Moody’s dijo que Argentina podría “zafar” de una devaluación en 2023

El vicepresidente y analista senior de la calificadora de riesgos, Gabriel Torres, analizó el panorama de las obligaciones del país en moneda local y extranjera.

Compartí esta noticia !

El vicepresidente y analista senior de la calificadora de riesgos, Gabriel Torres, analizó el panorama de las obligaciones del país en moneda local y extranjera.

En 2023, la economía Argentina podría “zafar” de una devaluación “sin que explote todo”, según el vicepresidente de Moody’s, Gabriel Torres, quien también y advirtió sobre el alto endeudamiento del gobierno tanto en pesos como en dólares.

Moody’s decidió mantener la calificación “Ca”, en el escalón 20 dentro de un rango de 21. Las obligaciones Ca se caracterizan por ser “altamente especulativas y es probable que estén en incumplimiento, o casi en incumplimiento, con ciertas perspectivas de recuperación de principal e intereses”.

“Nuestro escenario para Argentina en 2023 es que más o menos logra zafar sin que explote todo”, dijo Torres y añadió que una “explosión” es un escenario donde “la inflación pega un salto, desde donde está, que afecte la  macroeconomía”.

“Hoy no estamos viendo ese riesgo pero lo que nos preocupa muchas veces es el riesgo que se pueda refinanciar la deuda”, añadió.

Dijo que “consideramos que se puede llegar a diciembre de 2023 sin una devaluación, o con una que esté a la altura de la inflación, pero el riesgo de que estemos equivocados es alto”.

El informe:

Moody’s: Las necesidades de refinanciamiento en moneda local del gobierno argentino aumentan el riesgo crediticio soberano y ejercen presión sobre el balance de los bancos

  • La deuda pública en moneda local es baja, pero los riesgos de refinanciamiento son elevados.
  • Los riesgos sistémicos de los bancos están relacionados principalmente con su exposición a la deuda del banco central, los cuales son compensados en parte por fundamentos financieros adecuados.
Te puede Interesar  La española Muguruza y la estonia Kontaveit definen a la campeona del Masters en Guadalajara

La deuda en moneda local de Argentina equivale a menos de un tercio de toda la deuda pública, y la deuda con el sector privado, que representa el mayor riesgo de refinanciamiento, equivale a menos del 10% del PBI. Sin embargo, la pequeña escala del sector financiero no ofrece suficiente acceso al mercado, ni siquiera para la cantidad comparativamente pequeña de deuda denominada en pesos, señala Moody’s Investors Service en un nuevo informe.

El volumen de deuda con intereses del banco central representa otro desafío para la deuda en pesos del gobierno. El gran volumen de deuda del banco central intensificará cualquier crisis cambiaria, a medida que los acreedores de la deuda en pesos optan por cambiar la composición monetaria de sus carteras y hacen subir el tipo de cambio.

“Como la inflación ya está casi en el 100%, una crisis cambiaria repentina podría llevar al banco central y al gobierno a congelar o confiscar los depósitos y ahorros en pesos para limitar las presiones sobre el tipo de cambio”, afirma Gabriel Torres, Vice President – Senior Credit Officer de Moody’s Investors Service. Asimismo, añade “si bien hoy vemos esto como un escenario de baja probabilidad, Argentina ya ha implementado este tipo de políticas para hacer frente a períodos de inflación muy alta”.

La exposición de los bancos argentinos a la deuda del gobierno y del banco central –mayormente denominada en moneda local– ha aumentado recientemente y plantea riesgos sistémicos para el sector financiero. Sin embargo, el crecimiento de la exposición directa a la deuda pública permanece contenido, mientras que la deuda del banco central representa la mayor parte de los activos de los bancos. Estas exposiciones han hecho que el perfil crediticio de los bancos sea cada vez más susceptible a los riesgos de refinanciamiento de la deuda pública y a cambios en las condiciones monetarias.

Te puede Interesar  Las ventas en supermercados subieron en enero 3,8% respecto a igual mes de 2020

Los fundamentos financieros de los bancos en general han mantenido su resiliencia en los últimos años. Si bien los bancos no podrían soportar por completo la carga de una crisis severa de deuda del gobierno y del banco central, la solidez de sus balances les proporcionaría un mitigante significativo que les permitiría soportar la presión en escenarios de estrés moderado. La calidad de cartera de los bancos se ha contenido; los niveles de liquidez tanto en moneda local como extranjera siguen siendo amplios; los niveles de capital han aumentado; y la rentabilidad sigue siendo adecuada.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin