Los números de una semana para el olvido

Compartí esta noticia !

Todos los datos que conocimos durante esta semana dan muestra del deteriorado escenario con el que asumió el actual gobierno nacional pero también, y en mayor medida, de la fuertísima depresión de la economía nacional a partir de la nueva gestión. No hubo ningún dato positivo que permita siquiera actuar de paliativo ante un escenario que muestra una irrefutable caída de todos los indicadores en análisis. Con eso, las provincias en general muestran resultados que dejan a las claras lo complejo del contexto actual pero más aún, lo sombrío que es el futuro de corto y mediano plazo. 

La semana inició con la tardía, pero finalmente concretada, publicación respecto al empleo registrado en el sector privado con datos que corresponden al mes de noviembre pasado, que fueron difundidos el día lunes. Allí se observa una tendencia muy negativa: a nivel país, se registró el tercer mes consecutivo de bajas en los cuales se perdieron 26.300 puestos de trabajo. En Misiones, se vio una situación muy puntual: pasó de alcanzar su récord histórico en septiembre a perder casi 1.800 empleos en los siguientes dos meses, retrotrayendo los niveles de empleo a los observados en el mes de mayo; agravando ese escenario, en la comparación interanual exhibió su primera caída en 32 meses. Si bien es claro que ya durante el segundo semestre del 2023 la situación fue tomando una velocidad de deterioro considerable, es durante los últimos dos meses del año donde se aceleró notablemente la desmejora. En esta cuestión vinculada al empleo, nadie quedó exento: incluso provincias que venían mostrando una muy importante consolidación de crecimiento, como Neuquén, cayeron en terreno negativo ante un escenario combinado de recesión e incertidumbre. 

Aquel récord alcanzado por Misiones en septiembre quedó lejos no solo por la última foto observada, sino principalmente por lo que ya transitamos de este año y por las expectativas por lo que se viene. Las fortalezas y virtudes que tiene la provincia podrían alcanzar para amortiguar los golpes nacionales, pero si hay ausencia de un Gobierno nacional en términos de impulso a la producción y la competitividad, no hay escudo que resista. Se está condenado a las provincias a intentar quedarse paradas cuando reciben trompadas de todos los frentes. En este sentido, no hubo ni siquiera una señal (ni hablar de acciones) del Estado nacional que genere optimismo, por lo cual debemos prepararnos para continuar viendo desmejoras en relación con empleo formal para los meses de diciembre, enero y febrero, de mínima. 

La semana continuó con otro dato clave: el martes, INDEC dio a conocer los resultados de la Encuesta de Supermercados correspondientes a diciembre. Aun considerando que se trata de un indicador con fuertes limitaciones dado la confección de su muestra (solo considera a empresas que cuentan por lo menos con alguna boca de expendio cuya superficie en salón de ventas sea igual o supere los 200 m2 o que la suma de la superficie del salón de ventas de todas sus bocas de expendio sea igual o supere los 200 m2), es igualmente relevante observar su evolución.

Te puede Interesar  ¿Qué provincias están más expuestas en el actual contexto político y económico?

A nivel país, las ventas cayeron 6,6% interanual, tratándose del descenso más importante de los últimos 33 meses. En Misiones, la baja fue del 17,8% real, la más severa en 44 meses. Si bien históricamente el mes de diciembre es de alto volumen de ventas (de hecho, fue el mes de mayor facturación en pesos corrientes), este diciembre 2023 sufrió de lleno el altísimo impacto de la devaluación y la inflación que superó el 25%, sumado a la ya muy debilitada trayectoria que traía de los meses previos. Para poner en contexto la caída de este indicador, si observamos los últimos cinco años, la caída de diciembre fue la segunda más alta para la provincia, solo por debajo de lo que fue el descenso del abril 2020, es decir, el primer mes impactado de lleno por las restricciones de la pandemia, por lo que hay evidencia suficiente para concluir que el poder de compra se derrumbó fuertemente en el ultimo mes del 2023, parte responsable de la administración Fernández y parte responsable de la gestión Milei. 

La semana continuó sin dar noticias positivas. El día miércoles conocimos otro dato del mes de diciembre, que tiene que ver con la industria de la construcción. El empleo en ese sector se desplomó 6,3% interanual (-26.707 empleos) a nivel nacional, al tiempo que el salario promedio cayó 17,3%, el descenso más fuerte de los últimos tres años. En Misiones, el empleo cayó 29,7% (-2.806 puestos de trabajo) y el salario real, -24,9%. Si bien este sector ya mostraba un importante debilitamiento en el ultimo tramo de año, en diciembre se vio de manera muy brusca las consecuencias del freno a la obra pública, que es la principal tracción de la construcción en general. 

El jueves pudimos conocer como la recesión, la caída en la recaudación y los cambios en materia tributaria realizados en plena campaña electoral generan un profundo bache en las economías provincias: las transferencias automáticas a las provincias (entre las que se incluyen la coparticipación) cayeron 20,4% interanual, la más dura de los últimos 45 meses.

Te puede Interesar  Según el IARAF el 43% del ahorro fiscal en el primer bimestre del año fue por las jubilaciones

A Misiones los fondos se contrajeron en un 21,3% siendo esa la caída más importante desde la pandemia. Si analizamos el primer bimestre, Misiones acumula una pérdida real del 17,2%, que equivalen a unos $ 30.371 millones perdidos en solo dos meses, lo que sería la mayor pérdida de recursos de los últimos nueve años. Estos niveles de caída naturalmente provocan un desequilibrio en las arcas provincias, debiendo así los distritos reorganizar sus esquemas presupuestarios, con el salario público como uno de los principales ejes de negociación en un período del año donde la gran mayoría de las provincias ya discutió y discute aún las paritarias para el primer tramo del año. 

Si bien aún no conocimos los datos finales del mes, podemos agregar a la cuestión de las transferencias automática la situación respecto a las no automáticas, que son el foco central de atención del gobierno nacional en la disputa con las provincias. Al 28 de febrero, es decir, faltando solo un día hábil para cerrar el mes, a Misiones habían llegado solo $ 80 millones, cuando en igual mes del 2023 fueron $ 1.134 millones; es decir, la caída es del 98,2%. En enero, el descenso de estos envíos había sido del 97,8%. Estos datos nos permiten decir sintéticamente que la promesa de Milei y Caputo se mantiene vigente. 

Finalmente, el día viernes conocimos otro indicador vinculado a la demanda y al consumo: las ventas de vehículos 0km. En lo referido a automóviles, los patentamientos cayeron 18,7% interanual a nivel nacional y lo hicieron en -20,5% en Misiones; en las motos, fue -14,1% en el país y -30,7% en la provincia. Esto es una muestra más de un escenario no solo recesivo, sino también altamente incierto. 

Después de la enumeración de datos negativos, espera uno poder ver una luz al final del túnel, pero lo cierto es que aún no se ve nada. El gobierno nacional continúa empecinado con sostener una política de feroz ajuste del gasto sin importarle las consecuencias sociales, y las provincias no encuentran interlocutores que tengan poder de decisión sobre los reclamos y pedidos elevados. La buena voluntad que muestran algunos funcionarios, abriendo el diálogo con los gobernadores, chocan con la fuerte centralidad decisional del presidente Milei y del ministro Caputo que ratifican día a día su único norte: el equilibrio fiscal, aunque eso implique sufrimiento social.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin