Presión a fondo

Compartí esta noticia !

Esta vez no hubo una foto amistosa ni cortesías innecesarias. Los gestos adustos delataban incomodidades. El presidente Mauricio Macri puso sobre la mesa una reforma que solo entra con corsé. Los gobernadores escuchaban en silencio. La oferta no es nada tentadora. En la práctica, es perder o perder. La discusión está puesta en cuanto.  

La reunión que se inició el jueves en la Casa Rosada, culminará el mismo día de la próxima semana, después de que los gobernadores analicen en detalle la oferta presidencial.  “El debate de ideas continúa y estamos predispuestos a lograr un consenso en la medida en que se respeten los derechos de todos los misioneros”, aseguró el gobernador Hugo Passalacqua después de la reunión de “carácter informativo”.

La oferta no es tentadora. La balanza está inclinada en contra de las provincias y el Gobierno nacional tomó partido por la gobernadora preferida del Presidente. A cambio de retirar la demanda para actualizar el Fondo del Conurbano Bonaerense, Macri ofreció de “la plata nacional”, compensar con 20 mil millones de pesos a María Eugenia Vidal. Al resto de las provincias, les queda una difusa promesa de compensación a cambio de reformas locales que incluyen la rebaja paulatina de impuestos, como Ingresos Brutos, la principal fuente de financiamiento del interior.

En Misiones comenzaron a hacer algunas simulaciones sobre el impacto de una rebaja impositiva, pero todavía nada está claro si no hay una garantía de compensación que cubra la pérdida de recursos.

La reunión en Casa Rosada fue prácticamente protocolar. Macri está decidido a forzar los cambios, envalentonado por el resultado electoral y los guiños recibidos por los organismos financieros. Recién llegado de su gira por Estados Unidos, donde fue distinguido por su “liderazgo transformador”, siente que tiene espalda para imponer sus condiciones.

Previamente, hubo un encuentro de “mesa chica de gobernadores”, con el salteño Juan Manuel Urtubey, el chaqueño Domingo Peppo y el sanjuanino Uñac, junto a Passalacqua. El misionero fue el más enfático en la defensa de los recursos provinciales. Casi en soledad. Los demás rostros denotaban resignación.

“La presión nacional es muy fuerte. La imposición es casi asfixiante. Lo están haciendo muy bien. Todo muy bien pensado. La detención del “Pata” Medina fue una señal a los sindicalistas antes de anunciar la reforma laboral: “Esto es lo que hay para ustedes”. La foto de Vidal con Ricardo Lorenzetti, una señal clara a las provincias. Todo calculado”, definió un veterano en lides políticas dentro del Gobierno provincial.

No le falta razón a su argumentación. Ni es la única presión. El mismo Presidente se mostró “personalmente” interesado en que las provincias del litoral eliminen cualquier traba al negocio forestal, que fue la puerta de entrada de Etchevehere al gabinete. De Misiones exige la derogación de la ley de insalubridad laboral de la industria celulósica. De Corrientes, que desaparezcan los límites para la compra de tierras. De Entre Ríos, que se levante la prohibición de venta y circulación de madera o chip destinada a la industria celulósica y que se derogue la ley que declara a esa provincia libre de plantas procesadoras de pasta celulósica.

Las reformas anunciadas por Macri, fueron más duras de lo esperado. Incluso, la laboral tiene mucho de la flexibilización a la brasileña, un legado que Temer dejará al Brasil que votó a Dilma. Los pasajes más fuertes, sin embargo, fueron cartas de negociación, como el impuesto al vino que desapareció tras la queja del gobernador aliado de Mendoza.

De fondo, después de desmenuzar cada proyecto, quedará lo más relevante: un ajuste en las jubilaciones, flexibilización laboral y la imposición de una política fiscal laxa, pro mercado en busca de las tan ansiadas inversiones que no llegaron tras varios semestres. En el Gran Buenos Aires, ese que acaba de votarlo, casi el 50 por ciento cree que benefician en mayor medida a los grandes empresarios. Según una encuesta de Analogías, el 70 por ciento se opone a los puntos clave de la reforma laboral, como la indemnización que ahora estará a cargo del propio despedido.

Te puede Interesar  Cómo impactó la pandemia en la construcción en la región NEA

Después, a esperar un derrame que, por la  experiencia de los últimos años en la Argentina, no está garantizado que sea generoso.

Vaya paradoja, el campo, aliado férreo que hasta puso al ministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere, ahora presiona por una rebaja impositiva mayor para los hacendados en las provincias de Buenos Aires y Córdoba.

La queja no viene de cualquier lado, sino de la misma Sociedad Rural, que hace apenas unas horas celebraba haber puesto uno de los suyos en el Gobierno. Lo llamativo es que advierten que, lejos de “ceder”, María Eugenia les aumenta la presión impositiva.

“Si bien Buenos Aires y Córdoba están planteando reducir Ingresos Brutos, esa baja es muy leve en lo inmediato y tiene un alcance muy limitado. Sin embargo, para el impuesto a la propiedad inmobiliaria rural, las dos provincias están previendo aumentos muy elevados, por encima de cualquier proyección de inflación. En consecuencia, aun considerando la reducción prevista en Ingresos Brutos, la presión tributaria para el campo aumentaría”, reza un comunicado de la SRA.
En el caso de Buenos Aires, el aumento del 50 por ciento más que duplicaría la inflación prevista para este año. De concretarse, el impuesto a la propiedad inmobiliaria rural registrará una suba de 170% en tres años. Se agrava aún más en los casos de campos que ARBA revaluó de oficio, en 2017, o aquellos campos que están alcanzados por el impuesto inmobiliario complementario. En el caso de Córdoba, el incremento propuesto es del 37%, en promedio. Con esto se acumularía un aumento del 155%, en tres años”, se quejan los patrones de estancia que sienten que el discurso amigo no alcanza para engordar las vacas.
El impacto de las reformas en Misiones todavía no está del todo claro. Pero una estimación realizada por la consultora Economía & Regiones –fundada por Rogelio Frigerio-, advierte que con la coparticipación de todo lo recaudado por Ganancias, Misiones “gana” 4081  millones (al año tomando 2017)… pero  pierde 5.388 millones. La diferencia de 1.307 millones en giros automáticos, la cubre la Casa Rosada de “su bolsillo” pero lo hace “de buena voluntad”.

De este modo, las provincias quedarán sometidas a la discrecionalidad –siempre tan cuestionada- del Presidente, sea Macri o el futuro. Mientras tanto, Vidal gana de movida, 20 mil millones.

Otro punto grave es que con estos cambios que se proponen, las provincias recibirían menos en forma automática. Es decir, Nación y provincias tienen determinada porción de la torta que recauda la AFIP cada mes. Si las provincias resignan una parte de esa torta, eso es “pan para hoy y hambre para mañana”. ¿Por qué? Porque la Nación va a compensar hoy la diferencia poniendo plata de su “bolsillo”.

Pero la experiencia demuestra que cuando una provincia o varias ceden cuotas de Coparticipación, al mediano y largo plazo las restricciones fiscales hacen que esas transferencias de “buena voluntad” de la Nación se interrumpan. Lo que vale para Misiones y para las provincias es ganar cuota de Coparticipación para no depender de la discrecionalidad política y de las urgencias económicas, fiscales y políticas del momento. Misiones tiene sendas experiencias, en distintos momentos políticos, de haber cedido puntos de coparticipación a favor de las necesidades “federales”. Primero fue con Alfonsín, en 1986 y después con Menem, durante los 90. Gobernaban radicales y peronistas, aliados hoy en este nuevo momento de restricción.  

