Vezná, un amor de primavera

El cuidado de la calidad, el marketing boca a boca y la atención personalizada llevaron a la yerba Vezná a distintos lugares del país

Compartí esta noticia !

El cuidado de la calidad, el marketing boca a boca y la atención personalizada llevaron a la yerba Vezná a distintos lugares del país.

Los Spaciuk producen yerba en Apóstoles desde que se asentaron en la capital del oro verde misionero. Hace poco más de 17 años, en medio de la crisis más grave que enfrentó esta producción, decidieron abrirse camino con una marca propia que rinde tributo a los orígenes ucranianos de la familia. El cuidado de la calidad, el marketing boca a boca y la atención personalizada llevaron a la yerba Vezná a distintos lugares del país. Bajo la dirección de Alberto Spaciuk, la marca llegó a consolidarse y tiene demanda asegurada.

Detrás de la yerba Vezná hay una historia que se remonta a los albores de la colonización de Apóstoles y es fiel reflejo del espíritu de superación que caracterizó a los inmigrantes a llegaron a Misiones y a su descendencia. “Somos una familia yerbatera desde que mis antepasados pisaron tierra misionera, fue el segundo contingente en llegar a Apóstoles”, recuerda Nicolás Spaciuk, quien remarcó en una entrevista con Economis que siempre se dedicaron a producir hoja verde para otros industriales.

En lo más duro de la crisis yerbatera que llevó a la creación del Instituto Nacional de la Yerba Mate, cuando el precio de la hoja verde alcanzaba sus mínimos históricos, Nicolas rememoró que su abuelo Alberto Spaciuk –que por entonces ya estaba a cargo de los yerbales de la familia- decidió que era tiempo de salir a disputarle a los grandes molineros una parte de la rentabilidad que obtenían de la venta de producto elaborado.

Nosotros producíamos mucho, pero vendíamos a muy bajo precio, los costos aumentaban. Había que buscar otra salida, que era la del valor agregado, entonces comenzamos con la molienda tercerizada y la marca propia y estamos en eso hasta el día de hoy”, dijo emocionado por el esfuerzo que puso su abuelo en dar el paso de la marca propia.

Nicolás recordó que, al momento de definir una marca, algo que no resulta sencillo porque hay que pasar el filtro del Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual, más conocido como el INPI, que controla que ninguna marca nueva tenga similitudes fonéticas, ni gráficas con otra marca ya existente. “Presentamos cien propuestas, ninguna fue aprobada. Ya desesperado una noche con mi abuelo dijo que su madre cuando vivía en el campo, siempre cuando terminaban las clases de la primaría decía: “Vamos a hacer trabajo de Vezná’, que es trabajo de siembra, trabajo de campo y la Vezná significa primavera en ucraniano. Así surgió el nombre de esta empresa familiar”, destacó Nicolás.

Te puede Interesar  La suba del dólar en diciembre es del 5,3% y se comió la tasa de las Lebacs de los últimos 2 meses

El desafío entonces a partir de ahí fue construir un negocio que fuera rentable a pesar de elaborar en pequeños volúmenes y tercerizar la industrialización, desde el secado hasta el empaquetado. La clave para consolidar la marca fue el sostenimiento de una calidad distintiva que se logra con el cuidado de los yerbales y un estacionamiento natural que respeta los tiempos necesarios para lograr un buen producto.

“Si podemos competir es gracias a nuestro cliente que valora el producto, la promoción es boca a boca. Nuestro principal valor es la calidad, tenemos un producto que sale de una planta que está muy bien cuidada, se estaciona naturalmente, preservado de cualquier contaminación de humedad y de cualquier cosa que pueda dañar a la yerba que es el producto más noble que tenemos en Misiones”, afirmó Nicolás.

Con una producción en pequeña escala, resultó clave para Vezná mantener un esquema de comercialización personalizado, sin intermediarios que encarezcan el producto. Colabora toda la familia vendiendo de manera directa a sus contactos personales y a través de redes sociales.

“La comercialización es de persona a persona. Atendemos pedidos directos de clientes para consumo propio o que las venden en sus mercaditos en Rosario, La Plata, Córdoba, Buenos Aires, Mendoza, Paraná, Corrientes, San Juan, hasta Rio Negro. Llegamos a pesar de los costos de la logística que son muy altos y más porque nosotros manejamos volúmenes pequeños, eso hace que fuera de Misiones mi yerba sea cara, pero gracias a que es apreciada se consume igual”, destacó este joven emprendedor.

Nicolás puso en valor la oportunidad de dar a conocer su producto a través de los eventos como MateAr y Caminos y Sabores, así como los eventos turísticos en Misiones. “Allí los nuevos consumidores prueban nuestra yerba y se llevan el contacto, después a través de las redes vamos haciendo el contacto y así llegamos a casi todas las provincias”, dijo feliz el joven empresario.

Te puede Interesar  Otro combustible ingresa al mercado a competir por el abastecimiento de colectivos y camiones

Valoró que los consumidores se agrupan por zona y hacen las compras en grupo, además desde Vezná han logrado organizarse con las empresas de envió y ofrecen un servicio con el flete pago, lo que facilita más a los clientes saber qué inversión deben hacer para contar con su preciada yerba mate. Recordó que las redes que más utilizan son el Facebook y el Instagram en donde los encuentran como ymvezna.

La demanda está en crecimiento constante, esto les hace pensar que en algún momento puedan dar el salto y dejar de tercerizar la molienda y envasado, pero siempre planificando todo para seguir garantizando la calidad de un producto que apunta a un nicho particular de consumidores que aprecia la yerba elaborada y estacionada según marcan los procesos tradicionales, pero en parte también porque no encuentra a quien pasarle la posta dentro de su familia.

Uno de los grandes logros de Vezná es haber logrado la certificación de “Producto libre de Gluten“, lo que les permite garantizar la inocuidad para los consumidores, llegando a un nicho muy consciente de la calidad de los productos que consumen.

Como novedad Nicolás dijo que en poco tiempo estrenarán packaging y dejarán la histórica etiqueta que se pegaba a mano, por una que ya viene impresa en el papel, un cambio que seguramente no pasará desapercibido por sus consumidores.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin