Alfajores de lujo y con yerba mate, preparados por un matrimonio argentino en Londres, están entre los 10 mejores regalos del mundo para San Valentín

Los alfajores gourmet que prepara un matrimonio argentino en su chocolatería de Londres están entre los 10 mejores regalos del mundo recomendados para fechas clave, como San Valentín y Navidad. La caja de 6 alfajores de edición limitada para celebrar el 14 de febrero cuesta 30 libras (u$s 41) y son furor en todo el Reino Unido.

Con sabores combinados con Malbec, yerba mate y dulce de leche, entre otros distintivos de la Argentina, los alfajores de Sur se ubicaron al nivel de las principales chocolaterías y bombonerías europeas. Hoy, en las más prestigiosas revistas inglesas están en todos los rankings de recomendaciones para probar y comprar.

Los responsables de Sur son María Romero y Emanuel Ferrandez, un matrimonio argentino de 43 años que probó suerte en un emprendimiento gastronómico en tierras inglesas. Y la tuvo, acompañada por mucho esfuerzo. 

Lanzaron su proyecto con fuerte impronta argentina en plena pandemia, con una inversión inicial de 12.000 libras (u$s 16.500). Gracias a la primera review que tuvieron sus alfajores, del diario británico The Observer, sus ventas se dispararon y lograron recuperar todo el capital en solo un mes. Le siguieron las de BBC y Forbes UK.

En diálogo con El Cronista desde su centro de preparación hoy en Haddenham, cerca de Oxford; Ferrandez relata su historia y los proyectos de expansión que tiene su compañía con entusiasmo. 

“Hoy además de las tradicionales, preparamos ediciones limitadas de hasta 200 cajas de 6 alfajores, con sabores que no se vuelven a repetir, para clientes que compran por la web y también para regalos corporativos. La idea es crecer en escala sin perder el cuidado por cada uno de los alfajores preparados -hoy se pintan a mano uno por uno-. Estamos también ya estudiando cómo llevar el modelo a otros países, quizás con franquicias que puedan garantizar que no se altere el espíritu de Sur”, aspira Ferrandez.

Los insumos que utilizan en los alfajores son en su mayoría provenientes de Latinoamérica. “Usamos chocolate de Colombia, México, Brasil. En los últimos años hubo algunas demoras en el abastecimiento por la pandemia pero pudimos ir reemplazando porque hay muy buen chocolate de otros países de la región como Perú, Venezuela o Ecuador”, explicó.

La preparación y presentación de los alfajores de Sur tienen muchas diferencias con los industriales que se consumen en la Argentina. “A los ingleses les parecen muy dulces y muy grandes los alfajores típicos argentinos. Nosotros hacemos verdaderas piezas de bombonería, con sabores con raíces argentinas y latinoamericanas pero perfectos para el paladar inglés que los consume como piezas de chocolate o bombones premium”, dice Ferrandez. Un propósito que logró y transmitió a los consumidores locales.

En Forbes UK, de hecho, presentan a sus productos como “alfajores argentinos de lujo, una galleta especial de chocolate y dulce de leche muy apreciada por millones de latinoamericanos” y con “un toque encantador”. 

Así, uno de los plus que tienen los alfajores de Sur es que no son considerados un producto de panadería cotidiano sino como parte de bombonería premium con sabores que recuerdan a la Argentina pero con la sofisticación de la alta chocolatería europea. Esto hace que sus precios sean más elevados y obtengan mayores márgenes.

María Romero, la esposa de Ferrandez y también dueña de Sur al frente de las preparaciones, trabajó como chocolatera durante 20 años en el Hotel Savoy y Hilton Buenos Aires, y en chocolaterías como Rococo Chocolates y L’Artisan du Chocolate. 

Se carga la producción de los alfajores, también de barras de chocolate, trufas y ramas, sin descuidar la administración de la compañía junto a su marido y la ayuda eventual de dos empleados temporales para épocas de alta demanda.

Ahora, además de producir su tradicional caja ‘Cambalache’ con alfajores variados con reminiscencias argentinas como el Cortado, Caminito o Patagonia, arrancaron la pre venta del especial de San Valentín “Los lentos no volvieron”. 

Esa edición limitada para regalar el 14 de febrero, se inspira en el amor inocente anterior al Wi-Fi y Spotify (de los años 80 y 90). 

Tiene 6 alfajores en la caja de regalo en tres sabores: ‘Sos mi caramelo’: con chocolate peruano 70%, ganache de bizcocho oscuro, cereza y menta. ‘Merenguitos’: Tumaco 85% de chocolate colombiano, merengue seco y dulce de leche y ‘Cesar Banana’: Macondo 60% de chocolate colombiano, bizcocho de limón, ganache de banana y dulce de leche. 

Vienen en lo que Forbes UK describe como ‘un toque encantador’ y que es un valor agregado muy pensado por los dueños de Sur. Una lata en forma de ‘walkman’ que además de los alfajores trae dos playlist con lentos argentinos e internacionales para celebrar el amor. 

El hecho de tener packaging de lata, explica Emanuel, les dio la posibilidad de explotar a fondo los envíos por correo. “Sur nació como una empresa de ecommerce y hoy hacemos el 100% de las ventas con envíos”, dice.

Emprender en el Reino Unido fue, según Ferrandez, muy fácil comparado con algunas complejidades que hay en la Argentina. “Acá comenzamos como lo que sería un cuentapropista. Tuvimos una inspección y solo se paga un impuesto. Todo es muy claro y se impulsa a los emprendedores”, cuenta.

Allí, estos emprendedores cuentan también con el apoyo de la Embajada argentina en el Reino Unido, encabezada por Javier Figueroa, que organiza reuniones con distribuidores, ofrece en sus eventos y recepciones productos fabricados por argentinos e incluso auspicia degustaciones como las tradicionales que hace con el vino argentino, en este caso para que se conozcan los alfajores y chocolates de Sur. 

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password