Las críticas a la reforma vienen incluso de fuego amigo, como la Fundación Mediterránea. Su presidente, Marcelo Capello advierte que una de las promesas principales para generar empleo, puede tener efectos nocivos en aquellas localidades más lejanas a Buenos Aires. En cambio, la mayor reducción en las cargas patronales se habrá verificado en Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, dado que actualmente no tienen beneficios. Por ejemplo, en el caso de Formosa, para salarios actuales de $23.000, al cabo del período de transición (2020), la reducción de aportes habrá sido de sólo -0,8 puntos porcentuales, e inclusive en algunos años de dicha transición pasará a estar levemente más gravado que en la actualidad. En cambio, en este ejemplo en el Gran Buenos Aires hacia 2020 la baja de aportes habrá sido de 11,5 puntos porcentuales.

Te puede Interesar  Mañana visita Posadas la embajadora de Polonia

“De modo que las provincias más pobres y alejadas de Buenos Aires no recibirán grandes beneficios con esta reforma en las contribuciones patronales, siendo que son castigadas actualmente en materia de competitividad por los altos costos de transporte, y por regulaciones salariales que no tienen en cuenta sus particularidades regionales (por ejemplo, salarios mínimos iguales entre provincias). La reducción de aportes patronales diferenciada por regiones venía a compensar en parte el problema que generan las características de la negociación salarial en Argentina (centralizada), y la legislación sobre salario mínimo, que no presta atención a las diferencias en materia de productividad entre regiones”, explica Capello, a quien no se le puede sospechar algún dejo de oposición.

En ocasiones el purismo teórico que aconseja no realizar diferencias sectoriales o regionales en la política tributaria, choca contra los efectos sectoriales y regionales que la política macroeconómica suele generar”, culmina el especialista. No es ninguna novedad, pero no deja de repetirse.

En teoría, la apertura financiera y el acceso a los mercados del mundo son una buena noticia porque permite sostener el “gradualismo” para evitar un ajuste de shock. Sin embargo, las calificadoras de riesgo están advirtiendo que es demasiado elevada la exposición de la Argentina en dólares. Standar & Poor’s, al mismo tiempo que le subió la nota a la deuda argentina, advirtió por una “vulnerabilidad extrema” por la financiación a través del incremento de la deuda externa. La vuelta al mundo del riesgo: Argentina está apenas por debajo de Turquía como la segunda “economía más frágil” del mundo. Pakistán, Egipto y Malasia completan el top five de la fragilidad. Por eso, el FMI pidió “acelerar” las transformaciones para minimizar los riesgos de “un repentino endurecimiento de las condiciones de financiamiento externas“.

Los gobernadores saben que no son tiempos fáciles y que todavía no amaneció. Serán ellos los responsables de custodiar lo que quede de autonomía y los encargados de encauzar las discusiones políticas en el Congreso, donde ninguna fuerza tiene mayoría, pero sobre todo, no existe una oposición sensata y que no esté mirando su propio ombligo.

Por eso, Passalacqua pidió a la Renovación –sus militantes y dirigentes- una “militancia permanente”.  

“Hubo muchísimo trabajo, mucho trabajo, no ganamos por azar. No es que hicimos campaña por los estudios de televisión y por WhatsApp, las elecciones las ganamos en la calle, en la calle”, remarcó el mandatario en Campo Grande, donde se hizo uno de los encuentros con la militancia para celebrar y analizar el proceso electoral.

“El país observa las elecciones que se hicieron en Misiones porque es una elección especial, particular, en Misiones se mantiene intacta la mística. Y la mística se llama “misionerismo” que es la responsable de la victoria de la Renovación. La Renovación puso en escena una idea que es el ser misionero, significa ser nosotros mismos”, insistió Passalacqua. No es momento de especulaciones políticas, sino de tener el timón con firmeza. El mensaje del senador electo, Maurice Closs, va en ese sentido, despejando intrigas de palacio. “Vengo a ponerme a disposición para adelante, desprovisto de ambiciones y pretensiones. Me tocó estar en la primer línea de fuego, ahora desde la retaguardia estaré defendiendo los intereses de Misiones”, definió Closs. El trabajo en el Congreso será vital para la protección de los intereses misioneros. Cómo se acuerde con las demás provincias determinará la continuidad de muchas de las políticas llevadas adelante por la Renovación. El conductor, Carlos Rovira, derivó en sus principales allegados oficiar de enlace en Buenos Aires.  

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin