Ortas sobre el mercado inmobiliario: “Febrero fue uno de los mejores meses en los últimos años”

Compartí esta noticia !

“Febrero fue uno de los mejores meses en los últimos años”. La definición de Aaron Ortas, socio gerente de Fénix Inmobiliaria, no esconde complejidades. Fue el mejor por una reactivación de compras e inversiones, pero al mismo tiempo, persisten los problemas generados por la suba de precios, que afecta las inversiones en el mercado inmobiliario y, especialmente, a quienes deben alquilar. 

“En el sector inmobiliario el Decreto de Necesidad y Urgencia del presidente Javier Milei provocó un aumento de oferta en alquileres. Hay muchas más ofertas de departamentos en alquiler porque hoy tienen un precio libre”, detalló. 

Sin embargo, el joven empresario advierte que los precios todavía están atrasados. “El precio del metro cuadrado, en relación con el dólar, que siempre el mercado inmobiliario en Argentina se mueve en dólares, está bastante atrasado, entonces el precio de las propiedades quedó barato en consideración al dólar. Entonces, las personas que ahorraron plata empezaron a invertir en propiedades, y a materializar su dinero”, precisó. 

La pregunta es ¿a mayor oferta no deberían bajar los precios? Así es, y así va a ser con el pasar del tiempo, lo que pasó fue que muchas propiedades que se ofrecían a la venta, empezaron a entrar al mercado de alquileres, esto generó que haya mucha más oferta, por ende los precios deberían empezar a bajar pero como se desreguló el mercado vía DNU, la ley de alquileres no está vigente hoy, entonces los propietarios empezaron a elegir ellos los precios. Empezaron a poner precios muy altos y con actualizaciones muy cortas, de tres o cuatro meses, por algún índice que ellos quieran determinar, inclusive lo pueden poner en dolar si ellos quisieran”, explicó Ortas. 

“Nosotros como asesores inmobiliarios lo que estamos haciendo es decirles a los propietarios, que tienen que empezar a bajar sus precios, porque sino, por más que estén libres no los van a alquilar. Hay mucha oferta pero no están pudiendo alquilar porque están pidiendo muy caro, entonces han empezado a bajar esos precios ahora”, señaló. 

Te puede Interesar  Charla gratuita hoy: Cómo gestionar las emociones en el trabajo

“Lo que pasó en el mercado inmobiliario o lo que está pasando inclusive, con comestibles o productos que se venden en Argentina, es que subieron demasiado los precios y ahora empezaron a bajar cuando se dan cuenta que están perdiendo mucho consumo o no se está pudiendo vender. En el mercado inmobiliario lo mismo está pasando ahora, no se está pudiendo alquilar porque están pidiendo muy caros esos alquileres, por lo que  empiezan a bajar los precios.  Obviamente que el hecho de los alquileres es una necesidad del proceso, necesitamos que todo empiece a bajar más rápido y por así decirlo”. 

En el caso de Posadas, los valores más altos se registran en el microcentro y las cercanías de la Costanera sobre el río Paraná. “Después lo otro sigue relativamente normal y accesible”, comparó Ortas.  

En relación al mercado inmobiliario, febrero fue uno de los mejores meses en los últimos tres años, se está viendo mucha oportunidad, entonces hay personas que pueden aprovecharla. Relativamente está creciendo o por lo menos parece que va a crecer o que va a ir mejorando un poquito el sector inmobiliario con esto y si existe la posibilidad o hay una esperanza de que vuelvan los créditos hipotecarios, eso también ayudaría mucho al sector. Este sinceramiento de la política podría ser algo benéfico para el sector inmobiliario. Se ve mucho que el que ahorró durante un lapso de tres años, está queriendo materializarlo en el mercado inmobiliario porque realmente está teniendo un alza. El mercado desde 2019 hasta el 2023 estuvo en caída libre ¿Qué quiere decir? Que el precio de las propiedades bajó por cuatro o casi cinco años consecutivos y ahora por primera vez se está viendo otra vez un alza, es decir, que está dejando mejor rédito invertir en propiedades nuevamente. Porque están viendo que la inflación está pulverizando su plata, entonces compran propiedades que están a la alza hoy y están resguardando y generando una rentabilidad, están intentando invertir con lo que pueden ingresar en el mercado. También está el mercado tradicional, que es una persona que necesita comprar para vivir o está vendiendo su casa para achicarse, el mercado tradicional sigue funcionando”, explicó.

Te puede Interesar  Energía: nuevas líneas en Itaembé Miní, beneficiarán a mas de 30 mil usuarios

En contraste, señaló que “la construcción pública, como es de público conocimiento, está súper parada y realmente está grave el sector. En la construcción privada lo que pasó y que realmente estaba afectando también es la suba, solo en diciembre del 2023 tuvo un 33% de aumento del valor de los materiales de la construcción. En consecuencia, tiene que empezar a subir los precios de lo que la gente está construyendo. Todos los proyectos que estaban en ejecución o proyectos que se están empezando a hacer tienen que empezar a cotizar todo de nuevo o inclusive, lo que le está pasando al sector privado, está haciendo un edificio hace ocho meses con unidades vendidas a un precio y ahora lo que va de diciembre subió 50 o 60 por ciento el valor de la construcción. Es decir, se vendió a un precio desactualizado, quiere decir que quizás hoy en día estás en pérdida. El valor de la construcción subió bastante, eso va a hacer que las propiedades que se van construyendo vayan a tener que ir subiendo su precio”. 

“Algunas propiedades que también están en sectores que se están remodelando y van a tener que ir actualizándose a un precio más acorde, también tenemos ahí un gran problema por el hecho que el ciudadano promedio gana menos y las propiedades están subiendo, entonces cada vez es más difícil acceder al mercado inmobiliario”, remarcó.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin