Las risas del emperador

Las risas coronaron la frase sin filtros de Federico Braun al responder sobre la inflación. “¿Qué hace La Anónima con la inflación?”, preguntó el periodista de Clarín, Ricardo Kirchbaum. “Remarca precios todos los días”, respondió sin dudar el empresario, uno de los que se niegan a pagar el impuesto a la Renta Inesperada que alcanzará a aquellas empresas con Ganancia Contable superior a 1.000 millones.

No es casual que el auditorio en el Hotel Sheraton de la ciudad de Buenos Aires, lo haya celebrado cómplice: la Asociación Empresaria Argentina es una de las entidades que rechaza el tributo que ya cobran Italia y aplicará Reino Unido, además de estar en estudio en otros países. 

Pero no fue un chiste lo del dueño de La Anónima, sino la actualización de un modo de operar. 

– ¿Y la hiperinflación? – le preguntó la periodista Andrea Lluch a Federico Braun en una entrevista publicada en 2008 por la revista Creating Emerging Markets.

– Para nosotros, la inflación fue un momento muy positivo. La inflación creciente, la hiper-inflación desembocó en esa crisis. Pero para un supermercado que paga a los 60 días y vende al contado, yo decía ‘no era un rey, era un emperador’, porque nuestro balance en el 86, 87, 88, con inflación creciente, fue espectacular – respondió. 

La pregunta entonces es ¿remarca porque hay inflación? o ¿hay inflación porque remarca? 

El modus, de todas formas, no debe sorprender. La frase del tío lejano de Marcos Peña es parte de una construcción que se encadena con otros eslabones, como la sentencia del juez de la Corte Suprema, Carlos Rosenkratz para quien “no puede haber un derecho detrás de cada necesidad” o la carta de presentación del economista Javier Milei, quien en el lanzamiento de su candidatura presidencial dijo que “cuando hay un derecho alguien lo tiene que pagar”. Es la expresión más radical de la grieta, que excede a la visión política y que se empodera en el “nosotros” por encima del resto.

El ruido político generado por las réplicas al emperador no debe distraer de lo importante: la inflación corroe las expectativas de millones de argentinos, mientras que unos pocos, poquísimos ríen. No es un problema del ahora, sino un arrastre de una década en la que cada año fue peor que el anterior. Récord de Mauricio Macri, sin pandemia y sin emisión. Récord de Alberto Fernández con pandemia y con emisión. Sobran excusas, abundan los moderados o los que agitan la receta cuando no tienen responsabilidades. Faltan soluciones. 

Sin embargo, la política sigue enfrascada en la grieta y con una agenda que está alejada años luz de las necesidades del de a pie. La “nueva mayoría” construida en el Congreso, con la alianza Cambiemos como punta de lanza, puso como prioridad una reforma política, como si eso fuera a solucionar algún problema de fondo y representara una demanda real de la sociedad. Nada más alejado. 

La boleta única no es garantía de nada y mucho menos así, parida en una discusión apresurada, con una parte más interesada en asestar un golpe gestual al Gobierno que en dotar de transparencia al sistema electoral.

Nosotros debemos pensar en la boleta de la luz de la gente, no en la boleta para las elecciones”, definió el diputado nacional Diego Sartori. El bloque misionerista, que mantiene distancia de la puja entre kirchnerismo y macrismo, no votó la reforma. Los del Frente de Todos votaron en contra. Los de la alianza Cambiemos celebraron “un paso histórico”. Boleta Única ya, como un grito eufórico. 

Lo cierto es que el sistema actual, con sus falencias y aún con las habituales pataletas de los perdedores, nunca fue cuestionado por torcer la voluntad popular. Las denuncias son más de folklore que efectivas. Con este sistema ganó Mauricio Macri. Y también perdió en primera vuelta. 

Debería preocupar más el creciente voto en blanco y las abstenciones, producto del escepticismo que genera la burbuja de la política. 

Ese escepticismo, la falta de respuestas, habilitan como paradoja, a los emergentes del otro extremo. Los Bolsonaro, los Milei o la abanderada de la mano dura, Patricia Bullrich, que promete eliminar los obsoletos ministerios de Educación y de Salud y adelanta que “de la crisis se va a tener que salir con los ahorros de los argentinos, porque no va a venir capital por un tiempo”. Vienen por todo y los ahorros. Reminiscencias del corralito. Lo anticipan los mismos que generaron el endeudamiento récord que somete y condiciona al país por las próximas décadas. Harían lo mismo, pero más rápido, admite Macri, quien todavía quiere su segundo tiempo.

La única forma de eludir los efectos colaterales de la pulseada nacional es mantenerse al margen. La Renovación se desmarca de oficialismo y oposición y trabaja en la agenda local. Cada porción de lo que se pueda conseguir, es un premio a la insistencia. Más de 8.700 millones trajo el gobernador Oscar Herrera Ahuad en una ajetreada gira por Buenos Aires. Se usarán para soluciones habitacionales y de infraestructura. 

Al mismo tiempo, la independencia de criterios le permite desmarcarse de decisiones apuradas del Gobierno, que ahora decidió duplicar el precio del combustible para los compradores extranjeros, para aplacar la crisis del combustible que atraviesa a más de medio país. Es cierto que el precio desalentará la compra de paraguayos y brasileños, pero para Misiones esa no es una solución, ya que los mismos que vienen a cargar, también hacen su aporte al consumo interno. Es momento de aprovechar las asimetrías, no de correr a compradores, como le hizo saber el titular del Ejecutivo al presidente de YPF, Pablo González, quien vino a Misiones a conocer en terreno, cómo es el tráfico vecinal del combustible en la provincia donde al mismo tiempo, se paga el precio más alto de la Argentina. 

Herrera Ahuad advirtió que el precio diferencial para compradores extranjeros, no solucionará el faltante de combustible en Misiones y por el contrario, “incentivará aún más el contrabando”.

“Sin dudas que la medida (el aumento en el precio del gasoil a extranjeros) es paliativa. No es una medida que va a resolver esta problemática pero también como provincia debemos generar medidas concretas para aliviar estas situaciones que se traducen también en los precios, la calidad del producto y que no haya faltante de ello”, observó Herrera Ahuad. 

La convivencia de frontera a veces conviene a uno, a veces a otro. Realidades que son incomprensibles en Buenos Aires.

Misiones aprendió a convivir y a pensar como región

El intendente Leonardo Stelatto, único alcalde argentino invitado a la Cumbre de las Américas, que reunió a mandatarios de todo el continente, expuso esa realidad en Los Ángeles: el diseño de una smart city conectada con una región extendida conformada por Garupá, camino a ser la segunda ciudad más poblada de Misiones, Candelaria y Encarnación. Entre todas suman 550 mil habitantes, que requieren servicios acordes. 

Stelatto, uno de los intendentes mejor valorados de la Argentina, compartió la experiencia sobre el desarrollo de políticas ambientales, gestión de regiones metropolitanas, movilidad sostenible, como también las alianzas público-privadas.

En la agenda de trabajo del intendente Stelatto incluyó una reunión con el alcalde de Los Ángeles, Eric Michael Garcetti y con el Presidente Ejecutivo de CAF, Sergio Díaz-Granados. Visitas futuras, potenciales inversiones en innovación y turismo, fueron parte de las conversaciones. 

La Cumbre reunió a destacados intendentes de América para discutir soluciones, innovaciones, mejores prácticas y desafíos comunes de aspectos políticos, económicos y ambientales de la región. Y para seguir construyendo ciudades más inclusivas, sostenibles, productivas, inteligentes y seguras.

Posadas tiene salud y educación a la altura, un sistema de transporte moderno. Falta recuperar la conectividad con Encarnación, pero eso depende de resortes, otra vez, de Buenos Aires.

Para consolidar el crecimiento de los últimos años, Misiones reflotará una demanda histórica ante la Nación. Con los datos del censo 2022, el Gobierno provincial presentará un reclamo para aumentar en un punto el porcentaje de Coparticipación, para pasar de 3,43% a 4,43%.

Un punto más equivale a 4000 millones de pesos y de este modo, Misiones recibiría quince mil pesos por habitante, una posición mucho más acorde con el otro dato: las proyecciones indican que Misiones será la novena provincia más poblada del país, con el mayor crecimiento demográfico en la última década. Y al mismo tiempo, es la séptima u octava economía. Misiones hoy está en el puesto 21 en el reparto, con 10.001 pesos por habitante, apenas por encima de Mendoza, que recibe 9.150 pesos y Buenos Aires: Axel Kicillof recibe 5.700 por bonaerense. 

La modernización es clave. Oberá, con su nuevo alcalde, Pablo Hassan, dio un paso adelante en ese sentido. Después de una licitación abierta, decidió convocar de urgencia a un nuevo grupo empresario para prestar el servicio de transporte público, a todas luces precario para una ciudad de más de 80 mil habitantes. El concesionario actual está cargado de deudas con los trabajadores, con la Afip y con el propio municipio.

Lo mismo que la Cooperativa Eléctrica de Oberá, donde abrevaban muchos dirigentes enrolados en la oposición, acostumbrados a no pagar. Más de mil millones de deuda acumulada convirtieron a la entidad en un gigante inviable. Habrá que trabajar mucho para ponerla en condiciones.

No es la única en esa situación. La de Eldorado incluso debe el doble. Habrá que ponerse al día so pena de correr la misma suerte. El dinero que pagan los usuarios y los socios, no puede tener un destino oscuro. La decisión del Gobierno fue expuesta en una reunión con los dirigentes de la Federación de Cooperativas. Algunas son ejemplo de cuentas en orden. Todas deberán ponerse en línea, advirtieron los representantes del Gobernador.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password