Energía: comparaciones entre distintas tecnologías de generación

Escribe MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ, Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

Compartí esta noticia !

Se transcriben datos comparativos entre distintos tipos de centrales eléctricas. Se obtuvieron de publicaciones técnicas de la Comisión Nacional de Energía Atómica, las cuales se elaboran con el rigor científico que caracteriza a ese afamado ente tecnológico argentino. 

Superficies afectadas por MWh – A mayor superficie, menor eficiencia. 

Nuclear         4 Km2 

Fósil             4 Km2 

Solar             50 Km2 

Eólica         150 Km2 

Hidroeléctrica- No menciona. Depende del contexto físico en el cual se emplaza cada usina hidro, pero la mayor parte de la superficie inundada, queda disponible para diversas actividades humanas (recreación, pesca, etc.), lo que no sucede con otros tipos de usinas. Además, las presas y sus entornos pasan a ser atractivos turísticos, y pueden tener otros efectos muy positivos, como evitar recurrentes y muy dañinas inundaciones, por ejemplo, lo que sucede con El Chocón (que proteje el Alto Valle del Río Negro), y con Yacyretá, con el mismo positivo efecto. 

Disponibilidad – Porcentaje de horas en que está disponible por año.
Nuclear                     85 % 

Ciclo Combinado     85 %     

Turbogas                  85 % 

Turbo Vapor             85 %     

Solar                         20 %    

Eólica                       30 % 

Hidroeléctrica – No mencionada en ese informe. Depende del régimen de caudales y de la capacidad del embalse. Fluctúa entre 30 % – 33 % para presas de montaña, a 70 % – 75 % para ríos de grandes caudales con relativas variaciones no muy acentuadas, como el Paraná. 

Esos índices mejoran, cuando las presas tienen gran capacidad de almacenamiento en función del caudal medio del río, como sucede con algunas grandes presas de la zona del Comahue. 

Te puede Interesar  La producción de té 2017/18 cayó un 35%

Se advierten muy bajos rendimientos de las “renovables” eólicas y solares. 

Otro dato significativo, poco conocido, es que si se utilizan acumuladores para disponer de energía solar a la noche, eso incrementa los ya de por si altos costos de ese tipo de energía, con un sobrecosto de más del 40 %, y las baterías son elementos acentuadamente contaminantes, desmintiendo el mito de “energía limpia”. 

Costos por MWh – Valores en dólares USA 

Detalle de abreviaturas. 

Las dos primeras, son nucleares; CC GN=Ciclo Combinado Gas Natural; GT GO=Turbogas Gas Oil; GT GN=Turbogas Gas Natural; TV=Turbo Vapor; Respecto a las hidroeléctricas, una vez amortizado el costo de obra, en un plazo estimado de diez años, los costos de mantenimiento pasan a ser muy reducidos, por el resto de las muy prolongadas vidas útiles de este tipo de centrales generadoras. En el cuadro precedente se calculó una amortización del costo de obra en muy largo plazo, lo que incrementa el concepto. 

Los muy bajos rendimientos de horas / año de funcionamiento efectivo, y las comparativamente breves vidas útiles, son factores preponderantes que inciden en los altos costos de capital por MWh, de las generadoras eólicas y solares. 

Eólicas y solares no están exentas de costos ambientales, contradiciendo la muy promocionada pero falsa característica de “energías limpias”

Características de las centrales eléctricas. 

Centrales de Base. 

Libres de intermitencias. Sus despachos (producción y aportes al sistema interconectado), son planificables y en buena medida previsibles. 

Son de tres tipos básicos de tecnologías. 

Termoeléctricas (queman hidrocarburos o biomasa). 

Hidroeléctricas. 

Nucleares. 

Centrales Complementarias. 

Adolecen de intermitencias (se “prenden y apagan” o varían imprevistamente el voltaje). Los vientos y el sol no se controlan, y fluctúan sin que el ser humano lo pueda evitar. 

Te puede Interesar  Aplanar y suavizar: sobre salud y economía en tiempos de pandemia

Eólicas. 

Solares. 

Todas estas características, propias de cada tecnología de generación de energía eléctrica, son cuidadosamente ocultadas, o al menos no mencionadas, por las ONGs afines al fundamentalismo ecológico, por los promotores a ultranza de eólicas y solares, y por los entes transnacionales del Bloque Atlantista, que presionan para imponerlas. Argentina, como todo el antes llamado Tercer Mundo, o países en desarrollo (subterfugio conceptual que en rigor significa subdesarrollado), está bajo fuertes presiones institucionales (como el Acuerdo de París y otros), geopolíticos, y mediático – culturales. Esto bajo la idea fuerza de la descarbonización, lo cual oculta efectos muy negativos de esas presiones, como llevarnos a la pobreza energética, y con ello a impedirnos el desarrollo, para que seamos dóciles proveedores de materias primas estratégicas, resignados al subdesarrollo crónico. 

Por eso imponen trabas a nuestros proyectos de grandes hidroeléctricas y nucleares, que nos suministrarán energía limpia, económica y de calidad. 

Con múltiples y en muchos casos rebuscadas imposiciones ambientales, los terroristas ecológicos pretenden impedir el necesario desarrollo socio económico, ocultando que la peor contaminación es la causada por la miseria crónica. 

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin