Eólicas y solares no aportan potencia firme: solo son energías intermitentes, complementarias

Escribe MGTR. EN GESTIÓN DE LA ENERGÍA CARLOS ANDRÉS ORTIZ Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

Compartí esta noticia !

Así como los no especialistas en Energía, no suelen tener en claro las diferencias entre Potencia Instalada y la Generación, ni menos aun ciertas sutilezas técnicas, como Potencia Firme o Potencia Nominal; similar desconocimiento existe respecto al verdadero rol que técnicamente pueden cumplir las energías “renovables sesgadas” eólicas y solares, a las que les suelen suponer capacidades técnicas que no poseen. 

Llamo “renovables sesgadas” a eólicas y solares, pues amañadamente en las leyes que en Argentina las definen, se excluyó a las hidroeléctricas de mediana y gran potencia, pese a que técnicamente son también, sin duda, renovables, todas las generadoras hidroeléctricas. 

Se puede entender -y respetar- que un intendente u otros funcionarios no manejen con precisión esos conceptos, pero se supone que el Ministro de Energía de Misiones y sus colaboradores, deberían asesorar con precisión, acerca de esas sutilezas técnicas, para evitar comentarios erróneos y que se generen falsas expectativas. 

Esas “imprecisiones técnicas”, por errores u omisiones asignan a la energía solar cualidades de las que adolece no poseer, como por caso no aportan Potencia Firme, pues su generación es aleatoria y solo de día; además de otras muy desafortunadas afirmaciones (como dar por sentado que con el hidrógeno – en su faz experimental-, se supliría la carencia del gasoducto, lo cual es una aberración técnica y un disparate económico), están marcando el discutible accionar del citado ministerio. 

Menos mal que el Gobernador corrigió la errónea opinión, y públicamente reclamó por la construcción del gasoducto a Misiones. Ya al comienzo de su gestión, al instalarse el primer conjunto de “espejitos de colores” solares, el por entonces nuevo ministro demostró desconocer la historia del Sector Eléctrico de Misiones, pues afirmó que esa instalación solar marcaría el comienzo de la utilización de energías renovables en Misiones; afirmación osada que evidencia dos posibles causas de semejante grueso error. O está “en línea” con el discurso falaz de los promotores a ultranza de eólicas y solares, que excluyen de las “renovables” a las generadoras hidroeléctricas; u opinó omitiendo la larga historia de utilización de la energía hidroeléctrica en Misiones. 

La historia de la utilización en Misiones de la energía hidroeléctrica, incluye jalones notables, como la pequeña usina de una conocida familia yerbatera del entorno de Apóstoles, hace cerca de un siglo atrás; otra hidroeléctrica situada al borde del ejido urbano de Wanda, construida y utilizada desde la pasada década del ’60; después el inconcluso Complejo Hidroeléctrico Saltito, instalado entre las décadas del ’70 y ’80, en Dos De Mayo, del cual su alma mater fue mi amigo el incansable pionero don Alejandro Orloff; de efímeras vidas útiles, por su muy escasas potencias y mínimas producciones de energía, las microcentrales hidroeléctricas en los años ’80 y ‘90, en las que intervino la propia Facultad en la que se graduó el citado ministro; y por supuesto, el muy relevante rol de la Hidroeléctrica Urugua-Í, la cual nos libró del costoso monopolio de la generación termoeléctrica y sus devoradoras de combustible líquido, la misma que nos permitió no sufrir el corte masivo de electricidad en 2019, el cual fue motivado por la pésima gestión del gobierno neoliberal nacional, que no invirtió en el imprescindible mantenimiento de los Sistemas de Transmisión; también de mucho antes cabe citar la utilización en Misiones, de la energía provista por Acaray (de Paraguay), y varios años después, por Yacyretá, gracias a la demorada interconexión con el Sistema Interconectado Nacional. 

Te puede Interesar  La moneda única no está fácil

La breve síntesis precedente, demuestra que es de muy larga data la utilización de energía hidroeléctrica en Misiones, y que pese al dogmatismo anti hidroeléctrico de los intereses vinculados con eólicas y solares, la hidroeléctrica es energía renovable. ¿Cómo pudo omitir todo eso el joven Ministro de Energía? 

Entre las muchas confusiones y desaciertos conceptuales y técnicos, que marcaron las expresiones públicas del Ministro de Energía de Misiones, cabe agregar las expresiones del intendente de Bernardo de Irigoyen, quien afirmó que el parque solar de cinco hectáreas, a instalarse en 2023, aportará 2,5 MW de Potencia, lo cual representaría el 70 % de la demanda actual de ese municipio y su entorno, según expresiones del citado intendente reproducidas en medios provinciales. 

En el reportaje, parece mezclar Potencia con Energía, pero además evidencia partir del supuesto que el pequeño parque solar, le dará Potencia Firme, lo que es falso, pues las solares tienen insalvables intermitencias, estando la Potencia Total obtenible, reducida a unas pocas horas por día, en el cenit…siempre y cuando no llueva o esté nublado, lo cual ocurre muy a menudo en Misiones, y sobre todo en el norte provincial. 

Tampoco tiene en cuenta el entusiasta intendente de B. de Irigoyen, que en el horario pico de consumo, que en general en esta provincia se da al anochecer y en las primeras horas de la noche, en ese lapso horario los paneles solares están inactivos. Y si se intentara paliar esas serias limitaciones, instalando baterías para acumular energía, debe tenerse presente que es una solución parcial y muy onerosa, además de ser marcadamente anti ecológica. En cualquier caso, la potencia nominal, o teórica, solo se podrá utilizar un breve lapso de cada día. Y eso no es ninguna solución. Además de eso, trascendió que está planificada una central termoeléctrica (consumidora de combustible derivado del petróleo), en el entorno de San Pedro – Bernardo de Irigoyen, lo cual será imprescindible para cubrir los baches de generación que caracterizan a la generación solar. Y eso implica un notable retroceso cualitativo, en la matriz eléctrica provincial. Es volver a depender de los combustibles fósiles, que deben transportarse por 1.000 Km, desde San Lorenzo, Santa Fe. Gracias a Urugua-Í, se terminó con el costoso monopolio de la muy costosa y contaminante generación termoeléctrica, que empobrecía a la provincia mientras enriquecía a las petroleras, los proveedores de repuestos para los equipos termoeléctricos, y los transportistas de combustible. 

Te puede Interesar  Forestales Hut incluye en sus servicios la instalación de invernáculos

Pero como era y es previsible que la demanda provincial de electricidad crezca, en los 31 años transcurridos desde que comenzó a generar Urugua-Í, debieron encararse nuevas centrales hidroeléctricas, para cubrir adecuadamente la demanda, con energía limpia y económica, como lo es ese tipo de generación. 

Existen ocho proyectos hidroeléctricos en cursos de agua interiores, que deberían estar en los archivos provinciales, y como material de estudio en la Facultad de Ingeniería de la UNaM, además de los grandes proyectos binacionales de Corpus, Garabí y Panambí, cuyas demoras en construirse significan enormes volúmenes de lucro cesante, que la provincia sigue desperdiciando, hora tras hora; eso a consecuencia del terrorismo ecolátrico que instigó miedos en la población, en base a discursos tremendistas carentes de toda fundamentación seria y técnicamente bien basada. 

Los costos ambientales y económicos, de la central termoeléctrica a instalarse, en realidad deben computarse como atribuibles directamente a los poco eficientes paneles solares. 

Un detalle no menor, es que no se informó cual es el costo real, por kWh, de los parques solares que se están instalando en diversos puntos de la provincia, ocupando valiosos terrenos que al efecto deben ser desmontadas sus vegetaciones. ¿Es eso “cuidado del medio ambiente”…? ¡Y pese a todo ello, sus promotores siguen sosteniendo que la solar es energía limpia, y que dará solución a la creciente demanda eléctrica de esta pequeña pero dinámica provincia! 

Otro tema vinculado, es la expresión de una alta funcionaria del Ministerio del Cambio Climático, quien al referirse al COP 27, expresó que, entre otras alternativas, se contempla apoyar construcciones de centrales hidroeléctricas de hasta 5 MW. ¿En base a que criterio y que sustento técnico sólido, se estableció ese límite para los aprovechamientos hidroeléctricos? ¿Acaso se puede creen que, con pequeñas usinitas, se podrá satisfacer la creciente e importante demanda eléctrica de Misiones? 

Es necesario que, en el estratégico tema de la Energía, se opine y se accione, en base a sólidos conocimientos técnicos, en vez de prejuicios teñidos de un ecologismo a ultranza, el cual se utiliza para mantenernos atados al subdesarrollo crónico. 

Si no se corrige el sesgo marcadamente ecolátrico o al menos marcadamente dogmático que parece caracterizar a la cuestionable gestión del tema energético, nada acorde con otras acciones positivas que impulsan a esta provincia, la dinámica y pujante economía de Misiones (hoy de un destacado Producto Bruto Geográfico en el contexto del NEA), pasaremos a ser un gigante económico con pies de barro. 

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin