Día del Orgullo: cómo poner fin a la discriminación y a la desigualdad de las personas LGBTIQ+ en el mundo del trabajo

Las organizaciones inclusivas se vuelven más empáticas, receptivas a nuevas ideas, entienden mejor a sus clientes y está comprobado que generar espacios de libertad, confianza y seguridad para quienes trabajan allí. Los equipos integrados por personas LGBTIQ+ incrementan la productividad en alrededor de un 25% y las ganancias de las empresas consecuentemente.

  • De acuerdo con un informe de Adecco Argentina, el 70% de las personas encuestadas consideró que el trabajo remoto favorece la inclusión laboral de las personas LGBTIQ+, sin embargo, un 77% no ve que se apliquen políticas de inclusión para este colectivo en las empresas donde trabajan. Ocurre en diversas organizaciones que por más que intenten generar espacios de inclusión, el paso más difícil es llegar a concretar y es por esto que se debe continuar trabajando. Un aspecto positivo que ayuda a ver la luz al final del camino es que el 23% de las y los participantes sostuvieron que en sus lugares de trabajo existen charlas, foros y políticas acerca de la tolerancia cero a la discriminación y para fomentar ámbitos de inclusión.  
  • ¿Por qué se les dificulta conseguir empleo a las personas de esta comunidad? Ante esta pregunta, la gran mayoría (un 87%) sostuvo que son los prejuicios, la falta de legislación, porque la sociedad discrimina o por falta de un mercado laboral inclusivo. Cabe destacar que las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo se consideran un acto criminal en al menos 68 países en el mundo. 
  • En un reciente estudio de UBS (compañía global de servicios financieros de Suiza) se publicó una serie de características financieras sobre la comunidad LGBTTIQ+, del que se desprende entre sus conclusiones principales que las personas que pertenecen a esta comunidad deben destinar una mayor parte de sus ingresos para ahorrar por el riesgo de enfrentar situaciones de discriminación que dificulten su proyección personal. 
  • Un tema no menor es el correcto uso del lenguaje y de pronombres para referirse a las personas: hacer una suposición sobre la identidad de género de alguien y llamar a la persona constantemente de manera incorrecta a cómo se siente o incluso a cómo se ha presentado puede hacer que se sienta invalidada, anulada o con ganas de retirarse. 
  •  “En los últimos 10 años, 12655 personas efectuaron el cambio DNI gracias a la Ley de Identidad de Género. El 63% de los cambios se realizaron en Provincia de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba”, señaló Adrian Barreiro, advisor de la Red de Empresas por la Diversidad de la Universidad Torcuato Di Tella.
  • Según un informe realizado por Contratá Trans, las personas trans continúan mayoritariamente inmersas en la pobreza, casi sin posibilidades de ascenso social y sufriendo una vulneración permanente de sus derechos humanos que incluye la discriminación y expulsión del ámbito laboral formal. En la región, más del 80% de las personas trans manifiestan que las búsquedas laborales son situaciones particularmente hostiles dada la discriminación que reciben por su identidad y expresión de género.
  • El trabajo sexual o el ejercicio de la prostitución se presenta como la única opción para la mayoría de las mujeres trans: un estudio de RedLacTrans indica que aproximadamente el 80% de estas mujeres en América ejerce el trabajo sexual, mientras que las estimaciones de algunos países muestran cifras mayores, entre el 94 y 95% en Perú y Chile, respectivamente.
  • En cuanto a las iniciativas informales por cuenta propia o en cooperativas, para las mujeres trans y travestis, se destacan el rubro de servicios de belleza y manufacturas. Los varones, por su parte, suelen trabajar por cuenta propia de manera precaria.
  • La Red de Empresas por la Diversidad de la Universidad Torcuato Di Tella realizó un sondeo entre sus miembros y detectó que el 18% de las empresas tienen políticas o prácticas para personas trans. Además, el 7% está en proceso de desarrollarlas.  Siete empresas de la red ya cuentan con un protocolo de transición de género.
  • En julio del año pasado Argentina promulgó la Ley de Promoción al Empleo para Personas Travestis, Transexuales y Transgénero. Uno de los aspectos que allí se estableció fue que las personas trans deberán ocupar cargos en el sector público nacional en una proporción no inferior al 1%. Si bien está legislación no impacta en el sector privado, ya sienta un precedente.

Adecco presenta una serie de consejos y estrategias para la inclusión en el lugar de trabajo:

  • Al comenzar una reunión que cada integrante se presente compartiendo nombre y pronombre. Por ejemplo: “Hola, soy Simón. Mi pronombre es él” 
  • Al dirigirse a un número de personas se pueden utilizar palabras neutras como: equipo, colegas, gente, entre otras. Lo mismo en todo tipo de comunicaciones, incluidas las búsquedas laborales que se encuentren abiertas. No es lo mismo buscar “Personal de recepción” que “Recepcionistas”.
  • Incluir pronombres en todas las firmas de correo electrónico. 
  • Ser receptivos ante el error. Es común y puede suceder la equivocación, lo mejor es reconocerlo y corregirlo. 
  • Todas las acciones deben ser llevadas a cabo en conjunto con capacitación y sensibilizaciones al personal, políticas activas de inclusión y espacios abiertos de conversación. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password