El metaverso y la realidad aumentada, las nuevas oportunidades que surgen en base a estas innovaciones

Con la llegada del metaverso, aparecen muchas preguntas sobre las tecnologías, sobre todo de cómo entrar a ellos y su diferencia.

Compartí esta noticia !

Con la llegada del metaverso, aparecen muchas preguntas sobre las tecnologías, sobre todo de cómo entrar a ellos y su diferencia.

Es inminente la llegada del metaverso, que hace ver un cambio de época que propone mundos inmersivos, así como en la ciencia ficción que va a estar disponible para las industrias. Llegar a este punto, no es tan sencillo, materializar la visión de Mark Zuckerberg, requiere del arribo masivo de dispositivos y tecnología.

“Estoy entusiasmado de lo que hemos construido y entusiasmado por lo que vendrá cuando vayamos más allá de lo que hoy es posible, de las limitaciones de las pantallas y de la distancia física, y hacia un futuro en el que todos puedan estar presentes entre sí, crear oportunidades y vivir experiencias. Es un futuro más allá de cualquier compañía”, dijo Zuckerberg hace unos meses.

Matthew Ball, autor de Metaverse Primer “el metaverso es una red expansiva de mundos 3D renderizados en tiempo real y simulaciones que soportan la continuidad de la identidad, los objetos, la historia, los pagos y derechos, que pueden ser experimentados de forma sincronizada por un número ilimitado de usuarios, cada uno con un sentido individual de la presencia”.

En otras palabras, es una experiencia 3D compartida, o una versión virtual que se materializa de internet, donde estaremos dentro de ella en lugar de tener acceso. Casi parecido a un capítulo de Black Mirror, pero sin la visión negativa de la tecnología al poder.

¿Cómo acceder al metaverso?

Antes de que el concepto de metaverso se hiciera popular, la industria desarrolló equipos de realidad virtual y aumentada. Gracias a la llegada del metaverso al mainstream, estos equipos empezaron a formar parte de los hogares y las oficinas. Los nuevos dispositivos, que antes eran considerados inaccesibles, hoy están disponibles para los consumidores del mundo para achicar la barrera de lo virtual y lo real.

Estos dispositivos se hicieron muy comunes en un nicho clave para el desarrollo y la innovación: el gaming. Los videojuegos fueron el terreno para hacer pruebas, con usuarios que estaban dispuestos a dar los primeros pasos en este mundo.

Te puede Interesar  Rosatom y Eletronuclear firmaron un memorando de entendimiento

Con estas experiencias previas, el desafío que hoy se propone es más ambicioso, el metaverso propone la inmersión completa para trabajar, conectarse con otros, además de jugar, a través de la realidad aumentada y virtual.

¿Cuál es la diferencia entre realidad aumentada y realidad virtual?

La realidad aumentada (AR por sus siglas en inglés) ofrece información y experiencia digital sobre elementos reales. Con la AR se ve todo lo que hay alrededor, pero con la diferencia que se puede actuar con el entorno real. Para crear este tipo de realidad real y digital se pueden usar lentes, cascos, e incluso las cámaras de un smartphone.

Ejemplos de esto son:

-Pokemon Go, donde tenía que salir a cazar criaturas por las calles.

-Ikea Place, una app con la que se puede hacer una decoración de una casa, o ciertos tipos de reformas.

-Los filtros de redes sociales, con los que se puede cambiar el color de pelo, los ojos, hasta “hacerse un tatuaje”.

Más allá de lo que ofrecen los smartphones, las empresas como Google, Meta, Microsoft y Apple, trabajan en dispositivos específicos como gafas que permitirían, entre otras cosas, recrear modelos 3D sobre una mesa para trabajar sobre planos o prototipos.

Esto que parece futurista, ya está siendo probado en laboratorios y varios de estos dispositivos como los HoloLens de Microsoft, o los Google Glass, equipos que ofrecían información en tiempo real y frente a los ojos.

La realidad virtual (VR) ofrece entornos inmersivos que sumergen a los usuarios en mundos virtuales. A diferencia de la AR, para entrar hay que contar con equipos más complejos y más costosos, aunque la experiencia es más completa.

Si bien mediante pantallas frente a los ojos (lentes o cascos), el usuario entra al mundo virtual, puede interactuar gracias a otros dispositivos (algunos en forma de joysticks). Estos en conjunto son capaces de reconocer el movimiento de la cabeza y las extremidades.

De manera que cuando el usuario se desplaza y hace movimientos, también lo hace dentro del mundo del VR. En Estados Unidos, se utiliza esta tecnología para entrenar a los soldados y a los pilotos, con simuladores e inmersiones.

Te puede Interesar  Milei vuelve de Davos: saludo de Musk y festejo por reproducciones

Los videojuegos, fueron la industria pionera en estas tecnologías. Lentes como los PS VR de PlayStation, o el HTC Vive permitieron a los jugadores sumergirse en mundos de ocio y entretenimiento. Pero eran dispositivos costosos con la necesidad de un hardware para funcionar.

Con la expansión del metaverso, equipos como el Quest 2 de Meta proponen ser más livianos, no tan costosos y autónomos, es decir, que funcionan de manera individual y no requieren de ningún complemento.

Metaverso y negocios

La propuesta que abre este mundo es una nueva era no solo para los entretenimientos, sino de conexión para personas y en consecuencia de negocios.

Para 2024 estiman que los negocios en el metaverso superarán los u$s 800000 millones. Más allá de las experiencias privadas o empresariales, este terreno abre un mundo de posibilidades.

Una persona podrá a través de un casco de VR caminar en su casa, pero verá como sus movimientos se imitan en la oficina, un café, un bar o supermercado, o cualquier escenario creado. De esta manera, podrá interactuar con otros usuarios, podrá hablar, darles la mano, etc. Si usa el escenario del supermercado, podrá comprar al tomar un producto de la góndola y ponerlo en su carrito, etc.

El gerente de Marketing de Asus Argentina, señaló ante una entrevista que se trata de una “realidad virtual inmersiva, que ofrece una experiencia con características propias del mundo físico, trae consigo oportunidades de negocios y formas en que las marcas podemos relacionarlos con nuestro público”.

Muchas industrias, que quizás no están enfocadas directamente con lo tecnológico como Meta, Microsoft, Apple o Google, están empezando a trabajar experiencias en este nuevo concepto. Como, por ejemplo, Walmart, Nike y Adidas, además de Balenciaga, Off-White y Dolce&Gabbana.

Una de las maneras de uso de esta innovación que encontraron las compañías es la de lanzar un producto, solo de manera virtual y testear su repercusión, para luego fabricar el artículo.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin