Mercosur: Los acuerdos con países extrazona deben abordarse de manera conjunta, advirtió Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández ratificó hoy que las negociaciones del Mercosur con países extrazona deben llevarse a cabo en forma conjunta por los países miembro, en medio de la tensión desatada dentro del bloque por la decisión de su par de Uruguay, Luis Lacalle Pou, de avanzar en un acuerdo con China de manera individual.

Compartí esta noticia !

El Presidente instó a sus pares a “resolver las asimetrías” dentro del bloque, y llamó en su discurso explorar la posibilidad de hacer un acuerdo comercial conjunto con China, en medio de las negociaciones que lleva acabo Uruguay con el gigante asiático.

El presidente Alberto Fernández instó este jueves a sus pares del Mercosur a “ponerse de acuerdo para trabajar juntos”, en un continente que “tiene lo que el mundo busca para el mañana” en el contexto de la guerra en Europa, como alimentos y energía, y les pidió “no buscar soluciones individuales que son de corto aliento”.

“Tenemos que estar más unidos que nunca, sino vamos a cometer el peor de los errores. Eso no quiere decir que no debamos discutir las asimetrías que padecen países como Uruguay y Paraguay, no me voy a hacer el distraído con eso. Tenemos que resolver todo lo que haya que resolver, pero debemos hacerlo como socios”, dijo Fernández durante su alocución en la LX cumbre de Jefes de Estado del Mercosur.

El encuentro se desarrolló en el Centro de Convenciones de la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol), en la ciudad de Luque, distante a unos 10 kilómetros de Asunción, en Paraguay.

El presidente Alberto Fernández ratificó hoy que las negociaciones del Mercosur con países extrazona deben llevarse a cabo en forma conjunta por los países miembro, en medio de la tensión desatada dentro del bloque por la decisión de su par de Uruguay, Luis Lacalle Pou, de avanzar en un acuerdo con China de manera individual.

En su discurso en la Cumbre de Jefes de Estado, que se realizó en el Centro de Convenciones de la Conmebol, en la ciudad paraguaya de Luque, Fernández no rechazó la posibilidad de que el bloque negocie con China un acuerdo de libre comercio e, incluso, instó a llevarla adelante de manera conjunta, en base a lo que establecen los tratados constitutivos del Mercosur

El Presidente argentino dijo que “así como hicimos con (el acuerdo con) Singapur”, se podría analizar “la posibilidad de insistir en que China tuviera un acuerdo con el Mercosur”.

“¿Por qué no lo analizamos juntos, por qué no vemos la factibilidad juntos?”, dijo Fernández sobre la posibilidad de que el bloque inicie negociaciones con China. “¿Por qué no pensamos en nosotros, en lo que somos, un espacio único”, como elemento distintivo para llevar adelante las negociaciones, añadió.

Te puede Interesar  Los empresarios piden a la política "consensos" para lograr estabilidad y crecimiento

Los problemas en la relación de Uruguay con los otros tres países del bloque quedaron en evidencia en el habitual comunicado de Prensa que se da a conocer al final de cada cumbre, que en esta oportunidad no fue suscripto por el gobierno oriental.

Las declaraciones de Fernández se dan luego de que Uruguay anunciara -previo a la cumbre- que finalizaron los trabajos para el estudio de factibilidad de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China y que ahora se inicia el camino de negociación del tratado en sí mismo.

En esa línea, Fernández propuso que los países del bloque se asocien para aprovechar los beneficios de la explotación del gas que se lleva a cabo en Argentina y destacó la necesidad de “hacer mucho más fuerte nuestra región y el Mercosur para que también la Celac sea más fuerte” y propuso, en ese marco, “tomar decisiones de conjunto” en el contexto de la guerra que se desarrolla entre Ucrania y Rusia.

Al iniciar su discurso, el presidente argentino adelantó que iba a improvisar y comunicó a los demás participantes del cónclave que no leería el discurso que tenía preparado porque quería “reflexionar sobre lo que implica el Mercosur y Latinoamérica en los tiempos actuales”.

En ese marco, dijo que los mandatarios de los países del Mercosur gobiernan “en un tiempo singularmente difícil en el mundo” por el surgimiento primero de la pandemia de coronavirus y luego de la guerra, y advirtió que aún “no se toma dimensión de la gravedad del problema”.

“Argentina heredó lo que heredó y tuvimos que hacer un enorme esfuerzo por robustecer los sistemas de salud para proteger a nuestras habitantes. Nuestras economías estuvieron paralizadas y luego vino la guerra entre Ucrania y Rusia. La guerra generó que los cereales que se producen en Ucrania no puedan comercializarse y el hambre empieza a golpear en el mundo”, sostuvo al enumerar las consecuencias que está dejando el conflicto bélico.

En ese sentido, agregó: “Hay una enorme complejidad que vive el mundo. El mundo se divide. El hambre empieza a asediar al mundo entero y en el hemisferio sur están las principales víctimas”.

Al repasar sus últimas intervenciones en foros internacionales, Fernández reseñó: “Hay que escuchar declarar a los líderes de Europa que sus países se quedan sin energía. En un contexto en el cual aumenta la inflación, al igual que los Estados Unidos. El carbón se ha vuelto a volver importante con los daños ambientales que eso genera” y alertó: “Tenemos que darnos cuenta del mundo en el que vivimos, y si no lo hacemos nos vamos a equivocar”.

Te puede Interesar  Misiones desplegó su propuesta turística en Uruguayana

Para Fernández, la región “tiene lo que el mundo busca para el mañana, y si no nos damos cuenta que tenemos que estar más unidos que nunca, vamos a cometer el peor de los errores”.

Recordó además que América Latina es “el continente más desigual y tiene el deber de protegerse”, en un contexto en el cual “en Europa vuelan las balas y en el sur vuela el hambre”.

“Tenemos el imperativo moral para ponernos de acuerdo en producir el alimento que el mundo necesita. El mundo que se viene es el de las regiones. Hay que tomar decisiones de conjunto. Debemos hacer mucho más fuerte nuestra región y el Mercosur para que la Celac sea más fuerte”, insistió el mandatario argentino en uno de los tramos más importantes de su intervención.

Para finalizar, expresó: “El Mercosur debe vivir muchos años más y debe vivir siempre en una América Latina unida porque el mundo ha cambiado. Si no lo entendemos, no habremos aprendido las enseñanzas del Papa Francisco, quien siempre afirma que nadie se salva solo”.

Luego de las exposiciones de los mandatarios, se realizó la ceremonia de traspaso de la Presidencia Pro Témpore a la República Oriental del Uruguay.

Por su parte, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, participó en la cumbre a través de un video, ponderó la labor del Mercosur en el contexto de la pandemia y llamó a asegurar la “seguridad alimentaria”

Al finalizar la actividad, el presidente de Paraguay, Abdo Benítez, ofreció un almuerzo en honor a los jefes de Estado presentes y sus respectivas comitivas en el complejo del Chaco/Tosa.

Formaron parte de la comitiva argentina la primera dama Fabiola Yáñez; el canciller Santiago Cafiero; la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca Bocco; y los embajadores argentinos ante Paraguay, Domingo Peppo; y Uruguay, Alberto Iribarne.

Además de los miembros plenos del bloque regional (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), participaron representantes de Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam. Y también asistieron el secretario general de la ALADI, Sergio Abreu; y el presidente ejecutivo de FONPLATA, Juan Notaro Fraga.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin