14 de febrero Día de las Energías Renovables

– Ruth DUARTE ORTELLADO, Presidenta de la Cámara Misionera de Consultores Ambientales – Abogada especialista en Ambiente y Energías Renovables

Compartí esta noticia !

Estas son las imágenes de las tapas de los principales diarios del mundo, ya nadie puede ignorar que nos encontramos ante el CAMBIO CLIMÁTICO y sus efectos, eventos que hoy ya afectan nuestra forma de vida y de las siguientes generaciones y pone en duda la supervivencia de nuestra especie para el año 2100.

El Covid 19 nos trajo a la realidad y nos dio varias lecciones entre ellas: de cuán vulnerable somos, cuán interconectados estamos con la naturaleza, que la ciencia y la tecnología no lo solucionan todo mágicamente y en corto tiempo, pero también nos trajo el recordatorio de que nuestras acciones tienen consecuencias que se pagarán más temprano que tarde. 

¿Qué tiene que ver todo esto con el día de las Energías Renovables?

Es que el DÍA MUNDIAL DE LAS ENERGÍAS RENOVABLES fue puesto el 14 de febrero de 1949 para fomentar su uso y reducir el empleo de fuentes contaminantes.

La principal causa del cambio climático es la utilización de combustibles fósiles (petróleo y sus derivados) para producir energía. Si, mi estimado lector/a, cada vez que prende la luz en su casa el 59% de la energía que consume proviene de la quema de combustibles fósiles.

Por eso a Ud. y a mí nos afecta el conflicto entre Rusia y Ucrania, ya que provocó la suba del precio de los combustibles a nivel internacional y lo sentimos al momento de pagar el precio del pasaje de colectivo, cargar nafta en el auto y también al abonar la factura de luz.

Las energías renovables tienen varias ventajas además del cuidado del ambiente: no producen CO2 ni gases de efecto invernadero, utilizan fuentes renovables cuyo precio no depende del mercado internacional y que en la mayoría de los casos son gratis (sol, agua, viento) pero hay más fuentes.

Nuestro país tiene muchísimas posibilidades de hacer una mayor utilización de las energías renovables, la energía solar Fotovoltaica, la energía eólica, la energía hidráulica, son las más conocidas de las energías renovables, pero faltan mayores decisiones políticas a nivel nacional ya que su utilización necesita planificación y financiación.

La provincia de Misiones ha tomado la iniciativa de llenar el aumento de demanda de energía con la energía fotovoltaica, lo cual muestra la coherencia en el cuidado del ambiente que pregona. También es incipiente, pero todo indica que van a ir aumentando la producción de energía eléctrica a base de BIOMASA, (que son los restos de madera de diverso origen) cuya principal ventaja es que es una energía de base le dicen, constante que produce las 24 hs del día, 364 días del año, que no producen gases de efecto invernadero, es más evita su producción ya que al descomponerse la madera se produce metano. Pero además la biomasa en nuestra provincia tiene muchísima disposición de este insumo.

Te puede Interesar  La localidad correntina de San Roque celebra el 250° aniversario de su fundación
american-public-power-association-513dBrMJ_5w-unsplash.jpg

Hay muchos mitos sobre la energía renovable, hay falta de información también, pero lo que hay que tener en claro hoy al momento de elegir es que no solo conviene ambientalmente, sino económicamente sin dudas.

No hay soluciones mágicas ni únicas para hacer frente a la necesidad de energía que tenemos, y no solamente tiene que ser el Estado o algunas empresas las que den respuestas. En el estado de Santa Catarina (Brasil) más del 10 % de la producción de energía eléctrica proviene de los usuarios domiciliarios (Usted o Yo) que optaron por poner paneles solares en sus casas para tener energía renovable en sus casas y vender el excedente a la red.

El precio de los paneles solares en la actualidad se ve afectado por las trabas a la importación que pone el estado nacional, originando que, por la gran demanda de los mismos en la actualidad y la insuficiente producción nacional, coloque dichos precios en hasta cuatro veces más caro que en nuestros países vecinos.

Hay mucho por hacer, pero sobre todo necesitamos mucho compromiso por parte de todos nosotros para que la situación ambiental y económica mejore en poco tiempo, el Poder Ciudadano es fundamental para lograr cambios tan necesarios en la Transición Energética.

Para las críticas y cuestionamientos a las diferentes Energías Renovables, tómense el tiempo y sepan que hay muchos intereses económicos que desean continuar con sus actividades, por ello es importante comparar. 

AUMENTO DE LA TEMPERATURA  GLOBAL

La tan temida suba de temperatura de +1.5 grados que se preveía para el 2050 y que podría quebrar un límite clave de la temperatura global, sucedería en poco más de una década, es decir, para 2030.

Te puede Interesar  Se tiran por año más de 110 millones de kilos de merluza en buen estado al mar argentino

Los efectos de un planeta más caliente son: olas de calor (incendios), precipitaciones intensas, sequías, pérdida de la biodiversidad con su correspondiente impacto sobre nuestra salud y calidad de vida, seguridad alimentaria y de suministro de agua sumando obviamente nuestra seguridad, ya que al ser escasos los recursos habrá muchísimos conflictos bélicos sin dudas. 

¿Cómo llegamos hasta aquí? 

Por la quema del carbón, el petróleo y el gas natural. La humanidad ha pasado de tener 1600 millones de personas en el año 1.900, a tener 7000 millones en 2020, en consecuencia avanzamos en las fronteras de la naturaleza para vivir y alimentarnos (fronteras urbanas y agrarias). Todo ello produjo y produce Gases de Efecto Invernadero (GEI) los causantes del calentamiento global.

Dejo afuera la energía nuclear porque si bien no es renovable no produce GEI, su principal problema son los residuos, pero sin embargo es un tipo de energía a tener en cuenta.

El cambio climático es una crisis socio ambiental imparable, pero harán falta muchas acciones y cambios culturales para lograr superarla. Pero deberemos Todos (Estado, Empresas, ciudadanos) tomar decisiones conscientes sabiendo sus efectos a corto y largo plazo. Preguntarnos: ¿Qué tipo de sociedad y estilo de vida queremos? Las respuestas y modelos a seguir no van a ser simples, ni fáciles, pero deben buscar un mundo más justo y que asegure nuestra supervivencia como sociedad organizada más allá del 2050.

Como decía un climatólogo Oded Carmeli: la gente no comprende totalmente de qué estamos hablando… No entiende que se espera que todo cambie: el aire que respiramos, los alimentos que comemos, el agua que bebemos, los paisajes que vemos, los océanos, las estaciones, la calidad de vida. Nuestros hijos tendrán que adaptarse o extinguirse.

– Ruth DUARTE ORTELLADO, Presidenta de la Cámara Misionera de Consultores Ambientales – Abogada especialista en Ambiente y Energías Renovables

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin