Queiroz reveló que trabajan con el Gobierno para instalar dos pasteras en Corrientes y Entre Ríos

“Estamos analizando con el Gobierno la factibilidad de que se instalen dos pasteras en el país. Hay un desfasaje del 40% entre producción y demanda de madera. Hay que industrializar más”, dijo Román Queiroz presidente de la Federación de la Industria de la Madera y Afines (FAIMA).

“Estamos avanzando mucho en la factibilidad de poder instalar dos pasteras en la Argentina. Son inversiones muy fuertes, pero estamos conversando con el Gobierno”, explicó el empresario de Eldorado.

Queiroz señaló que la primera mitad del año fue bueno y el inicio del segundo semestre también tiene indicadores positivos pese a que el mercado ” se acomodó” un poco después de un pico inusual durante el año pasado en medio de la pandemia. El empresario destacó el respaldo del Estado con las promociones con tarjetas, especialmente para la compra de muebles de madera.

«Este año volveremos a los niveles de 2019, año en el que se había empezado a recuperar la actividad después del año malo que fue 2018», señaló Queiróz y destacó que «se esperan inversiones para el sector de aserraderos, que es la primera transformación de la madera, y paga un 4,5% de retenciones».

“El sector maderero viene teniendo inversiones muy fuertes porque hay un mercado externo bastante activo, y eso beneficia a provincias cómo Misiones y Corrientes”, reconoció.

En cuanto a la política industrial del gobierno, el titular de FAIMA destacó: «ahora hay créditos, apoyamos esta política industrial que tiene cosas para mejorar, pero hay buen diálogo».

Asimismo, destacó que «Estamos conversando desde Confiar, el Consejo Foresto Industrial Argentino, con el ministerio de Producción sobre la factibilidad de que se instalen dos pasteras en Argentina. Estamos viendo cómo atraer esas inversiones, ya que hay muchos interesados». Los lugares elegidos serían Corrientes y Entre Ríos. “Son inversiones muy fuertes, de varios millones de dólares y estamos viendo en qué nos pueden dar una mano, porque hay muchos interesados y estamos en el buen camino”, agregó. “Falta más demanda para que el valor de la madera suba”, defendió.

«Hubo un error del gobierno en su momento, cuando fue lo de Botnia. Esa pastera hubiese generado empleos en Argentina. Y lo cierto es que hay un desfasaje entre la oferta de madera y su demanda industrial, que es del 40%. Si hay más industrialización eso genera un incentivo para que los productores vuelvan a forestar», destacó.

En comunicación con Economis, Queiróz aclaró que dichas pasteras potencialmente podrían estar localizadas en Corrientes o Entre Ríos y que, principalmente al momento se está evaluando un análisis y la factibilidad. 

El diálogo con el gobierno nacional se está dando a través de Consejo Foresto Industrial Argentino (CONFIAR), institución que representa a la totalidad de la cadena foresto industrial, desde la actividad forestal hasta el agregado de valor en todas sus formas y está integrado por la Asociación Forestal Argentina (AFoA), la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP), la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) y la Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera (ASORA). 

La ecuación que plantea es directa: “Hoy existe un exceso de oferta de madera y poca demanda. Con la instalación de pasteras, se demanda mayor cantidad de madera y eso permite subir el valor de la madera”. “Anualmente podríamos consumir un 40% más de lo que se consume hoy” expresó. Al tener bajo el precio del rollo, tampoco representa incentivos para el forestador. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password