Reforma previsional: confirman la sesión del lunes y el Gobierno anuncio una compensación en marzo

Ministros, gobernadores y diputados nacionales arribaron a un principio de acuerdo en torno a la reforma previsional y el lunes próximo el proyecto volverá a ser tratado en la Cámara de Diputados. En ese contexto, se anunció que el Gobierno emitirá un bono compensatorio a través de un decreto presidencial posterior a la sanción de la ley.

La compensación para quienes cobren menos de $ 10.000 y confirman la sesión del lunes. Lo informaron los diputados que se reunieron con gobernadores del PJ en el Congreso. Se trata de una compensación destinada para 8 millones de personas entre los que se incluirán a los jubilados y beneficiarios de asignaciones familiares no resignen dinero por el cambio de la fórmula que calcula la movilidad de los haberes.

Por lo pronto, se acordó entre los diputados de Cambiemos y del bloque Justicialista convocar a una nueva sesión especial para el lunes a las 14:00 en la que se volverá a intentar la aprobación del proyecto de reforma judicial.

Las negociaciones para buscar una salida al revés en el Congreso comenzó anoche a convocar a mandatarios provinciales para una reunión. Entre los gobernadores que llegaron al Palacio legislativo están María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Horacio Rodríguez Larreta (CABA), Gerardo Morales (Jujuy), Juan Manuel Urtubey (Salta), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Domingo Peppo (Chaco), Omar Gutiérrez (Neuquén), y Alfredo Cornejo (Mendoza).

Al frente del encuentro están el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana. En cuanto a los legisladores se encuentran Nicolás Massot, Mario Negri, Luciano Laspina y Eduardo Amadeo. 

Después de la escandalosa y suspendida sesión del jueves, ayer hubo acuerdo y el lunes próximo la Cámara de Diputados volverá a reunirse para convertir en ley la polémica reforma previsional. La clave para desatar el nudo fue el compromiso del Gobierno de compensar a través de un bono el “desfase” que se producirá en marzo por la aplicación de la nueva fórmula para calcular los incrementos jubilatorios y de la AUH, respecto de la fórmula anterior. Será por única vez, se estima un promedio de 700 pesos para los jubilados de la mínima y luego seguirá rigiendo el cálculo que ajusta -en lugar de tomar la recaudación y la evolución de salarios como parámetros-, por la inflación (en un 70%) y por el índice Ripte de variación salarial (30%), que según los críticos de la reforma implicará menos plata en los bolsillos de los jubilados.

En el ardor de la batalla del jueves fuera del Congreso y también en el recinto, ya caída la sesión, el Gobierno evaluó sacar la reforma a través de un DNU, pero dio marcha atrás después de un tuit de Elisa Carrió contrario a adoptar ese camino. El acuerdo se produjo finalmente en una “mesa de diálogo” en las oficinas del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Fueron unas cuatro horas y participaron ocho gobernadores y diputados nacionales de distintas provincias, representativos algunos de los mandatarios ausentes. La Casa Rosada despachó al cónclave a los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El texto difundido por el jefe del interbloque Cambiemos, el radical Mario Negri, junto al jefe del bloque Pro, Nicolás Massot, y al peronista salteño Pablo Kosiner, jefe del interbloque Argentina Federal del peronismo dialoguista no kirchnerista, previo a una rueda de prensa conjunta, indicó que la sesión especial se hará este lunes 18 a las 14 “con el objeto de dar tratamiento y aprobar el temario previsto para la fallida sesión” del pasado jueves 14. “Los presentes se comprometieron a garantizar la presencia de los diputados nacionales de las distintas fuerzas políticas por ellos representados tanto para la constitución del quórum como para la aprobación del mencionado temario”. El jueves, Cambiemos había logrado un quórum muy ajustado y en medio de gritos e insultos, hubo fuertes presiones a diputados para que se levantaran de sus bancas.

El temario que se retoma incluye además de la reforma previsional, la reforma tributaria, el revalúo impositivo contable y la autorización al Presidente para salir del país.

Puertas adentro, no se hicieron nombres pero sí hubo quejas de Cambiemos hacia los diputados de provincias del PJ “que no cumplieron el acuerdo” que era acompañar la reforma previsional, que está atada al paquete de los proyectos de Consenso Fiscal y de Responsabilidad Fiscal, todos ya con media sanción del Senado. Vale recordar que salteños, riojanos, pampeanos, entre otros, no dieron quórum.

También hubo críticas de “errores en la comunicación”. “Es que es una reforma buena, los jubilados le van a ganar a la inflación”, aseguró el macrista Luciano Laspina a Clarín, luego de la reunión.

El neuquino Gutiérrez advirtió que “acá tendría que haber 23 gobernadores y falta gente”, y además todo tenía que ver en gran medida con solucionar el Fondo del Conurbano de Buenos Aires. El oficialismo -señalado desde el PJ por no defender lo suficiente una reforma jubilatoria antipática- pareció acusar recibo, porque un rato después entraron María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta.

Desde el Bloque Justicialista -que también lidera el salteño Kosiner- se pasó factura: “¿Cómo puede ser que estamos pidiendo este bono para el empalme y nos enteramos en plena sesión y a través de Carrió?”. “No vayamos a anunciar este acuerdo y que después Carrió lo volteé con un tuit”, ironizó Kosiner.

Negri aseguró al salir que el Gobierno hacía “un esfuerzo” con el bono y que así “se resuelve el problema”. Para comprometerlos sostuvo que el lunes invitarán a la sesión a los gobernadores. El bono saldrá por decreto una vez que se apruebe la ley, sin cambios al texto que aprobó el Senado para que no tenga que volver a esa Cámara.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password