Las Estaciones de Servicio tienen que vender elevados volúmenes para evitar pérdidas

Compartí esta noticia !

La mayor parte va al Estado a través de tasas municipales, impuestos provinciales e impuestos nacionales y al costo del combustible pagado a las petroleras.

Según detalla un informe elaborado por la Confederación de Entidades del Comercio de los Hidrocarburos de la República Argentina (CECHA), a marzo de 2022, considerando el precio promedio en todo el país, de los $ 5,792 que cuesta llenar un tanque de 50 litros de nafta super, $ 1,969.87 van, de una u otra manera, a distintos niveles del Estado, a través de tasas municipales, impuestos provinciales e impuestos nacionales. Significa que el consumidor paga impuestos por casi $ 2,000 cada vez que llena un tanque de nafta super.

De acuerdo al análisis, se trata de una estimación conservadora, ya que no incluye los impuestos que se pagan en etapas anteriores de la cadena de valor. Descontando del monto total de un tanque de nafta el costo del combustible pagado a las petroleras y el monto que se destina al Estado, quedan $ 437.24 (7.6 por ciento del total) en la Estación de Servicio.

Lo recaudado, tiene que destinarse a garantizar su funcionamiento las 24hs del día, los 365 días del año, lo que implica pagar remuneraciones de operarios de playa, encargados de turno y personal administrativo, adicionales establecidos por convenio colectivo y otros ítems establecidos por la legislación laboral, servicios de recaudación de caudales, higiene y seguridad, cobertura de emergencias médicas, auditorías de tanques y superficies, seguros, energía eléctrica, costos financieros y una larga lista de ítems necesarios para el normal funcionamiento de un establecimiento tipo.

Este monto es, en general, insuficiente para permitir una rentabilidad razonable para el sector, y ocurre cada vez que los precios de los productos vendidos (los distintos tipos de combustibles) se atrasan en comparación con los costos del servicio (entre otros, los salarios del sector). Por ejemplo, los salarios de operadores de playa equivalen hoy a 797.2 litros de nafta super, un nivel elevado en comparación con los últimos 12 años (540 litros en febrero de 2010).

Te puede Interesar  Martín Guzmán: “Este acuerdo con el FMI abre un camino transitable”

El relevamiento sostiene que este atraso del precio de los combustibles con relación al resto de los precios implica que cada Estación de Servicio tiene que vender elevados volúmenes para evitar pérdidas.

El punto de equilibrio de una boca de expendio con 2 operarios de playa por turno, 1 cubrefrancos, 1 encargado de turno y 1 empleado administrativo fue durante marzo de 2022 de 305,000 litros, volumen mensual que no alcanza el 52.8 por ciento de las estaciones de servicio del país”, subrayan en CECHA.

Fuente: Redacción Surtidores

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin