“Buen progreso” en las negociaciones con el FMI para el desembolso de US$ 5.400 millones

Las negociaciones entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la cuarta revisión que permitirá dar luz verde al ingreso de US$ 5.400 millones al país avanzan con “buen progreso”, consideró hoy el organismo luego de la reunión que mantuvieron esta mañana el ministro de Economía, Sergio Massa, y la titular de ese organismo multilateral, Kristalina Georgieva, en India.

Compartí esta noticia !

Las negociaciones entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la cuarta revisión que permitirá dar luz verde al ingreso de US$ 5.400 millones al país avanzan con “buen progreso”, consideró hoy el organismo luego de la reunión que mantuvieron esta mañana el ministro de Economía, Sergio Massa, y la titular de ese organismo multilateral, Kristalina Georgieva, en India.

En el marco de las deliberaciones del G20, Massa mantuvo un encuentro clave con la titular del FMI, en momentos que se define en Washington la conclusión de la cuarta revisión.

Allí una misión argentina participa para cerrar las negociaciones técnicas que permitirán darle luz verde al directorio del FMI para aprobar unos US$ 5.400 millones en marzo, que pasarían a engrosar las reservas y atender los vencimientos con el organismo.

Al finalizar la reunión con Massa, Georgieva adelantó en su cuenta de Twitter: “Muy buena discusión con @SergioMassa en los pasillos del #G20India sobre los nuevos desafíos que enfrentan los EM (Mercados Emergentes) y Argentina. Buen progreso en la cuarta revisión del programa y esperamos comunicar su conclusión pronto”, sostuvo.

Massa estuvo acompañado por el secretario de Asuntos Económicos y Financieros Internacionales y titular del Indec, Marco Lavagna, mientras que Georgieva asistió junto con la subdirectora gerente, Gita Gopinath.

Además de cerrar la revisión y el nuevo desembolso, otro punto de la reunión fue la readecuación de las metas establecidas en el programa para este año a fin de contemplar la sequía que impacta en el país y los costos de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Tras finalizar la reunión, Massa confirmó que se llegó a un acuerdo con el Fondo para volver “realistas” y flexibilizar los objetivos de este año, evitando así recurrir a “waivers” (pedidos de perdón) para pasar las revisiones y garantizar los desembolsos previstos para este año que totalizarán US$ 19.000 millones.

“El consenso con el FMI es que es mejor adecuar la programación del trabajo del año desde el inicio para dar previsibilidad y no tener que hacer waivers durante el año”, afirmó Massa este mediodía en un comunicado tras mantener la reunión con Georgieva.

Te puede Interesar  Realizaron cirugías neurológicas del primer mundo en el Hospital Ramón Madariaga

El titular del Palacio de Hacienda subrayó que el objetivo entre ambas partes “es ser realistas y previsibles para que el programa sea de verdad un ordenador y no un papel en el aire que no se cumple”.

Asimismo, recordó que los objetivos del programa – cristalizados en sus metas- son “el orden fiscal, la acumulación de reservas y la programación monetaria ordenada”.

El planteo que Massa hizo ante el G20 y ante Georgieva es ver la forma de medir los costos de la guerra de Ucrania para países emergentes, y que se traduzcan en un alivio concreto en los programas vigentes de los países de ingresos medios con los organismos, sobre todo con el FMI.

Massa le acercó a Georgieva el informe argentino difundido en la India, en el que se constató que el país perdió alrededor de US$ 5.000 millones como impacto en la balanza comercial a raíz de la guerra en Ucrania e igualmente se cumplieron las metas con el organismo crediticio en 2022.

En tanto, Georgieva planteó la necesidad “imperativa de reforzar” el tratamiento de las deudas de los países en la arquitectura financiera internacional.

“La guerra y la sequía juegan un papel en nuestra economía y es mejor afrontarlo poniendo objetivos alcanzables para no estar corrigiendo cada trimestre”, agregó el ministro en el comunicado de hoy posterior a la reunión.

Aún no se precisaron cuales serán las nuevas metas: el país tiene previsto en el acuerdo una reducción del déficit fiscal primario del 2,5% del Producto Bruto Interno (PBI) en 2022 al 1,9% para este año, y una disminución de la asistencia financiera del Banco Central (BCRA) al Tesoro de 1% a 0,6%.

En tanto, tras haber sobrecumplido una meta de acumulación de reservas de US$ 5.000 millones para el año pasado, para este año se debían sumar otros US$ 4.800 millones pues el objetivo bianual es de US$ 9.800 millones.

Te puede Interesar  “Estamos ante el retorno a la neofilantropía en políticas sociales”

En paralelo, en Washington, el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein; y el jefe de Asesores del Palacio de Hacienda, Leonardo Madcur, llevaron adelante las negociaciones técnicas durante toda la semana que concluye hoy, antes de la reunión de Massa con Georgieva.

En tanto, Massa mantuvo reuniones bilaterales en el marco de las reuniones del G20 y otros organismos internacionales, para garantizar más desembolsos, buscar inversiones y bajar la presión del dólar con proyectos de swaps de monedas con distintos países.

Una de las primeras reuniones de Massa en la sureña ciudad de Bengaluru fue con el subsecretario de Asuntos Internacionales del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Jay Shambaugh, con quien analizó “la situación financiera internacional” así como “los avances en el programa económico y en la revisión del acuerdo con el FMI”; y el impacto de la guerra y la sequia en el país, precisó el Palacio de Hacienda.

Massa se reunió también con sus homólogos de India, Italia, Francia, Alemania, Brasil, Arabia Saudita y Canadá, con quienes habló sobre la potencialidad de las inversiones en sectores estratégicos del país, a la vez que analizó el contexto económico mundial, el cumplimiento del acuerdo con el FMI y el impacto que tendrá la sequía en la economía local.

En otro orden, expuso ante sus pares del G20 el planteo de la Argentina de revisar la política de sobrecargos del FMI, reclamó poner en agenda el costo de la guerra en Ucrania, y pidió reconocer la figura de acreedores ambientales de los países en desarrollo de gran biodiversidad.

Por último, se reunió con autoridades del Banco Mundial, donde garantizó el desembolso de US$ 1.000 millones para el primer semestre, y además negoció cambios en el esquema de desembolsos que significarán el ahorro de US$ 400 millones en el financiamiento de obras para el país, en créditos ya aprobados para 2023 y 2024.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin