Afirman que aporte de prepagas de salud al Fondo Solidario no debe trasladarse a la cuota

Compartí esta noticia !

El aporte de 20% que deberán realizar las empresas de medicina prepaga al Fondo Solidario de Redistribución (FSR) no es la conformación de un fondo solidario ni la creación de un nuevo impuesto, y por lo tanto “no deberá irse al valor de la cuota”, exlicaron fuentes oficiales.

Así lo hicieron saber a Télam fuentes de la Superintendencia de Salud, quienes destacaron que la ampliación del aporte del Fondo Solidario de Redistribución (FRS) “no se trata de la creación de un fondo fiduciario, como señalaron algunos empresarios del sector, y mucho menos de un nuevo impuesto”.

Los cambios que impulsó el Gobierno en el sistema que permite a los trabajadores elegir entre una Prepaga o una Obra Social busca generar mayor competencia para la mejora de los costos y los servicios.

En declaraciones periodísticas de los últimos días, Claudio Belocopitt, presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS), consideró que “la desregulación de (el presidente Javier) Milei es buena, pero crearon un nuevo impuesto que hace inviables a las prepagas”.

Concretamente, la medida que puso en alerta a las entidades es la obligación de aportar al Fondo el 20% de lo recaudado por fuera de los aportes salariales, es decir, del adicional que suman los trabajadores.

“Lo que cambia -indicaron las fuentes oficiales- con la modificación del aporte no debería irse al valor de la cuota ya que se va a mantener dentro del sistema, en el Fondo Solidario. A partir de esto, las prepagas van a tener la posibilidad de acceder a un Fondo Solidario más importante y con mayor volumen”.

Te puede Interesar  (des)igualdad de género

El Fondo se creó para financiar tratamientos de alto costo, “como son los gastos por discapacidad y otorga subsidios automáticos, con el objetivo de tener un sistema más equitativo y, justamente, más solidario”, explicaron las fuentes.

Además, a partir de la nueva normativa, las prepagas también tienen la libertad de establecer el valor de la cuota que consideren, con el objetivo de fomentar la libre competencia entre los distintos actores del sistema y que el beneficiario pueda elegir ante una mayor oferta.

En ese marco, el incremento en el aporte del Fondo “no debería irse al valor de la cuota”, enfatizó la fuente.

“Tampoco es cierto que ese fondo lo vaya a manejar un sindicato o directamente la CGT. Si gobiernos anteriores se lo dieron a los gremios, es un tema de los gobiernos anteriores. Ahora lo maneja la Superintendencia”, se destacó.

Desde el Gobierno explicaron que los cambios en el sistema de medicina “hacen que el beneficiario pueda elegir en libertad, las prepagas y las obras sociales compitan libremente y que el Fondo Solidario de Redistribución tenga mayor volumen para que el sistema sea más equitativo”.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin