La escasez de dólares conspira contra la exportación de yerba mate

Medio Oriente es el principal destino de las exportaciones de yerba mate Argentina. En el actual contexto de crisis económica que vive el país, las empresas ven peligrar sus cuotas de mercado por la incidencia de la competencia de Brasil y Paraguay.

Si bien el proceso de industrialización impone costos de producción similares, la diferencia en los incentivos fiscales entre los países y la existencia de un mercado de dólares paralelos, hacen que las empresas argentinas deban exportar a valores muy por encima del de los competidores brasileros y paraguayos.

Durante 2021, las empresas argentinas exportaron a un precio promedio de U$s 2.000 por tonelada, mientras que las empresas brasileñas y paraguayas lo hicieron a un valor promedio de U$s 1.400.

¿Cómo pueden Brasil y Paraguay mantener el costo, a pesar de que tienen la misma yerba mate, el mismo proceso, e incluso pasaron por los mismos problemas, como la sequía?

Para las empresas argentinas esto incide en su proyección a futuro y el contexto de la actual crisis económica que atraviesa el país hace muy complejo el producir y cubrir los costos compitiendo con los precios internacionales.

Si bien el consumidor Medio Oriente sigue apostando a la calidad de las yerbas argentinas, desde el sector yerbatero consideran que las medidas de política económica están destruyendo la competitividad argentina en ese mercado y anticipan que de no hacer ajustes podría llegar a perderse este mercado como ya se perdió el uruguayo, que fue cooptado plenamente por los productores brasileños.

Comprar yerba a productores de Paraguay o Brasil, tampoco mejoraría la situación, porque la calidad es diferente a la yerba argentina. Esa yerba que ingresa de los países vecinos se utiliza para cubrir los faltantes de producción para el mercado interno y equilibrar el valor más que nada, donde hay un margen más amplio para competir.

Los registros de salida de molino muestran un crecimiento constante en la demanda de yerba mate en el mercado interno, pero bajas en el externo. Por ello desde las empresas exportadores plantean ¿cómo puede haber escasez de producción al mismo tiempo que se limita el cultivo de yerba mate? La Resolución 170 del Instituto Nacional de la Yerba Mate busca evitar la concentración de la producción yerbatera en el mediano plazo.

Desde el sector industrial plantean que “no nos oponemos al crecimiento del agricultor. Consideramos que las autoridades competentes del sector y el Estado deben apoyar al agricultor (si esta intención es real) de otra manera, que es aumentar la productividad subsidiando la compra de fertilizantes para aumentar la productividad de la tierra”.

Para el sector industrial la solución no es subir el precio del producto, sino subir su productividad, eso da más retorno al agricultor, y todos los sectores funcionan bien, y se equilibra más el mercado, y se vuelve más competitivo a nivel internacional. Por ello consideran positivo el perfil de la nueva gestión del INYM que se enfoca en mejorar las chacras de los pequeños productores que tienen yerbales de más de 30 años y registran una muy baja productividad por hectárea.

En el aspecto macroeconómico las empresas piden tener reglas de juego claras para el sector exportador, porque además la existencia del dólar paralelo (informal) y el oficial hace muy compleja su operatividad.

Recuerdan que los pagos al exterior ellos lo hacen con un dólar por encima de 200 pesos (dólar blue), mientras que los pagos que reciben los terminan efectivizando en el país con un dólar de 120 (dólar oficial). Esto hace que se pierda mucha rentabilidad a pesar de que el sector no está sujeto a las retenciones como otros sectores productivos exportadores.

Datos del 2021

El documento “Análisis de Exportaciones Argentinas” de Expo Data, que contempla el período que va de enero a diciembre de 2021, presenta un ranking de exportaciones por marca, ordenado de mayor a menor, donde el primer lugar lo ocupa La Cachuera, que durante el año pasado exportó 12.281,20 de toneladas de yerba mate.

La segunda empresa que más yerba mate vendió al exterior fue Productores de Yerba Mate Santo Pipó (Piporé), con el envío de 6.732,87 toneladas.

El tercer lugar fue para el Grupo Kabour, con 6.596,78 toneladas. Este grupo exporta sólo a Siria y afirman que el consumidor sirio también está en crisis. “Están saliendo de una guerra donde su economía fue muy golpeada, por lo que no es momento de seguir incrementándoles los costos de la yerba que eligen consumir”, dijeron a Economis.

En tanto, el Establecimiento Las Marías (Corrientes) comercializó en otros países un total de 3.012,66 toneladas y la Cooperativa Agrícola Limitada Oberá (CALO) vendió 1.276,50 toneladas.

Son muchas las empresas que comercializan el producto nacional en el mundo, siendo las más importantes por cantidad de toneladas vendidas, las antes mencionadas que representan más del 80% del volumen exportado.

Los principales destinos han sido Medio Oriente (65,1 por ciento del total exportado), con 23.149,02 toneladas, y Chile, con 7.336,28 toneladas (20,6 por ciento de los envíos), seguido de España, Estados Unidos, Francia, República Federal de Alemania, entre otros países.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password