Educación financiera, a marzo

La falta de educación financiera es, en buena parte, la responsable del desorden económico en muchos hogares de la Argentina. Sobreendeudamiento, falta de ahorro, desconocimiento de posibilidades de inversión. ¿Cómo manejo el ingreso familiar? ¿Qué hago con el sueldo del mes? Economis consultó a especialistas. 

Decisión. Este es el primer paso. Algo no está bien en mi economía, qué hago para resolverlo.

La población de la Argentina (Misiones no es la excepción) adolece de educación financiera. Esto es la falta de conocimiento sobre el manejo del dinero que lleva muchas veces al sobreendeudamiento, mala utilización de la tarjeta de crédito o débito, desconocimiento del denominado “gasto hormiga”, préstamos para cubrir otro préstamo, desconocimiento de las alternativas de inversión, imposibilidad de ahorro. 

Economis consultó a especialistas sobre cómo lograr ese orden en las finanzas personales que permita una organización en la economía de la familia. 

“Lo primero que debo tener es decisión. Yo manejo mis finanzas. Cuando comienza el mes  tengo que hacer un análisis de mi presupuesto. Cuáles son mis gastos y los recursos con los que cuento. Y a partir de ahí buscar mis sueños. Mis metas, medibles y cuantificables. Qué quiero hacer y cuánto me sale”, resume Perla Dieminger contadora, magíster en gestión pública y docente. 

Remarca que el paso previo a la educación financiera es la libertad financiera. “La libertad financiera me va a permitir comprar tiempo, y ahí está la riqueza, no en el dinero. El dinero es el medio. Qué tengo que hacer: cancelar deudas, eso me va a dar un margen de ahorro y de ahí en más invertir. Para qué, para tener otra fuente de ingresos”. 

Producto de la fuerte crisis económica y los altos niveles de inflación en la Argentina de los últimos años, muchas familias, al no contar con dinero en efectivo, encontraron en la tarjeta de crédito el medio para mantener dentro de lo posible el nivel de vida. El pago mínimo de la tarjeta que parecía una opción, era en realidad un salvavidas de plomo por los asfixiantes intereses que cobraban las entidades y esto llevó a un sobreendeudamiento, que obligó a la toma de un crédito, y otro para cancelar los anteriores, generando más y más deuda. 

El 2019 el Estado misionero decidió poner en marcha el programa “Ahora Tarjeta”, con el que absorbía 50 puntos porcentuales de la tasa de interés anual del saldo adeudado al mes de julio de 2019. ¿El resultado? Más de 3200 personas accedieron -hasta la finalización del programa, en febrero de este año-, generando un desembolso mensual de 1.795.000 de pesos. 

Quizás sea momento de plantear la necesidad de que el propio Estado enseñe desde las escuelas sobre el manejo del dinero. “Las cuentas están en orden por la buena administración”, lleva como bandera la provincia. Pero si el desorden resiste en los hogares, no es descabellado pensar que tarde o temprano impactará en las arcas del Estado. 

El sector privado, en algunos casos, viene haciendo su aporte con talleres sobre el conocimiento de gastos y manejo del dinero. 

En una entrevista con Economis, Milagro Medrano, gerente de Relaciones Institucionales del Banco Macro, aseguró que muchos clientes desconocen con exactitud las deudas que poseen y los costos financieros de determinados productos. 

Por eso a través del programa Cuentas Sanas lograron llegar a más de 30.600 personas, en 1.150 talleres de educación financiera, en casi 200 ciudades del país, con un impacto indirecto en 110.000 personas. “Para 2020 tenemos organizados brindar dos nuevos tipos de talleres: Cuentas Sanas para tu PYME, un taller avanzado de economía para responsables, gestores o administradores de pequeñas y medianas empresas, y Cuentas Sanas Digitales, un taller que brinda la capacitación necesaria para que todos puedan aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías en las decisiones cotidianas sobre el dinero”, sostuvo. 

Ignacio Carballo, director de Programas Fintech & Digital Banking de la UCA, coincidió, consultado por este medio, en que la educación financiera es una habilidad vital y esencial, reconocida como condición necesaria para lograr una real inclusión financiera y, consecuentemente, un desarrollo económico sostenible con mayor igualdad de oportunidades.  

Ahora bien, la Educación Financiera no es únicamente el entendimiento pleno de conceptos. Sino que es dicho entendimiento, aunado a un comportamiento financiero y una actitud financiera acorde que permita al individuo realizar un uso de los instrumentos financieros de manera responsable y que promueva su bienestar.

¿Esa falta de educación financiera, atraviesa todos los niveles sociales?

Sí, atraviesa todos los niveles sociales. La única encuesta nacional de educación financiera realizada por la Corporación Andina de Fomento y el Banco Central demuestra que, aunque exista algún leve detrimento en las respuestas a medida que uno desciende a estratos socioeconómicos menores, esta es marginal. En otras palabras, estamos tan mal en educación financiera que la diferencia entre ricos y pobres son marginales.

¿La Argentina cómo está con respecto a los países de la región?

De acuerdo al informe Argentina está en el puesto 37 entre 39 relevados. Con respecto a una muestra de países de la región, Argentina está última cuando se la compara con Chile, Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

¿Tiene el país una ley para enseñar educación financiera en las escuelas?

Por ahora lo que tenemos es la Ley de Financiamiento Productivo sancionada en mayo de  2018 que hace mención a la obligatoriedad de incorporar la Educación Financiera en las Escuelas Secundarias. Pero esto se menciona en el marco de la creación de una Estrategia Nacional de Inclusión Financiera.

Esto es, la Ley impone tener una Estrategia Nacional de Inclusión Financiera y que en el marco de esta se imparta educación financiera en las escuelas secundarias. En la gestión anterior se publicó dicha Estrategia, luego a fines del 2019 se publicó bajo el mismo departamento (la creada Dirección Nacional de Inclusión Financiera) un Programa Nacional de Educación Financiera. Este año se debería avanzar en una implementación concreta de manera coordinada con las provincias.

¿La debe enseñar sólo el Estado, o el sector privado también tiene que asumir el compromiso?

El sector privado, principalmente a través del sector financiero (la Banca) ya imparte educación financiera en distintas esferas (asentamientos informales, jubilados, jóvenes, etc.). Pero estos esfuerzos son aislados y desarticulados. Mi opinión es que el Estado debe enseñar de manera articulada y el sector privado acompañar. Por sector privado me refiero al sector educativo privado (escuelas privadas o institutos educativos), además de los Bancos. Se necesita mucho más de lo que se hace actualmente pues los datos muestran que estamos muy rezagados.

Para concluir y a modo de resumen, Perla Dieminger, insiste: ¿Por qué es importante anotar los gastos? Porque, comenzó el 2020 y este es el año para lograr ese margen de ahorro que te permita invertir, y así generar una fuente de ingresos que te lleve a la tan ansiada libertad financiera. Por dónde comenzar. Primero debo entender por qué registrar mis gastos, asimilar el concepto y hacerlo parte de la rutina diaria.


¿Saber lo que he gastado, me va a ayudar a recuperar el dinero que ya no tengo?

¡Por supuesto que no! Nadie te lo va a regresar, solo porque lo registraste. Sin embargo, al anotar tus gastos aseguras tu futuro dinero. Voy a explicarte. Si anotas los gastos, después de poco tiempo vas a saber donde va tu dinero. También vas a saber cuánto dinero gastaste en cada categoría: en pagos de casa, ropa, comida, entretenimiento. Bueno, pero ¿cómo esto me ayudará a gastar menos? Seamos realistas, no te volvés rico solo por anotar tus gastos cada día. Sin embargo, al anotarlos y después analizarlos podés planear los gastos de próximo mes – esto es a lo que llamamos, tener control de las finanzas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password