PLACER Y NEGOCIOS, TURISMO, Ultimas Noticias

Entrevista al dueño del Loi Suites, uno de los cuatro hoteles “top” de Iguazú: “El turismo pasa por ofrecer experiencias”

Entrevista al dueño del Loi Suites, uno de los cuatro hoteles “top” de Iguazú: “El turismo pasa por ofrecer experiencias”
Compartí este articulo en:

Pedro Loitegui tiene una sonrisa plena. Disfruta de un aperitivo en medio de un bullicioso cóctel de empresarios reunidos en el Meliá, un hotel de la competencia, que destaca como necesario para mejorar el destino Cataratas en beneficio de todos. 

En 2006 el grupo Loitegui, que hasta entonces se había dedicado a la construcción, consiguió el permiso para construir el Loi Suites, un cinco estrellas en medio de las 600 hectáreas de Puerto Iguazú. Inaugurado en 2009, tras una inversión de unos 20 millones de dólares, el hotel es el “producto estrella” de la cadena hotelera.

El Loi Suites es uno de los cuatro hoteles súper top de Iguazú. Los otros tres son el Meliá, el Hotel Casino y el Awasi.

 Pedro -uno de los hermanos dueños de la empresa familiar- celebra la competencia y la llegada de nuevos jugadores en el segmento VIP, pero advierte que es necesario aumentar la conectividad aérea, que sumó un hito en agosto con la llegada del primer vuelo entre Madrid-Cataratas. 

“El vuelo internacional era necesario, la conectividad es lo único que hace andar al turismo. Argentina lo tiene que buscar, no solo por las Cataratas del Iguazú, que es una maravilla del mundo, sino por muchos otros destinos que son espectaculares. Uno viaja por el mundo y esto es lo único que va a hacer mover la actividad”, explica. 

Loitegui espera que se cumpla el deseo del presidente Mauricio Macri de conectar Iguazú con Londres. “Sería espectacular. También están trabajando en un vuelo directo con Santiago de Chile”, relata.

“La manera de crecer es conectado, no hay otra manera. Vas a otros lugares del mundo que realmente tienen turismo, y la cantidad de vuelos es impresionante y en Argentina no tenemos vuelos. Argentina es un país pobre en vuelos aerocomerciales, hoy. Ha sido mucho peor, pero en relación a otras ciudades del mundo, es bajo el número de vuelos”, argumenta.

¿Cómo toma la irrupción de otros jugadores VIP en la hotelería de Cataratas?

Son nichos diferentes. El hotel Awasi es diferente, el Meliá, donde estamos, tiene una ubicación excelente, diferente, única en el mundo. Pero Iguazú va a tener que potenciarse, hay que tratar que el nivel de la hotelería que existe en Iguazú, sea mejor. Eso hace al destino, un buen nivel de hoteles. Awasi, que cobra tarifas altas, en relación con el mundo, hace que se viva a Iguazú como una experiencia. El turismo va a pasar por experiencias. Por internet ubicás el lugar y el hotel, pero lo que quiere la gente es experiencia. Eventos, gastronomía autóctona, expediciones, selva, eso es lo que busca el turismo. El negocio del turismo está basado en la experiencia. que vengan esos jugadores hace que cada uno empiece a buscar mejorar.

¿Y cómo trabaja el Loi?

Nosotros trabajamos mucho con extranjeros, una gran proporción, casi del 70 por ciento. No se trata únicamente de tener un buen hotel, sino ofrecer otras cosas. El turismo se va a hacer por experiencia.


¿Tiene prevista alguna otra inversión en Misiones?

Lo estamos pensando, pero por ahora no decimos nada. 

No dice nada, pero en el centro de la ciudad de Puerto Iguazú se encuentra un enorme edificio de doce pisos -se llama Victoria Aguirre, en homenaje a la pionera- con 35 departamentos. 

El grupo Loi se diferencia de de otras cadenas hoteleras en que compra los terrenos, proyecta los hoteles, los construye y los “padece”. “El que hagamos todo nos hace pensar desde la base el proyecto; tenemos un modelo que nos lleva a elegir los materiales que utilizamos, saber del modo en que lo construimos. Todo son presiones y padecimientos para alcanzar ese modelo de alta calidad”, asegura.

El inicio del grupo hotelero perteneciente a la familia Loitegui –proveniente de la industria de la construcción, inmobiliaria y financiera- había sido un modesto y pequeño apart hotel en el centro viejo de San Pablo (Brasil), luego se extendió en puntos estratégicos de Buenos Aires, con ese mismo modelo.
El primer cinco estrellas ha sido el Loi Recoleta, abierto en el año 2000 y soportando la crisis económica política de Argentina por aquellos años.Actualmente la cadena está integrada por seis establecimientos; cuatro en Capital Federal, en los barrios de Recoleta y Belgrano; uno en Chapelco (Neuquén) y el otro en Iguazú.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*