Stiglitz y Guzmán alertaron respecto a sobreendeudamiento y pidieron construir “arquitectura global”

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz y el exministro de Economía Martín Guzmán alertaron hoy respecto a un sobreendeudamiento global que golpeará, fundamentalmente, a los países en desarrollo y reafirmaron “la necesidad de crear un marco internacional para las reestructuraciones de deudas soberanas”.

Compartí esta noticia !

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz y el exministro de Economía Martín Guzmán alertaron hoy respecto a un sobreendeudamiento global que golpeará, fundamentalmente, a los países en desarrollo y reafirmaron “la necesidad de crear un marco internacional para las reestructuraciones de deudas soberanas”.

El exministro de Economía y el catedrático estadounidense fueron los principales oradores en una charla denominada “Sur global y sobreendeudamiento”, organizada por la Universidad de Columbia y el Instituto Friedrich Ebert Stiftung.

Esta fue la primera presentación en público de Guzmán tras su renuncia como titular del Palacio de Hacienda a principios de julio pasado.

Durante la charla, Stiglitz calificó a la situación mundial como “una tormenta perfecta”, ocasionada por el freno a la actividad y la caída de los ingresos que generó la pandemia; por el incremento de precios que produjo la guerra de Ucrania; por la aceleración de la inflación; y la suba de tasas de interés que encarece el crédito y dificulta el repago de las deudas.

“Todos señalan que la probabilidad de que algunos países caigan por el abismo es muy alta. Y algunos ya lo están haciendo. Es necesario un marco internacional urgente para resolver el problema de la deuda”, completó el Nobel de Economía 2001.

En la misma línea, Guzmán consideró que “las economías están reaccionando a la inflación como si fuera un shock de demanda, por lo tanto vamos a tener más problemas de deuda y las reestructuraciones van a ser más difíciles que en décadas pasadas”.

Según la visión del economista oriundo de La Plata, los próximos procesos de renegociación de deudas enfrentarán grandes problemas: por un lado, las asimetrías de poder entre los deudores y los acreedores privados.

Te puede Interesar  Primer trimestre: Misiones es la quinta provincia con más exportaciones del Norte Grande

Para Guzmán, los privados tienen “mucha capacidad de lobby”.

“Argentina es un deudor muy poderoso, en ese sentido, pero no todos los países tienen esa capacidad (de hacer frente a las presiones de los privados)”, agregó el exministro.

Por otro lado, Guzmán mencionó un problema de asimetría de información, ya que muchas veces “los deudores saben muy poco acerca de los acreedores”.

“Tiene que haber una agencia informativa que identifique quiénes son los tenedores de bonos, tiene que haber un mapa para que los países sepan con quienes negocian”, agregó.

En ese marco, Guzmán coincidió con Stiglitz respecto a la necesidad de un marco global y señaló que, en la actualidad, “hay un no sistema internacional para la reestructuración de deuda soberana. Todo está librado a la negociación (entre partes)”.

Respecto al rol del Fondo Monetario Internacional en las crisis de deudas soberanas, Guzmán sostuvo que “tuve que lidiar con el FMI semanalmente y vi un liderazgo positivo y proactivo, pero la mayoría de las veces la geopolítica se entromete. El FMI responde al interés de los grandes tenedores de la deuda”.

“Algunos aspectos tienen que ser revisados para que el Fondo sea estabilizador y no desestabilizador. La política de sobrecargos tiene que ser revisada, porque ha generado muchos daños. Además, con la crisis actual cada vez más países necesitan pedir dinero pero aumenta la tasa de interés. La del FMI era de 0% hace un par de años y ahora está por encima del 10%”, agregó.

Y prosiguió: “¿Por qué los países deben pagar por gastos operativos? Esos pagos ni siquiera aparecen en el sitio web del FMI. El FMI no es una entidad transparente, no se sabe qué hace con este dinero. Si lo invierte en mercados emergentes o en activos de países más sólidos”.

Te puede Interesar  John Wick 4: el regreso de Baba Yaga ya está en el IMAX

Por último, respecto al acuerdo que durante su gestión como ministro de Economía alcanzó con el organismo multilateral, Guzmán afirmó que “las negociaciones con el FMI fueron poco usuales y el acuerdo que hicimos no fue restrictivo en términos fiscales sino que hubo expansión en el gasto y tampoco implicó cambios en leyes que modifican haberes en los trabajadores y jubilados”.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin