Mujeres en Minería: “El sector necesita señales de confianza y coherencia para dar el salto exponencial”

Compartí esta noticia !

WIM Argentina celebró su cuarto aniversario y el Día Internacional de la Mujer en la Minería con un evento en la UIA. El objetivo fue reunir a protagonistas del sector para reglexionar sobre desafíos y oportunidades.

En el marco del 4° Aniversario de WIM Argentina y del Día Internacional de la Mujer en la Minería que se conmemora el 15 de junio, decenas de protagonistas del sector que integran la cadena de valor se reunieron para conversar sobre las oportunidades que brinda la industria en materia de transición energética, por qué es indispensable sostener la agenda de género desde el ámbito privado y qué casos se pueden tomar como ejemplo para lograr objetivos tangibles.

La apertura del encuentro estuvo a cargo de María Eugenia Sampalione, presidenta de WIM Argentina y directora de Sustentabilidad y Relaciones Externas de Newmont, quien reflexionó sobre el papel crucial que la minería desempeña en el desarrollo de Argentina y las dimensiones sobre sus verdaderos aportes y desafíos. “El sector puede ser un acelerador en el ecosistema económico y social del país, y puede potenciar otros sectores productivos”, remarcó en el inicio el evento que se realizó en la sede porteña de la UIA.

Teniendo en cuenta esto y considerando que la tasa de crecimiento aproximada de mujeres trabajando en minería es del 1% anual, Sampalione hizo hincapié en que no se puede esperar 40 años para alcanzar la paridad; y que hay que llevar tranquilidad a los inversores, señales de confianza y coherencia para que se concreten los proyectos en puerta y se abran nuevas oportunidades para las mujeres del país.

“Esta fecha nos invita a reflexionar sobre el papel crucial que la minería desempeña en el desarrollo de Argentina y dimensionar sus verdaderos aportes y desafíos. Entendemos que este sector puede ser un acelerador del ecosistema económico y social del país e incluso puede además potenciar otros sectores productivos”, subrayó la titular de WIM Argentina.

“El sector minero -continuó Sampalione- enfrenta desafíos significativos y trascendentales para el destino del país, como por ejemplo la mejora en la infraestructura, asegurar la estabilidad fiscal y regulatoria y fomentar las inversiones. Estamos ante una nueva oportunidad de crear un entorno que facilite el desarrollo sostenible y atraiga capitales y esto solo será posible si los administradores de Gobierno, en conjunto con el sector privado, trabajan de manera coordinada y sin improvisaciones de último momento. Las garantías en el cumplimiento de la ley constituyen quizás la cuestión medular de este tema”.

En este marco, Sampalione abogó por contar con un marco regulatorio acorde para atraer inversiones: “No podemos permitirnos encender alarmas en los decisores de inversiones con anuncios que contradigan el espíritu de la Ley de Inversiones Mineras o las propuestas del Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones que tanto hoy se habla. El sector necesita señales de confianza y coherencia para dar el salto exponencial hacia la generación de exportaciones estimadas en más de 24.000 millones de dólares, que están a la espera. El ciclo está probado, más inversiones, más trabajo y por ende más espacios para la incorporación de la mujer”, remarcó la mujer minera.

Según datos de WIM a diciembre de 2023, en minería hay 41.170 empleos mineros directos, con un alto porcentaje de registración del 90%. Además, por cada empleo minero hay entre tres y cuatro proveedores contratistas ligados a la actividad. Sin embargo, las estadísticas revelan que 88,11% de esos empleos son masculinos, mientras que el solo 11,9% son mujeres que trabajan en la minería, con mayoría de participación en cargos administrativos. “Solo el 15,4% de mujeres están en cargos administrativos”, alertó Sampalione.

“No podemos esperar 40 años para alcanzar esa paridad. Pero tampoco podemos esperar 40 años para que confíen en nosotros como país”, advirtió, al tiempo que añadió: “Necesitamos trabajar en equipo, mujeres y hombres para incrementar ese porcentaje anual y reducir ese tiempo. Es indispensable crear las condiciones para facilitar la inversión minera, realizar inversiones en capacitación de personas y programas de retención que permitan que las mujeres continúen trabajando donde tengan la oportunidad y así lo deseen, ya que se dan a nuevas oportunidades”.

Karina Viñas, líder del Comité de Género, Diversidad e Inclusión de WIM Argentina, presentó un detalle del trabajo que se realiza desde el mismo; sus integrantes, principios y objetivos que las guían. Teniendo en cuenta que el trabajo comenzó hace dos años y el Comité se creó en diciembre 2023, Viñas destacó los logros alcanzados: 650 talleres y acciones de incidencia específica en materia de género, diversidad e inclusión; más de 5.000 colaboradores alcanzados con programas de sensibilización en materia de género, más de 8.500 horas de trabajo “in company”.

Te puede Interesar  La barista de Iguazú que superó la discriminación y hoy se luce en Buenos Aires

En el primer panel Verónica Lara, superintendente de Comunicaciones de Newmont, comentó la campaña “No te Tapes” de la compañía y explicó que a partir de un proyecto buscaron lograr respeto en el lugar de trabajo. “Buscamos generar respeto, valor y la posibilidad que la gente que trabaja para Newmont, y en la empresa, se anime a hablar y contar las cosas que no están bien, se anime a poder observar y detallar -en los casos necesarios- cuáles son esos comportamientos abusivos” que “hacen” que “no sea un entorno agradable”.

Lara recordó que la campana contó con apoyo del sindicato de obreros mineros AOMA de Santa Cruz, que estuvo presente en cada una de las actividades que desarrollaron. “Trabajaron codo a codo con nosotros a lo largo de la campaña, que se inició en el último trimestre de 2023 y hoy sigue en modo de refuerzo”, expresó.

Carolina Laumann, gerente de Comunicación del Proyecto Josemaría de San Juan, anunció el lanzamiento de “guía” -que hoy está en proceso de revisión y evaluación- para abordar cuestiones de género.

“Esta guía de lenguaje respetuoso y con inclusión se generó porque cuando empezamos a hablar de género surgen otras cosas y empezamos hablar de diversidad y equidad”, sostuvo Laumann. “En un tiempo más esperamos contar con esta guía que simplemente son sugerencias, son lineamientos. Los procesos no suceden de un día para el otro” porque si “no hay tolerancia cero”, se practica algún tipo de “discriminación”, aclaró.

“Esta guía lo que hace es reconocer la diversidad, el rol de la mujer, tratar de evitar que lleguemos a la denuncia, que no suceda. Y a veces se necesitan herramientas y esta guía ofrece herramientas, sugerencias”, subrayó la gerente de comunicación del Josemaría.

El segundo panel estuvo integrado por la ex secretaría de Energía y de Minería de la Nación, Flavia Royón, y la presidenta de Red MIA y de la Comisión de Género y Diversidad de la UIA, Irini Wentinck.

Durante las exposiciones, Royón recalcó que la participación de la mujer tanto en minería como en energía es muy baja, pero remarcó que es más alta en proyectos de energías renovables.

En ese marco, Rayón celebró que Argentina es un país que “tiene todo” para afrontar la transición energética y que es necesario avanzar con más producción de gas, el combustible de esa transición, pero también con el desarrollo del bioetanol y biodiesel, que son materias pendientes con gran potencial en la Argentina.

En esa línea, la ex funcionaria hoy a cargo de la consultora privada Minenco también destacó que la Argentina “tiene los minerales críticos para la transición energética” y subrayó que “sin minerales no hay transición posible”.

Wentinck aseguró a través de Red MIA y en la UIA buscan “impulsar la mayor participación de la mujer, que sabemos es baja”. “Tenemos sectores mucho más masculinizados, otros que están más feminizados, como textil, confección, audiovisual”, detalló la empresaria industrial. Y comparó que si bien en sectores como la confección la participación de la mujer llega al 50%, la minería es el otro extremo. “En minería, el porcentaje es realmente bajo: un 8%. Y sectores como el gas, también, no supera el 10%. El sector eléctrico, que es de donde yo provengo, un 14%. Con lo cual vemos que realmente los desafíos son importantes para impulsar la participación de la mujer”, agregó.

“Debemos poner el foco para traccionar esta agenda y acelerar el proceso de inclusión de la mujer. Creo que es fundamental que podamos entender en todas las organizaciones y sobre todo en la cúpula de las organizaciones, el verdadero impacto de la diversidad para la sostenibilidad”, destacó titular de Red MIA.

Bajo la moderación del periodista y consultor Martín Hazan, el tercer panel abordó casos de éxito y experiencias. Silvia Rodríguez, vicepresidenta de WIM Argentina y consultora privada, indicó que lo que más le impactó sobre la presencia de la mujer en comunidad es el “camino que se puede abrir para poder transformar los desafíos en oportunidades”, en particular con el trabajo en territorio con mujeres de pueblos originarios.

Te puede Interesar  Apoyo a los negocios de mujeres: Violetta Cosméticos abre la inscripción en el Litoral para su Programa Emprendedoras

Además, Rodriguez recalcó el concepto de valor compartido y la necesidad de escuchar a las líderes comunitarias, hoy más activas que nunca y con el objetivo claro de querer aprovechar las oportunidades que brinda la minería.

Eugenio Ponte, country manager en Abra Silver Resource Corp, dejó bien en claro que “la educación es clave para reducir la brecha entre comunidades que tienen acceso y las que no” y abogó por “ayudar a brindar oportunidades educativas es gratificante”.

“En Abra Silver hace casi tres años que venimos trabajando formalmente en el tema sobre todo de inclusión y de género, y el primer paso que dimos es establecer o vimos la necesidad de implementar políticas de género, de inclusión en la empresa. A partir de ahí, buscamos ayuda en WIM y a través de asesoras que nos acompañaron en el proceso empezamos a trabajar”, describió.

Según relató Ponte, en su compañía realizaron capacitaciones y charlas de sensibilización, con el objetivo de “aumentar la cantidad de mujeres” en el sector. Además, reveló que también trabajan en un protocolo de acción y prevención para ayudar a brindarle a la mujer “un área de trabajo seguro” y que abrieron Comité de Abordaje en caso de denuncias.

Laura Hernández, jefa de Comunicación de Barrick Veladero, pidió “entender en el momento en que estamos parados como sociedad”, además de entender la necesidad de abordar temas de género, que admitió, “son difíciles y todavía más en la minería”.

Hernández consideró que lo que la “impacta” es “este efecto de la comunidad” porque “las mujeres de la comunidad estamos -a través de la minería-, logrando cambiar el destino de nuestros hijos”. Y recalcó que hoy el cambio se busca y “se está dando porque tenemos las herramientas económicas” que antes “no existían” o “no son tan sencillas en estos lugares” de conseguir.

La falta de presupuesto para sostener la agenda de género a lo largo del año en todas las compañías y oficinas mineras fue el punto de inflexión y que mayor adhesión despertó en el auditorio de la UIA.

Y ese reclamo lo enarboló Carolina Villanueva, cofundadora y directora de Grow Género y Trabajo, una consultora especializada en transformar espacios laborales. “Se necesitan un mix de acciones para aumentar la participación de mujeres desde la base piramidal, porque cuando se ve al sector son muy pocas la mujeres”, en relación a otros sectores que hoy exigen romper el techo de cristal.

Entre esas acciones, Villanueva mencionó “políticas institucionales que garanticen la continuidad de los proyectos y objetivos relacionados con inclusión, inversión, capacitación y participación de todos los actores de la cadena de valor para garantizar su éxito”.

Roberto Cacciola, presidente de la Cámara Argentina de Empresas Mineras (CAEM), fue el encargado de cerrar el encuentro en la Unión Industrial. “Estamos convencidos de que se ha iniciado, no hace mucho tiempo, un proceso importante, y como todo proceso tiene tiempos, tiene necesidades y tiene también desafíos importantes”, dijo sobre una mayor inclusión de mujeres en minería.

“Hoy -con los registros que tenemos- da cuenta que solamente el 13% de las personas ocupadas directamente en minería son mujeres. Pero si uno lo compara con años atrás, el porcentaje ha crecido muy significativamente. Es un proceso porque hay un montón de cuestiones involucradas, muchas se dijeron, hablaron muchísimo de capacitación, se habló últimamente del tema presupuesto específico también como necesidad, o sea, cosas concretas que hagan que este camino se transite lo más rápido posible y que la inclusión de la mujer se realice con mayor potencia”, afirmó el titular de CAEM.

En ese marco, Cacciola reiteró al necesidad de contar con el RIGI ya aprobado en la ley Bases. “Dentro de pocos días vamos a tener una ley en la que va a haber un montón de oportunidades, hay que aprovecharla. Creo que es una muy buena noticia y que tiene que comprometernos a todos a ser muchísimo más inclusivos también con todo el poder femenino, para poder avanzar en el futuro y darle más espacio, más participación”, concluyó.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin