Los salarios y la inflación: revisión de los últimos años

A continuación repasamos cómo la inflación ha incidido en los salarios de los distintos sectores de la economía.

Compartí esta noticia !

A continuación, compartimos un fragmento del GPS de PwC Argentina donde ponen el foco en cómo la inflación ha incidido en los salarios de los distintos sectores de la economía.

La inflación forma parte de un problema histórico de la Argentina que se ha intensificado en los últimos años. Una de las consecuencias de esto es la pérdida de poder adquisitivo, es decir, la capacidad de compra que tienen aquellos cuyos ingresos están relativamente fijos, entre ellos los salarios.

Si se observa la evolución del RIPTE (remuneración promedio de los trabajadores estables, es decir, registrados) vemos que, en la salida de la convertibilidad, los salarios en términos reales alcanzaron el piso de la serie1.

A partir de allí, iniciaron una fase de tendencia al alza que sería revertida a mediados de 2013 y continuaría hasta hoy. En el primer cuatrimestre del presente año dicha tendencia se mantiene, mostrando en términos reales una baja del 3,6% respecto de igual período del año anterior.

Es así como, haciendo uso de la información difundida por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, analizamos sectorialmente lo que ha ocurrido con la remuneración promedio de los trabajadores registrados del sector privado, tomando los últimos tres años de información disponible (2020-2022) y comparándolo con períodos de a cinco años anteriores. De esta forma, con la información disponible desde 1995, observamos que en términos reales los salarios del período 2020-2022 se encuentran por debajo de los quinquenios 2015-2019 y 2010-2014; situándose por encima de los quinquenios anteriores, que van de 1995 a 2009.

Esta situación se repite para la apertura según rama de actividad, con excepción de la pesca, que ha mostrado una recuperación en el último trienio. Aunque cabe destacar que la cantidad de empleados registrados en este sector representa el 0,2% del total de los trabajadores registrados en el sector privado.

Asimismo, observamos que los tres sectores que emplean la mitad de los trabajadores
registrados en el sector privado (promedio 2020-2022) son: la industria manufacturera, con el
18,6% sobre el total; el comercio al por mayor y menor, con el 18%, y servicios inmobiliarios,
empresariales y de alquiler, con el 14,4%.

Te puede Interesar  YPF obtuvo una rentabilidad de casi 144.000 millones de pesos durante el primer semestre

La industria, en su clasificación según rama de actividad a dos dígitos CIIU2, mostró la misma tendencia que el promedio; es decir, la remuneración en términos reales de las distintas ramas mostró descenso respecto de los quinquenios 2015-19 y 2010-14. Sin embargo, los niveles y variaciones fueron disímiles dentro del sector.

La remuneración promedio de la industria a pesos de 2022 del período 2020-2022 fue de $200.391, donde los sectores aserrado y cepillado de madera, y confección de prendas de vestir de piel no llegan a los $100.000, mientras que los sectores fabricación de productos de la refinación del petróleo, y fabricación de vehículos automotores superan los $400.000. Los últimos además fueron los que menor pérdida de poder adquisitivo evidenciaron respecto a 2015-2019. Por su parte, el sector cuya remuneración promedio tuvo la mayor caída fue el de fabricación de receptores de radio y televisión, aparatos de grabación y reproducción de sonido y video, y productos conexos ya que se encontró más de un 30% por debajo del período 2015-2019.

En lo que respecta a comercio al por mayor y menor, la dispersión entre los salarios es menor. El promedio del sector alcanza $151.312; donde venta al por menor de productos alimentarios, bebidas y tabaco en comercios especializados no alcanza los $100.000, mientras que venta al por mayor de máquinas, equipo y materiales conexos supera los $247.000. Por su parte los dos rubros que mayor cantidad de trabajadores emplean son venta al por menor de productos n.c.p3. excepto los usados, en comercios especializados (participación del 28,3%) y venta al por menor excepto la especializada (participación del 14,5%), donde los primeros promediaron un ingreso de $127.659 y $154.121, por debajo del promedio del sector.

El caso de la rama servicios inmobiliarios, empresariales y de alquiler presenta particularidades diferentes a los casos anteriores. Aquí cinco de los 17 sectores dentro de este rubro, los cuales representan el 17,5% de los trabajadores empleados en el sector, mostraron un alza en sus salarios respecto del período considerado anterior.

Estos fueron: actividades de informática n.c.p. (+31%), servicios de consultores en equipo de informática (+11%), servicios de consultores en informática y suministros de programas de informática (+6%), servicios de publicidad (+3), procesamiento de datos (+2%). En todos los casos mostraron salarios promedio más alto que el total de la economía, $383.192, $255.108, $277.346, $227.297 y $280.344, respectivamente, frente al promedio total de $172.675. El sector con mayor cantidad de empleados respecto del total de la rama fue servicios empresariales n.c.p., con el 47,8%; quien tuvo un salario promedio en el período 2020-2022 de $122.696 y mostró un descenso de 9,5% respecto del quinquenio 2015-19.

Te puede Interesar  Paraguay insiste a nivel regional para suspender peaje en hidrovía

Finalmente, considerando las 147 ramas de actividad a tres dígitos provista por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, solo 14 mostraron una mejora en el poder adquisitivo de los salarios en el período 2020-2022 respecto de 2015-2019; las cuales además representan en promedio un 6,8% del total de los trabajadores registrados en el sector privado, siendo que el restante 93,2% vio caer su poder de compra.

Como se desprende del análisis, la inflación ha tenido un fuerte impacto sobre la capacidad de consumo de la población asalariada. Asimismo, la situación para los sectores no formales ha sido aún peor. Ello se desprende del índice de salarios publicado por el INDEC para el sector no registrado. Dicho indicador revela caídas reales interanuales desde 20184, hasta la fecha de manera continua. Además, en los tres primeros meses de 2023 lleva una baja de 12% en términos reales.

Si bien este panorama podría estar explicando los bajos niveles de desempleo, ya que el mercado laboral estaría ajustando por precio y no por cantidad; también podría dar cuenta de un nuevo fenómeno: un alto nivel de pobreza de la población, aún en aquellos segmentos que cuentan con empleo.


1El registro inicia en julio de 1994 fuente Secretaría de Seguridad Social
2 Código Industrial Internacional Uniforme (CIIU) – Revisión 3
3 No clasificado en otra parte
4 La información comienza a estar disponible en octubre 2016, con lo cual la primera variación es aquella

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin