Turkish Airlines finalizó el primer trimestre del año con un beneficio neto de 161 millones de dólares

El sector aeronáutico mundial deja atrás dos años de su mayor crisis de la historia. En este momento difícil, Turkish Airlines finalizó el primer trimestre de 2022 con un beneficio operativo real de 163 millones de dólares y un beneficio neto de 161 millones de dólares a pesar de los efectos de la crisis provocada por el Covid-19 y la creciente tensión geopolítica.

Los ingresos totales de la empresa durante el primer trimestre de 2022 fueron de 3.100 millones de dólares, superando en un 10% al mismo período de 2019. En cuanto a los ingresos de carga, que representan el 32% de los ingresos totales, registraron un aumento del 141% en comparación con el mismo período de 2019.

A pesar de todas las dificultades que afectaron la demanda debido a la crisis provocada por el Covid-19, la aerolínea de bandera logró recuperarse antes que sus competidores en el transporte de pasajeros y fortaleció sus operaciones de carga en comparación con el estado previo a la pandemia. A pesar del aumento de los precios del petróleo, la aerolínea global logró registrar una ganancia neta al reducir sus gastos totales en un 2% en comparación con el mismo período de 2019 con medidas de ahorro de costos. Como resultado, el EBITAR (Utilidad antes de intereses, impuestos, amortización y alquiler), que muestra el potencial de generación de caja de la compañía, se ubicó en 710 millones de USD, un 98% más que en el mismo período de 2019. El margen EBITAR aumentó en 10,3 puntos respecto al año pasado y pasó a ser del 23,3%.

Durante el primer trimestre de 2022, en el que la aerolínea global alcanzó el 91% de su capacidad de pasajeros en el primer trimestre de 2019, Turkish Airlines transportó un total de 12,7 millones de pasajeros con un factor de carga del 83,6% en vuelos nacionales y un factor de carga del 68,6% en vuelos internacionales. Turkish Airlines reforzó su identidad como aerolínea global durante estos tiempos difíciles con su amplia red de vuelos, fuertes frecuencias y estándares de higiene superiores. Desde fines de marzo, la aerolínea de bandera posee una de las flotas más jóvenes y modernas del mundo con 372 aviones, 248 de fuselaje estrecho y 104 de fuselaje ancho, junto con 20 aviones de carga.

Como líder de Europa en términos de vuelos operados como aerolínea de red durante 2021, Turkish Airlines mantuvo su posición de liderazgo durante el primer trimestre de 2022 entre las aerolíneas de red europeas. Al convertir la crisis en una oportunidad durante la pandemia, la aerolínea global se convirtió en la quinta aerolínea de carga aérea más grande del mundo en el mercado según datos de febrero de 2022. Tras mudarse a SMARTIST, su nuevo centro de operaciones de carga construido con altas características tecnológicas en el aeropuerto de Estambul en febrero de 2022, Turkish Cargo tiene como objetivo mejorar aún más su posición entre las marcas líderes de carga aérea del mundo en su nuevo hogar.

Con más de 60 000 empleados en combinación con sus filiales, Turkish Airlines continúa enarbolando con orgullo nuestra bandera entre los gigantes del transporte aéreo como la marca que dirige su sector con su red de vuelos incomparable, flota moderna, rendimiento de carga excepcional y gestión de crisis exitosa. Con el fin de la pandemia y el consiguiente auge de la aviación, la aerolínea de bandera acelerará su paso hacia la cima del sector y seguirá generando valor agregado para nuestro país y el sector de la aviación con un esfuerzo mayor que nunca.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password