El desafío de cuidar el empleo

Compartí esta noticia !

Los primeros sesenta días del gobierno de Milei no trajeron optimismo en relación con el empleo: de hecho, es tanto el desprecio que muestra el gobierno libertario hacia el Estado en todas sus formas que es la primera vez en por lo menos quince años que la ahora Secretaría de Trabajo (ex Ministerio) no difunde el Informe de la Situación y Evolución del Trabajo Registrado (SIPA). Si lo había hecho en enero, ya con la nueva gestión al mando del Ejecutivo nacional, pero lo frenaron en febrero. No hay certezas respecto a esto para el corto plazo: podría ser una situación coyuntural que se corrija en los próximos días como bien podría tratarse de una decisión política de abandonar la difusión estadística. Históricamente, el reporte del SIPA que nos permitía observar la evolución del empleo en el país y en las provincias se publicaba entre el 1° y el 8 de cada mes, pero siendo ya 17 de febrero no hay novedad alguna al respecto. 

Sin estadísticas oficiales no hay forma de evaluar los desempeños de un programa de gobierno por parte de la sociedad; pero tampoco hay forma de medir los impactos de las políticas públicas aplicadas por parte del propio gobierno. Eliminar la difusión estadística de datos tan sensibles como el empleo no es solo un error, es un atentado a un cimiento fundamental de la democracia como es la transparencia y el acceso a la información. 

De la mano de esto, el gobierno nacional discontinuó también la actualización de cientos de bases de datos con información altamente relevante vinculada a empleo, salarios, producción, y otras. De hecho, el ex titular del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI) alertó vía redes sociales que se están empezando a eliminar cientos de datasets que durante todo el período 2020-2023 se elaboraron con información de valor. 

También, de la mano del lanzamiento del programa Cuota Simple, el gobierno eliminó las bases de datos de lo que fue el Ahora 12. Ello impedirá poder hacer comparaciones temporales de la efectividad y alcance de los dos programas. 

La eliminación de bases de datos y la decisión de no publicar reportes que eran difundidos mes a mes con información estadística relevante seguramente no es un problema que esté en la agenda de los argentinos, pero es un problema gravísimo desde el punto de vista institucional. No es posible construir un país desarrollado sin datos ni información pública a la vista de cualquier ciudadano. 

Dicho esto, esta semana se conoció una información importante relativa a la provincia de Misiones: “Suben precios, bajan ventas pero el empleo se mantiene estable”: esas fueron las conclusiones de la Encuesta Provincial de Comercio, Servicios, Industria y Turismo que realizó la Confederación Económica de Misiones (CEM) a cerca de 240 empresarios misioneros. No es menor la cuestión vinculada al empleo, ya que la provincia logró un desempeño altamente positivo en los últimos años que necesariamente debe ser cuidado y tomado como base principal para sostener, de mínima, el nivel de actividad en un contexto altamente complejo y pesimista. 

Te puede Interesar  Parece que derrapó don Mempo

Partiendo de la base que no se puede contar con información actualizada por lo mencionado previamente respecto a la pausa en las publicaciones oficiales, es relevante poder observar la evolución del empleo misionero y relacionarlo con las conclusiones a las que llegó la encuesta realizada por la CEM. 

Tomando como base los datos a septiembre 2023, dado que es el ultimo mes donde se pueden conocer datos de empleo sectorizados por actividad a nivel provincial, el empleo privado formal misionero mostraban un alza global respecto a diciembre 2019 del 9,8% equivalente a la creación de 9.900 empleos. Si queremos ir un poco más atrás en el tiempo, Misiones logró crecer 4,4% contra diciembre de 2015 y un 14,1% en relación con diciembre de 2011. Se toma esas fechas comparativas para ver finales de mandatos y ello nos permite concluir que durante los últimos cuatro años el empleo ha tenido un fuerte protagonismo en la provincia. En los últimos 12 años, Misiones sumó 13.665 empleos privados formales en un contexto donde a nivel país el crecimiento relativo fue considerablemente menor.

Como indica esta nota de Economis, cerca del 80% de los empresarios encuestados por la CEM indican que no tomarán medidas respecto al empleo, dato relevante en el contexto de depresión de la actividad económica. En este marco, podemos hacer una breve observación en relación a los sectores que podrían estar más expuestos a perder empleo en los primeros tiempos del gobierno libertario en la provincia. 

El comercio es uno de los grandes empleadores misioneros y tuvo un desempeño altamente destacable en los últimos años: crece 24,5% contra diciembre 2019 (+4.776 empleos) y 37,2% si se compara con diciembre 2011 (+6.582 empleos) e incluso en 2023 alcanzó su récord histórico de puestos de trabajo en la provincia. Sin embargo, podría ser unos de los sectores más expuestos a disminuir su registro de empleos, principalmente por la caída de la actividad, escalada inflacionario y depresión salarial que impacta en las ventas. Aun con ese riesgo, es relevante tener en cuenta como llegó parado el comercio misionero a este nuevo contexto: alto empleo y alto crecimiento, situación que sirve como escudo para combatir la crisis aun asumiendo una probable caída en los empleos actuales. 

Te puede Interesar  Bolivia, ejemplo de la fragilidad de las democracias latinoamericanas

Similar caso ocurre con la industria: crece 14,5% contra diciembre 2019 y 9,2% respecto a diciembre 2011. Sin embargo, ese sector ya estaba sufriendo ciertos vaivenes antes del cambio de gobierno, que luego se ven agravados, vinculados a cuestiones como importancias, tipo de cambio, brecha y productividad. En la Argentina tenemos una amplia historia de caída industrial producto de políticas económicas tendientes a la liberalización de actividades. El desarrollo y fomento de determinas actividades industriales será una clave para sostenerse en tiempo de crisis. Por ejemplo, el empleo en la Elaboración de productos farmacéuticos tuvo una suba del 255% respecto a diciembre 2019; los vinculados a Imprentas y editoriales crecieron 142,1% en ese período; en Reparación e instalación de maquinaria y equipo creció 185% y en Fabricación de muebles lo hizo en 93,2%, valores notablemente por encima del promedio provincial. 

Pero otras industrias más tradicionales han tenido también un buen desempeño en los últimos años: la Elaboración de productos alimenticios crece 14,4%, Elaboración de productos textiles 41,5%; Elaboración de productos de papel 11,1%; Elaboración de productos de madera 9,9%; Fabricación de productos de caucho y plástico 42,2%; Fabricación de productos elaborados del metal 55,6%; y Fabricación de productos de informática, de electrónica y de óptica 37,5%, por citar algunos ejemplos. 

Esto muestra que el crecimiento del empleo en la industria misionera ha tenido una fuerte distribución entre sectores tan distintos como complejos: desde lo alimenticia a la metalmecánica, por ejemplo. 

Pero además del comercio y la industria hay otras actividades que han mostrado un muy importante desempeño en los últimos años que debe ser primero cuidado, y luego fomentado y promocionado. Siempre comparando contra diciembre 2019, el empleo en Servicios audiovisuales creció 215%; en Servicios de programación, consultoría informática y actividades conexas (lo que se conoce comúnmente como los puestos de trabajo de la Economía del Conocimiento) +106,8%; en Investigación y desarrollo científico +100%; Actividades de procesamiento de información +65,6%; Actividades especializadas de construcción +43,3%, entre otros. 

La crisis pega a todos, sin distinción. Pero el golpe será más o menos doloroso en función de cómo estamos parados cuando recibimos la trompada. Misiones no está exenta de sufrir fuertemente los caprichos y perversidades que hasta ahora mostró Milei, pero tiene herramientas para intentar que duela menos. El muy relevante fortalecimiento de la estructura laboral con amplio protagonismo del sector privado es uno de ellos, que se suman al equilibrio fiscal y desendeudamiento que sostiene la administración provincial.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin