COLUMNISTAS, Ultimas Noticias

Asimetrías un problema histórico, presente y futuro

Compartí este articulo en:

Posadas antes de la construcción del Puente internacional Roque González de Santa Cruz.

En 1991, cuatro naciones, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, crearon un área de libre comercio denominado Mercosur. El pacto tuvo un drástico e inmediato efecto sobre el comercio: en cuatro años el valor del comercio entre estas naciones se ha triplicado. Los líderes en la región habían afirmado orgullosos que Mercosur es un gran éxito que forma parte de un paquete de reformas económicas mucho mayor. Pero, mientras que Mercosur ha logrado, con un claro éxito, aumentar el comercio intrarregional también ha perjudicado a Misiones desde esa fecha.

El motivo fue muy simple una moneda fuerte y apreciada tenía amplio poder adquisitivo en el exterior, en ese momento, las demás monedas estaban depreciadas en relación al Peso argentino por la ley de convertibilidad, Misiones con 90% del territorio con fronteras ya comenzaba a sentir la caída de la actividad.

Los intercambios comerciales fueron muy negativos para nuestro País desde el nacimiento del Mercosur y sobre todo para Posadas desde la inauguración del Puente en 1990, por diferentes motivos: la libre circulación de factores de la producción (esencialmente trabajadores) ha perjudicado y presionado la oferta laboral de los residentes Argentinos, que en muchos casos el salario tuvo un fuerte poder adquisitivo la economía de los países vecinos, en la cual somos absorbentes de inmigrantes de nuestros países limítrofes y no sucede esto en el sentido inverso.

Por otro lado y por nombrar otro ejemplo, el nivel de intercambio comercial es sumamente preocupante para la Argentina con su principal socio exportador  alcanzando en julio del 2017 un saldo comercial negativo record con Brasil nunca antes visto de  USD 6.637 millones.

Actualmente en Misiones  las ciudades que limitan con Brasil y Paraguay se están transformando en ciudades fantasmas, en donde abunda la desolación, desesperanza y la quiebra de comercios día a día. La desesperación de los comerciantes, la voracidad de rentas por recaudar más, los aumentos de la energía y combustible y la escasa recaudación del municipio de Posadas por nombrar algunos de los municipios afectados  prepara el escenario perfecto para una depresión económica.  Esta situación que ya la vimos en la década de los 90 en la cual comerciantes quebraban por tener una moneda fuerte en la cual no se acompañaba con producción nacional, todo se importaba.

Hoy la situación es distinta pero con casi el mismo final por dos motivos muy simples tenemos una alta inflación combinada con una elevadísima presión fiscal y he aquí el meollo de la cuestión. Estas dos variables nos dejan fuera de juego con respecto a Paraguay y Brasil.

Es importante resaltar que estas variables son muy difíciles de equipararlas con los Países vecinos, dada la situación fiscal comprometida de la Argentina y la inercia inflacionaria, cosa que no ocurre hace más de 25 años en Paraguay y Brasil.

Según  la Teoría del comercio internacional existen dos formas de solucionar estas asimetrías:

  1. Una es el proteccionismo: en la cual se cobran altos aranceles a las importaciones defendiendo la industria nacional, pero esto viola el pacto firmado por el Mercosur y recalienta el mercado interno y en una situación de inflación alta no es la mejor opción y sería un segundo mejor óptimo, este modelo fue aplicado por el gobierno Kirchnerista con un rotundo fracaso en el cual hemos sido víctimas en el período 2007-2015.
  2. El primer y mejor óptimo sería bajar la presión fiscal y bajar la inflación. Con estos dos objetivos que el gobierno de cambiemos viene luchando desde que asumió se darían las cosas para tener un País, una provincia y un Municipio competitivo.

El crecimiento económico será desigual, desparejo y secuencial pero si abordamos el camino del gradualismo en bajar los niveles de inflación y de presión fiscal, Misiones y particularmente Posadas volverá a ser la capital de los años anteriores a la construcción del Puente en que el sector privado pujaba para el desarrollo de los habitantes como vemos en la foto de esa época, en donde florecían las oportunidades y existía un consolidado sector privado.

 

 

 


Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*