Temer intervino con las Fuerzas Armadas la seguridad de Río de Janeiro

El presidente de Brasil, Michel Temer, ordenó intervenir con las Fuerzas Armadas la seguridad del estado de Río de Janeiro, bajo el argumento de la ola de inseguridad que padece la región. Por decreto, las FF.AA asumirán la responsabilidad del comando de la Policía Civil y Militar en el Estado de Río.
Michel Temer decidió decretar la intervención en la Seguridad pública de Río de Janeiro tras la ola de violencia que vive la ciudad, según adelantó el presidente del Senado, Eunício Oliveira.
El decreto, que según el portal G1 se publicará en las próximas horas, e implica que las Fuerzas Armadas asumirán la responsabilidad del comando de la Policía Civil y Militar en el Estado de Río.
La decisión fue tomada luego de que el gobernador de Río, Luiz Fernando Pezao, reconociera errores en su política de seguridad durante Carnaval, cuando se registró una ola de asaltos masivos.

“No estábamos preparados, hubo un fallo en los dos primeros días y después reforzamos las patrullas, pero creo que fue un error nuestro“, dijo Pezao en declaraciones a la prensa recogidas por el diario O Globo el “Miércoles de Ceniza”, cuando acaba oficialmente la fiesta.

Durante los días de Carnaval se registraron numerosos episodios de violencia: robos, atracos, “arrastões” (una especie de robo multitudinario en la playa), etc, más que en otros años, según estimaciones de la prensa local.
Oliveira explicó que Temer se reunió con su gabinete anoche en el Palacio da Alvorada, la residencia presidencial, para tomar la decisión, la primera de este tipo desde que se aprobó la Constitución de 1988.
El decreto debe ser publicado hoy (16/2) y deberá ser analizado en 10 días por las dos cámaras del Congreso, donde el gobierno tiene mayoría.
La intervención militar indica que las Fuerzas Armadas toman el control de la policía militar (patrullaje) y la policía civil (investigaciones) por lo menos hasta fin de año, cuando vence el mandato de Temer.
El nuevo poder entregado a las Fuerzas Armadas coincide con el pedido que hizo la fiscal general, Raquel Dodge, de revisar la Ley de Amnistía de 1979 para poder juzgar a los agentes estatales responsables por torturas y muertes durante la dictadura militar.
El estado de Río de Janeiro se encuentra en una grave situación financiera (en 2016 declaró el estado de bancarrota) que en los últimos meses ha repercutido fuertemente en la seguridad pública, con un aumento notable de la violencia y los conflictos en las favelas.
Antes del Carnaval el alcalde de Río, Marcelo Crivella, pidió ayuda al Gobierno Federal para que enviara tropas del Ejército.
Pero la petición fue desestimada por el Ejecutivo de Michel Temer por temor a que creara un precedente y otras ciudades pidieran la misma asistencia en otras ocasiones.
En tanto, el estado de Río de Janeiro está gobernado por Pezao, que pertenece al Movimiento de la Democracia Brasileña (MDB), el mismo partido de Temer.
El comandante de la seguridad en Río de Janeiro será el general Waltar Souza Braga Neto, responsable del Ejército en el operativo para los Juegos Olímpicos de Rio 2016.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password