Paraguay llegó a un acuerdo técnico con el FMI

FMI alcanza acuerdo técnico sobre Instrumento de Coordinación de Políticas de Paraguay (PCI)

Compartí esta noticia !

El equipo del FMI y el gobierno paraguayo llegaron a un acuerdo a nivel técnico sobre un conjunto de políticas macroeconómicas y reformas estructurales que respaldarían la aprobación de un nuevo programa bajo el PCI.

La recuperación económica de la pandemia se ha visto retrasada por el impacto de shocks meteorológicos adversos, un fuerte aumento de los precios internos y la guerra en Ucrania, pero las perspectivas económicas a medio plazo siguen siendo favorables.

El PCI solicitado se articula en torno a tres pilares principales: (i) garantizar la estabilidad y la resiliencia macroeconómicas, (ii) mejorar la productividad y fomentar el crecimiento económico, y (iii) mejorar la protección e inclusión sociales.

Un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) encabezado por el Sr. Mauricio Villafuerte sostuvo discusiones durante las últimas semanas en Asunción y Washington DC en respuesta a la solicitud de apoyo de las autoridades bajo el Instrumento de Coordinación de Políticas (PCI).

Al concluir las discusiones, el Sr. Villafuerte emitió la siguiente declaración:

“Me complace anunciar que las autoridades paraguayas y el equipo de la misión del FMI han llegado a un acuerdo a nivel técnico sobre reformas y políticas económicas y estructurales que respaldarían un acuerdo de dos años en el marco del Instrumento de Coordinación de Políticas (PCI), el cual es un instrumento no financiero. El acuerdo a nivel técnico está sujeto a la aprobación de la gerencia del FMI y la consideración del directorio ejecutivo, que se esperan para las próximas semanas. El programa apoyará a las autoridades para garantizar la estabilidad macroeconómica mientras se avanza en la modernización del estado y se mejoran los programas de asistencia social para los más vulnerables.

Te puede Interesar  Merval al alza, bonos y dólares financieros no tanto

“Paraguay continúa recuperándose de la pandemia de COVID-19 y enfrenta shocks externos simultáneos, incluida una sequía severa que contrajo la producción agrícola este año y un aumento en la inflación global exacerbado por el impacto de la guerra en Ucrania. Las medidas fiscales, monetarias y del sector financiero implementadas en respuesta a esos shocks fueron apropiadas para respaldar la economía, aunque han llevado a una reducción de los colchones fiscales, lo cual se ha reflejado en una mayor deuda pública. Se estima que el déficit de la cuenta corriente externa aumentará este año, debido en gran parte a la disminución de las exportaciones agrícolas y al fuerte aumento de las importaciones de combustible. La inflación alcanzó niveles de dos dígitos, pero hay señales de que se está desacelerando en el contexto de un endurecimiento continuo de la postura de la política monetaria. Las autoridades han continuado implementando un marco exitoso de metas de inflación mientras permiten que el tipo de cambio actúe como un importante amortiguador. Los indicadores de solvencia del sector financiero superan holgadamente los requisitos de capital mínimo legal y la rentabilidad de los bancos se ha recuperado a niveles previos a la pandemia.

“El programa nacional respaldado por el FMI tiene como objetivo garantizar políticas macroeconómicas sólidas y promover una agenda de reformas que fomente un crecimiento fuerte, duradero e inclusivo en Paraguay. Los esfuerzos de reforma de las autoridades estarán anclados en tres pilares claves: (i) garantizar la estabilidad y la resiliencia macroeconómicas haciendo esfuerzos para reconstruir los amortiguadores fiscales y garantizar la sostenibilidad fiscal en el futuro, mientras se continúa implementando una política monetaria dependiente de datos y previsora; (ii) mejorar la productividad y fomentar el crecimiento económico mediante la promoción de reformas estructurales para mejorar la eficacia del gobierno, modernizar el sector público y mejorar el clima de negocios, y; (iii) mejorar la protección social y la inclusión mediante el aumento de la cobertura y la eficiencia de los programas de asistencia social de Paraguay, y la implementación de reformas para atraer a los trabajadores informales a la economía formal.

Te puede Interesar  Pasaporte sanitario: empresarios de Misiones quieren pedirlo para clientes y trabajadores

“Paraguay tuvo experiencias muy positivas con los programas apoyados por el Fondo. Dos Acuerdos de Derecho de Giro (Stand-By) sucesivos entre 2003 y 2008 ayudaron al país a resolver importantes desequilibrios macroeconómicos, a través de reformas estructurales profundas y duraderas, dando paso a quince años de crecimiento transformador que elevó los niveles de ingresos y tuvo un impacto positivo duradero en la reducción de la pobreza. La solicitud por un PCI tiene como objetivo abordar los desafíos actuales y fomentar la continuidad de las políticas, sirviendo eventualmente como un puente que abarcaría tanto el último año de la administración actual como el primer año de la próxima.

“El equipo del FMI se reunió con el Presidente del Banco Central del Paraguay, José Cantero, el Ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, otros altos funcionarios gubernamentales y representantes de las instituciones financieras multilaterales. El equipo del Fondo agradece la excelente cooperación de las autoridades y las discusiones francas y constructivas, y reafirma el apoyo del FMI a los esfuerzos del gobierno para implementar su programa de reforma económica”.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin