolando una medida solicitada por los productores, pero que no muchos saben qué significa a ciencia cierta y mucho menos cómo implementarla: la cupificación. A pesar de que esta medida está contemplada en los estatutos y en la ley que dio origen al INYM, jamás se implementó en los 15 años de vida del organismo. De por si, una muestra de la reticencia del instituto a echar mano de este mecanismo. Incluso en el seno del directorio del INYM admiten que no saben bien cómo implementarla y se observa cierta reticencia a avanzar con la famosa cupificación. Ya antes del acampe, hubo una reunión para decidir avanzar con esta medida, pero al final de ese cónclave se terminaron anunciando medidas “light” que no alcanzaron a parar la protesta. Luego, en el pacto con los productores que permitió levantar el acampe, se prometió implementar la cupificación. Pero pasan los días y no hay claridad en la forma en que se tomará la medida. Es como si un sector de la cadena yerbatera la resistiera. El INYM parece estar alineado con esta postura. En la semana dieron a conocer cifras de caída de la entrega de hoja verde en secaderos y un directivo del INYM opinó: “Ya no es necesaria la cupificación porque no hay sobreoferta de yerba canchada”. Donde parece haber sobreoferta es en la hoja verde. Según lo pactado, se debería prohibir nuevas plantaciones y limitar en un 20 por ciento la cosecha de hoja ya existente. Pero la medida sigue “estudiándose”. Santiago Hardie, el funcionario de Agroindustria, estuvo estos días en Posadas y también afirmó que “hay que estudiar cómo implementar la cupificación”. Un dato: La última vez que se tomó una medida drástica en este sentido fue hace 50 años, cuando la CRYM prohibió la cosecha de hoja verde por dos años. Esta vez se estudia una medida mucho más leve, pero aún así parece una decisión que cuesta mucho tomar.

Te puede Interesar  Biden tiene ahora una larga lista de desafíos -urgentes- internos y externos

5) Sentados arriba de la soja. El mes de abril es siempre el más fuerte en la liquidación de exportaciones de soja. Sin embargo, este año fue paupérrimo. El retraso cambiario, los bajos precios del grano a nivel internacional y las lluvias que afectaron buena parte de la Pampa Húmeda hicieron que los productores se “sentaran arriba” de la oleaginosa. Según el último informe de compras y embarques de la Dirección de Mercados Agrícolas, al 26 de abril pasado se había vendido un 11,8% menos que a igual fecha de 2016. Los negocios actuales representan el 30% de una cosecha estimada en 56,5 millones de toneladas por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (aún no hay proyección oficial). El resto del país “no sojero” también sintió el impacto. En los 75 municipios misioneros, la chequera del Fondo de la Soja vino más flaca que nunca, cuando debió ser el mes de transferencias más generosas. Se liquidaron apenas 68 millones de pesos, cuando el año pasado los giros habían llegado a 114 millones. Como siempre, un tercio de este dinero se reparte entre las 75 comunas, que lo esperan con los brazos abiertos.

Martín Boerr

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin