El intercambio comercial con Brasil arrojó un déficit de u$s 700 millones en marzo

El mes de marzo, en línea con lo que se viene observando desde principio de año, muestra resultados positivos en términos de comercio bilateral con un incremento de 18,3% i.a. arrojando un resultado de USD 2.373 millones.

 

Este valor mensual es el más alto desde Septiembre de 2014 (USD 2.518 millones). En términos acumulados los primeros 3 meses del año se comerciaron casi USD 6.000 millones con Brasil por lo que la comparación contra igual período del 2016 arroja un crecimiento del 19,7%.

 

Sin embargo, tras cuatro meses de crecimiento de las exportaciones argentinas a Brasil, marzo evidenció un descenso de las mismas del -1,2% con respecto al mismo mes del 2016. Las ventas al país vecino contabilizaron USD 835 millones (vs USD 845 millones en marzo de 2016) y cortan la racha creciente que venía desde noviembre del año pasado.

 

La explicación detrás de esta caída se encuentra en las compras de productos del sector automotriz desde el país vecino, particularmente automóviles de pasajeros y vehículos de carga. Entre las principales caídas en las exportaciones a Brasil también se ubicaron las ventas de malta, celulosa, cebada en grano, cebollas frescas, aleaciones de aluminio y trigo en grano entre otros.

Las importaciones desde Brasil crecieron un 32,5% con respecto a marzo del 2016 arribando a un valor de USD 1.538 millones. Este aumento confirma la tendencia de crecimiento de las compras a Brasil que se viene observando en los últimos meses. Los principales rubros de importación fueron vehículos de carga y de pasajeros y sus autopartes. También crecieron las compras de laminados planos y maquinaria para uso agrícola y construcción. El crecimiento de las adquisiciones a Brasil acumula en lo que va del año un 25,6% i.a. y confirma lo que anticipábamos en informes anteriores acerca de la dinámica de intercambio de vehículos entre Argentina y Brasil. En un contexto en el cual las ventas de 0km crecen en nuestro país y siguen frenadas en Brasil (caída de casi 4% de las ventas de automóviles en Brasil en marzo) es de esperar que el déficit comercial no se reduzca y hasta se amplíe. 

 

En base a estos resultados, el saldo comercial se mantuvo en terreno negativo durante el tercer mes del año, con un déficit de USD -703 millones, profundizando la tendencia negativa que se registró durante enero y febrero (USD -356 millones y USD -634 millones respectivamente). Con respecto al mismo mes de 2016, el déficit aumentó 122,5%, y alcanzó el mayor nivel desde septiembre 2013.

 

Más aún, el déficit acumula USD -1.693 millones en lo que va del año, casi el 40% del déficit acumulado durante todo el año 2016. 

Por su parte, la consultora Ecolatina indicó que de acuerdo a los datos del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil, en marzo la balanza comercial bilateral con el nuestro principal socio arrojó un déficit mayor a US$ 700 millones. De esta forma, el rojo más que se duplicó en comparación al registrado durante el mismo mes de 2016, cuando había superado los US$ 310 millones (+122% i.a.).

El deterioro del saldo obedeció principalmente al salto de nuestras importaciones desde Brasil: estas treparon 33% i.a., encadenando así la quinta suba interanual en fila. En monto rozaron los US$ 1.540 millones (lo que implica el valor importado más alto para un mes desde septiembre de 2013 y el mayor para un marzo desde 2011). Por su parte, nuestras exportaciones al gigante latinoamericano retrocedieron 1,1% durante el tercer mes del año, totalizando sólo US$ 835 millones (el peor marzo desde 2006),  cortando una racha de cuatro subas interanuales consecutivas. La apreciación real del Peso (el dólar acumula una caída nominal del 3% frente a una inflación cercana al 6%acumulada en el primer trimestre), nos hace menos competitivos frente a los demás proveedores de Brasil.

Además del aumento del déficit, cayó fuerte la participación de nuestras ventas externas al país vecino: puesto que el resto de lasimportaciones realizadas por Brasil treparon 13% i.a. en marzo 2017, la incidencia argentina retrocedió 0,9 p.p. ubicándose en sólo 6,5% de las compras externas de nuestro principal socio comercial (lo que marca la peor participación para un marzo desde el 2000).

Pese al flojo desempeño del mes, en lo que va de 2017 las exportaciones a Brasil saltaron 10,5% i.a. (superando los US$ 2.150 millones). Más allá de este avance, el resto de las compras externas brasileñas treparon 12% i.a., lo que implicó una mínima caída de 0,1 p.p. en la participación argentina en dicho mercado.

Por otro lado, las importaciones argentinas provenientes de Brasil crecieron 26% i.a. en el los primeros tres meses del año (US$ 3.850 millones), por lo que el déficit con nuestro principal socio comercial rozó los US$ 1.700 millones, trepando 52% i.a. (el rojo se agravó en US$580 millones respecto del primer trimestre de 2016).

Por último, el flujo de comercio bilateral superó los US$ 2.370 millones en marzo de 2017, lo que representa un salto de 18% i.a. en relación a igual mes del año pasado y marca un avance de 0,6% al contrastar con el tercer mes de 2015. Este resultado se torna aún más promisorio en el acumulado del año: la suma de exportaciones e importaciones trepó 20% en relación al primer trimestre de  2016 (+4% al comparar con los primeros tres meses de 2015). La intensificación de las relaciones comerciales bilaterales es un aspecto a profundizar, ya que ambas economías se potenciarían al ensanchar sus mercados y obtener ganancias de escala, que redundarían en mejoras de la competitividad (caída de los costos) más allá de las cuestiones cambiarias, en un momento en que los capitales financieros continúan fortaleciendo tanto al Peso argentino como al Real brasileño.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password