Más de la mitad de los trabajadores está insatisfecho en el mercado laboral

“Es la conjunción de desempleo, subempleo, ocupación informal y la permanente búsqueda de una actividad superadora por parte de una porción relevante de quienes están ocupados, tanto en lo que respecta a ingreso, habida cuenta de que el promedio nacional se mantiene estancado en torno al equivalente a 1.000 dólares por mes por habitante, como también a sus habilidades. Así surge de la relación entre los datos de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, al último trimestre de 2016. Los mayores índices se localizan en el área pampeana y, excepcionalmente, en las provincias del norte”, observa el Instituto de Estudios Laborales y Sociales de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales

 

El estudio de IDELAS resalta que “Es una tentación muy grande vincular el grado de insatisfacción en el mercado de trabajo con la tasa de desempleo, la cual se mide por la diferencia entre la tasa de empleo y la de participación de la población en el mercado de trabajo, y la baja de la tasa de la población económicamente activa, aunque es mayor en términos de la oferta real, ya que se considera desocupado aquel que busca afanosamente desempeñarse en una tarea rentada y no lo logra”.

Pero además, IDELAS profundiza en el análisis de los indicadores que trimestralmente brinda el INDEC de la Encuesta Permanente de Hogares y determinó un “índice de insatisfacción laboral, no ya pleno como el que no logra ocuparse, sino relativo, que comprende a los ocupados demandantes y los subocupados demandantes de un empleo mejor, y también a los que se ocupan en la informalidad, no sólo porque tienen un ingreso muy inferior al promedio nacional, sino también porque muchas veces lo hacen en condiciones de marginalidad extrema, tanto por falencias de la política de fiscalización en los tres órdenes de gobierno: nacional, previsional y municipal, como por prácticas de evasión de las pequeñas y medianas empresas en respuesta a una agobiante presión tributaria.  Así llega a un índice promedio de insatisfacción laboral de 54,4% de la oferta laboral total.

“La suma de trabajadores con algún grado de insatisfacción laboral determinó en términos del total de empleados que el primer puesto le corresponde con más del 60% a Mar del Plata; los 24 partidos del Gran Buenos Aires; y Gran Córdoba.  Le siguen un escalón más abajo, hasta el 50%: Jujuy; Tucumán; Río Cuarto; Gran Rosario; Gran La Plata; y Salta. Mientras que los menores índices, por debajo del 30% se concentraron en las provincias Patagónicas de Santa Cruz; Tierra del Fuego y Chubut y en las norteñas Formosa y Santiago del Estero”, estimó IDELAS. El estudio concluyó que “El altísimo índice de insatisfacción laboral explica en alguna medida la baja productividad media del conjunto de la economía, en particular por parte de los trabajadores que distraen parte de su tiempo en la búsqueda de una mejor actividad, sea en términos de ingreso y condiciones de empleabilidad, como de cambio de rubro donde considera que puede desarrollar a pleno sus habilidades y capacitación”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password