Una médica intensivista misionera en Neuquén defiende la cuarentena en redes sociales

https://www.rionegro.com.ar/ Son tiempos extraños para todo el mundo, nunca vividos, dicen los especialistas. Sin embargo, la pandemia de coronavirus se va convirtiendo, de a poco, en la nueva normalidad. A su alrededor se forman ideas. Una, que derivó en protestas en las calles, fue el cuestionamiento a la cuarentena. Y ahí se vio ella, médica de terapia intensiva, atendiendo a pacientes COVID-19 positivos, escuchando planteos que no podía creer… y decidió alzar la voz, o, mejor dicho, los dedos. Ahora, la médica posadeña usa las redes sociales para tratar de que se entienda la importancia del aislamiento.

Victoria Sol Cubas había dejado su trabajo diario en el consultorio de una clínica privada de Neuquén capital en enero, pero siguió con las guardias. De a poco, las necesidades fueron creciendo y en mayo aplicaron un plan de contingencia. Con un hijo de cuatro años y otro trabajo podría haberse quedado en su casa, pero no. “Seremos unos 2.000 intensivistas en todo el país y yo quería aportar mi grano de arena”, contó.

Nunca dejó de ir y de ver los efectos del coronavirus en los pacientes, pero también en las familias, a quienes trataban de llevarles tranquilidad aunque la enfermedad fuera muy impredecible. Esta realidad es la que busca transmitir en las redes sociales desde que florecieron las críticas al aislamiento. “Me han puesto comentarios para iniciar debates, pero no es lo que busco. Yo no milito en ninguna agrupación política. Sí tengo mis ideas bien claras”, afirmó.

Sostuvo que, tarde o temprano, todos nos vamos a contagiar, porque así son las enfermedades infecciosas, pero lo que no sabemos es cómo vamos a reaccionar. La diferencia es el tiempo, porque el coronavirus trae preguntas cuyas respuestas no están en los libros.

Conocer más sobre cómo se desarrolla, experimentar tratamientos, buscar la vacuna, preparar el sistema de salud solo se logra con tiempo. Ese tiempo se consigue limitando los contagios. Cómo lograrlo fue puesto en debate. La médica confía en el distanciamiento y la cuarentena. “Es una medida odiosa, sí, -reconoció- pero es la única que tenemos”.

Recordó la pandemia de Gripe A, cuando, en el 2009, hacía su especialidad en el hospital Fiorito de Buenos Aires (siete años después se mudaría a Neuquén) y resaltó que, a diferencia de hoy, en esa oportunidad había algún tipo de prevención. También consideró que en esa época no se debatían temas económicos como ahora. “Ya vivimos crisis y nos levantamos. Hay que buscarle la vuelta. El Estado tiene que estar presente y todos aportar, los que tienen mucha plata, más”, manifestó.

Finalmente, resumió sus ideas en una frase: “la única forma de salir de esto es a base de solidaridad y empatía. El esfuerzo tiene que ser de todos”.




Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password