Microeconomía personal: preguntas que deberías hacerte antes de invertir en un contexto inflacionario

Compartí esta noticia !

La caída del poder adquisitivo en Argentina es una realidad que afecta a todos los ciudadanos, y si bien la inflación bajó en los últimos meses, continuamos viviendo momentos de mucha volatilidad. Esto afecta directamente a la microeconomía personal. Por eso, desde YONT, app fintech en pleno crecimiento, te compartimos las preguntas clave que deberías hacerte antes de invertir en este contexto.

Mis metas financieras. ¿Cuánto estoy dispuesto a invertir?

Si te estás iniciando en el mundo financiero es normal sentirse desorientado ya que la inflación no solo afecta a nuestros bolsillos sino también a nuestra psicología financiera. Lo primero que hay que definir es el monto con el cual estás dispuesto a empezar tu planificación financiera. Para ello hay que tener en cuenta tus ingresos fijos y tus gastos mensuales (tanto los fijos como los variables).

La siguiente etapa es determinar el monto total en porcentajes. Si vas a destinar una parte de tus ingresos, es aconsejable que este monto se mantenga en el tiempo y tratar de que no se vea afectado por los gastos ordinarios y extraordinarios.  El porcentaje lo definís vos, pero suele rondar entre el 10% y 15% de tus ingresos mensuales. En cambio, si llegar a fin de mes es una odisea, se recomienda que inviertas una vez que hayas cubierto tus gastos.

¿Cada cuánto voy a invertir?

Este punto también es clave porque te da una perspectiva y te ayuda a construir tu “rutina inversora”. ¿Lo voy a hacer todos los meses, cada dos, o cuál va a ser mi frecuencia de inversión? Son preguntas que deberías hacerte para entender tus posibilidades y en función de esto, definir un objetivo.

Te puede Interesar  La inflación no baja como esperaba y el BCRA cambió de rumbo y subió las tasas de interés

¿Qué riesgo estoy dispuesto a asumir?

Para empezar, hay que definir cuál es tu perfil de inversor y en base a eso determinar qué instrumentos están alineados con el riesgo que estás dispuesto a asumir. Por ejemplo, para un perfil más conservador, hay instrumentos de renta fija, que aseguran una renta mensual, como el plazo fijo. El problema es que hoy las tasas han bajado muchísimo y el interés mensual no le gana a la inflación. Si te sentís identificado con este perfil, la recomendación es diversificar. Evaluar otras alternativas en el mercado que no conlleven riesgo y que ofrezcan liquidez, para el perder el menor poder adquisitivo posible. En cambio, para un perfil más agresivo, que apunta a activos más volátiles, una opción recurrente suelen ser las acciones o criptomonedas.

¿Cuál es mi objetivo de inversión?

Uno de los principales motivos por los cuales es necesario invertir nuestro capital, es que hoy en día tener pesos, inclusive dólares, congelados en una cuenta bancaria o abajo del colchón, es sinónimo de perder plata. Entonces, esta debería ser tu objetivo principal. A su vez es necesario hacerlo para lograr tus metas financieras, como comprarte un auto, mudarte o armar tu fondo de retiro. De ese objetivo va a depender el tipo de inversión y el plazo en el que la hagas.

¿Corto, mediano o largo plazo?

En un contexto inflacionario como el actual, existen distintas opciones en el mercado que te permiten pensar en el largo plazo, pero sin descuidar el corto. Tu decisión va a depender de varios factores, incluyendo tus objetivos financieros, tolerancia al riesgo y tu horizonte temporal. Te dejamos algunas consideraciones para cada plazo:

Te puede Interesar  Las provincias mejoran su recaudación y se encaminan al quinto año seguido de superávit primario

-Las inversiones a corto plazo suelen tener un horizonte menor a un año. Podríamos decir que están ligadas a objetivos más cercanos en el tiempo, como una mudanza, vacaciones o renovar algún electrodoméstico.

-En cuanto al mediano plazo, tu estrategia debe estar enfocada en lograr una rentabilidad moderada, pero sin asumir riesgos excesivos. Un objetivo puede ser cambiar el auto.

-Por último, las inversiones a largo plazo, son de al menos 10 años. Los objetivos asociados a este tipo de inversión deben ir a la par de ese plazo, como, por ejemplo, armar un fondo de retiro, comprar una casa, etc.

“Nuestro objetivo es acercarte herramientas financieras e información clara y completa. Opciones para invertir hay muchas, la decisión es personal y dependerá principalmente de todos los puntos anteriores. Lo más importante es hacerlo en entidades confiables, de las que puedas verificar su rendimiento histórico, que te brinden tranquilidad y todas las respuestas a tus dudas.”, sostiene Federico PalmisanoCFO de YONT. Recordá hacer tu propia investigación y asesorarte para tomar decisiones informadas.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin