Devolviendo resultados: fila1 fila2on fila3on fila4on

Licitación clave: Economía sale a rollear vencimientos y apuesta a los bancos

Les ofrece un bono a 2027 ajustable por la tasa Badlar (plazos fijos) incrementada. Daría un rendimiento del 48% nominal anual, por encima de títulos similares que se usan para integrar encajes.

En el marco de una licitación clave de deuda en pesos, en la cual el Tesoro busca apuntalar la confianza de los mercados, el Ministerio de Economía pondrá mañana a disposición de los inversores instrumentos financieros por un total de $105.000 a valor nominal, un monto que igualmente es ampliable. Se trata de la segunda colocación de letras del mes.

La particularidad del llamado de este viernes es que el equipo de Finanzas, que comanda Eduardo Setti, puso a disposición un nuevo bono con vencimientos a noviembre de 2027 ajustable por la tasa Badlar multiplicada por 0,7 puntos. Es decir, que está ofreciendo un bono ajustable por la tasa promedio que rinden los depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos en los bancos privados. El título tendrá por nombre Bonte 2027 y será, por decirlo de algún modo, la “estrella” del llamado ya que representa el 80% de la oferta y se orienta hacia los bancos.

Entre los operadores de mercado hay algo de sorpresa respecto de la falta de instrumentos ajustables por inflación (CER), que son los más demandados aunque con tasas de interés del 116% en los mercados secundarios. El llamado está compuesto por por una LELITE al 16 de diciembre (solo para Fondos Comunes de Inversión) a una Tasa Nominal 69%, una nueva LEDE al 31 de marzo 2023 (S31M3) y el mencionado bono Badlar.

Según estimaciones privadas, el Tesoro enfrenta pagos por $164.233 millones, el cual está explicado en un 73% por un cupón del BONTE27 (TY27). Solo un 14% estaría en manos de dependencias del Estado.

Para Portfolio Personal Inversiones, lo más interesante del nuevo Bono Badlar es que al valor actual en el mercado “pagaría una tasa de 48%, por encima de la TNA máxima de 43,25% que ofrece el TY27”, que un título que ahora usan las entidades financieras para integrar encajes.

“Creemos que este nuevo bono estuvo ideado para los bancos, posibilitando que también puedan utilizarlo para integrar el 5% de los encajes de plazos fijos, cajas de ahorro y cuenta corriente, aprovechando el pago del cupón del instrumento anterior”, plantea PPI. La consultora también señala que la LEDE a marzo “debería salir en un rango de 88%/88,75% nominal, para que esté en una tasa efectiva comparable a las LEDEs de enero y febrero”.

Con ello, se buscaría descomprimir la situación del Banco Central. En la última licitación de Leliqs, la entidad monetaria liberó unos $220.000 millones de pesos porque no renovó completamente un vencimiento de $978.000 millones. Los nuevos instrumentos buscan que los bancos se enfoquen en las ofertas del Tesoro.

La otra cuestión es que el Ministerio de Economía procura limitar el alcance de títulos indexados, tanto por inflación como por el dólar oficial, tanto los bonos “dollar linked” como con los Duales. El riesgo de un eventual cimbronazo cambiario no es nulo, y en caso de producirse generaría un problema adicional en las cuentas públicas.

Tal cual lo señaló el principal analista para la Argentina de la calificadora de riesgo Moody’s, Gabriel Torres, al hablar de la deuda en pesos, “el riesgo de un default es pequeño, pero no es cero”. Y eso se debería a la situación del BCRA. Para Moody’s una situación disruptiva en la entidad que conduce Miguel Pesce podría generar una complicación macro economía importante.

La licitación de este viernes llega luego de que la semana pasada Economía realizara un canje para descomprimir los vencimientos de deuda en pesos del último bimestre, que ascendían a alrededor de $1,7 billones. En esa operación consiguió una adhesión del 61% de los tenedores, pero hubo una participación mayoritaria de los organismos públicos. Entre los privados, estiman que hubo una aceptación en torno al 20%. Es por eso que la colocación viene a plantear el desafío de mostrar solvencia en el financiamiento del Tesoro, que necesita rollear los vencimientos y sumar fondeo extra para cubrir el déficit fiscal. La señal que se obtenga será importante de cara a un 2023 electoral, que resultará exigente para el programa financiero.

Fuente Ámbito

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE