Domingo Cavallo pidió no devaluar: “Sería peor que un Rodrigazo”

El ex Ministro de Economía Domingo Cavallo, planteó que la devaluación y el aumento de tarifas “sería peor que un Rodrigazo” y presentó en una entrevista su plan de como salir de esta crisis

El campo -principalmente los sojeros- intenta presionar al gobierno para que devalúe un 30% la moneda nacional, que pasó de $60 a $135 (oficial) o $300 (blue) por dólar en solo dos años gracias al desastre macroeconómico de Alberto Fernández, Martín Guzmán y Miguel Pesce, que todavía resiste en el BCRA.

Es interesante analizar lo que pasa el campo 2022, sobre todo porque el campo 2008 pidió la ayuda de la clase media urbana para frenar a los K contra la resolución 125 de Martín Lousteau -ministro de Economía que planteó ir a un régimen de retenciones móviles-, pero hoy está sentado sobre los granos de soja esperando “la competitividad del tipo de cambio”, que no es más que una nueva licuación de salarios, jubilaciones y pensiones de la misma clase media -y baja-, que la inflación de casi 3 dígitos ya hizo y no permite recuperación alguna.

En su diálogo mano a mano con el periodista Carlos Pagni, Cavallo dedicó unos minutos para hablar de cómo se podría evitar la devaluación que piden los productores rurales y porqué es importante hacerlo: “Sería peor que un Rodrigazo”, alertó.

Aquí, la desgrabación completa del momento más interesante de la entrevista:

“La falta de profesionalismo con la que se maneja el Banco Central de la República Argentina es muy peligrosa. Vengo sosteniendo -desde que se decidió introducir la política de control de cambio- que tendrían que haber desdoblado el mercado cambiario y sujetado a controles las transacciones de importaciones y exportaciones. Todo lo demás lo tendrían que haber derivado a un mercado cambiario libre en el que no interviniera el BCRA y no fuera el responsable de abastecer ese mercado de divisas.

Al ser un mercado libre, si la cotización era suficientemente alta, iban a empezar a entrar capitales o los mismos argentinos que tengan muchos dólares podrían venderlos legalmente en ese mercado libre. Eso le pondría un techo al mercado

En ese contexto, el BCRA podría comprar todo el superávit comercial, que fue grande el año pasado -de US$15.000 millones- y este año no va a ser menor a US$7.000 u US$8.000 millones, pese a la baja considerable por los precios de la energía. El BCRA podría haberse hecho de las divisas que ahora no tiene. No es tarde para hacer eso. Creo que si se hubiera hecho cargo del viceministerio el economista Gabriel Rubinstein eso se podría haber hecho. Estuve leyendo y mirando videos muy interesantes de sus últimas entrevistas y él está planteando esto mismo que yo estoy diciendo aquí.

Pero esta falta de profesionalismo se nota en muchas otras cuestiones, como por ejemplo en el manejo de las exportaciones, que las quieren alentar pero ponen prohibiciones y cupos. Ahora quieren adelantar los ingresos de divisas por exportaciones: si bien ya se ha producido el bien, que es lo importante, en algún momento se van a liquidar (los granos) pero se hace un enorme esfuerzo para que se liquide ahora y (no se dan cuenta) que están vaciando los próximos meses.

Además, decir que para que liquiden los granos hay que prometerles un tipo de cambio transitorio a los productores, es prometer que va a haber una fuerte devaluación que, entre paréntesis, creo que no resolvería nada; por el contrario, agravaría la situación

Lo que sí podrían haber hecho es bajar las retenciones. El gran desaliento a las exportaciones y la producción agropecuaria es todo lo que le quitan al productor vía las retenciones. También influye la brecha cambiaria, pero con una buena política de desdoblamiento cambiario y permitiendo la entrada libre de dólares, esa brecha podría ir cerrándose. Obviamente que, si siguen cometiendo los errores que cometieron hasta ahora, podría ocurrir una fortísima devaluación y ese sería el acabose para este tipo de manejos (intervencionistas) de la economía por la explosión inflacionaria y las consecuencias no deseadas que traería. A lo mejor alentaría un poquito más las exportaciones y frenaría las importaciones, pero no resolvería los problemas de ninguna manera porque es mucho más importante el atraso tarifario que da lugar a US$15.000 millones de subsidios y un exceso de gasto público que el atraso cambiario.

Además, si aumenta mucho el precio del dólar con una fuerte devaluación, los subsidios aumentarían más que proporcionalmente. Entonces, además de la devaluación tendrían que producir un tarifazo enorme. Entonces, tarifazo y devaluación sería más que un Rodrigazo porque, imagínese, los sindicatos no se conformarían con un tope salarial

Buscar reducir a un mínimo los subsidios a los servicios públicos es más que prioritario; súperprioritario”.

Tras la entrevista Cavallo compartió el video de la misma en su blog agregando un comentario, que según él no pudo hacerlo en piso: El reportaje que me hizo Pagni me permitió destacar la importancia del ajuste fiscal. Pero me hubiera gustado señalar, y por falta de tiempo no lo hice, que el ajuste fiscal más importante es la reducción del gasto público, porque la reducción del déficit fiscal en base al aumento de los impuestos produce efectos estanflacionarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password